Sociedad Miércoles, 13 de junio de 2018

En tres meses estará lista la ampliación del hospital Perrupato en San Martín

La obra tiene avance del 57% y presupuesto de 40M. El proyecto busca generar nuevos espacios para atender 16.000 consultas mensuales

Por Javier Hernández - Jhernandez@losandes.com.ar

El hospital Perrupato de San Martín, cabecera en todo el este mendocino, se encuentra a tres meses de inaugurar la segunda gran ampliación que le edificio ha mostrado desde 1991, cuando fue inaugurado. Lo curioso es que estas dos grandes obras se han desarrollado en los últimos tres años, un trabajo que en su conjunto le permitirá al hospital crecer un 20 por ciento en infraestructura.

Todo el proyecto apunta a fortalecer el costado más flaco que muestra el Perrupato, como es la falta de espacios que en la última década y con la suma de nuevos servicios, se volvió crítica, al punto que las encuestas de conformidad que periódicamente realiza el Perrupato indican que la prestación del hospital es muy buena, pero la percepción que se tiene es mala. Es decir, que la gente se va satisfecha pero seguramente tuvo que esperar de pie o ser atendida en consultorios diminutos y tabicados.

“Cuando abrió el Perrupato, allá por 1991, en este edificio había 220 camas de internación y en la actualidad, curiosamente solo hay 200”, señaló a este diario no hace mucho su director, Omar Dengra: “Hay menos camas y lo que ha ocurrido es simple, en todo este tiempo el hospital sumó servicios, personal y residencias pero muchos de esos espacios se ganaron a costa de las salas de internación”.

Así, el año pasado y luego de un trabajo que arrancó en 2015, el Perrupato logró sumar metros cubiertos a las áreas de Oncología, Neonatología y Rehabilitación y tras esa inauguración comenzó una nueva obra, que hoy está al 57% y que implica construir por fuera del Perrupato nuevas instalaciones para trasladar el buffet y la farmacia pero especialmente, una veintena de consultorios externos.

Y es que a la habitual falta de camas se suma el constante ir y venir de gente que circula por el interior del edificio principal, un flujo de público que se podría disminuir en hasta un 70%, cuando se logre sacar áreas claves como son los consultorios externos.

Hoy, alguien que quiere ir a tomar algo al bufet del Perrupato o que tiene una receta para la farmacia cruza todo el hospital por dentro: “Muchas veces hablamos de familias completas o de tres o cuatro personas por internado; lo mismo ocurre con los consultorios externos, a los que viene un paciente pero llega con los hijos, con la madre o con un amigo. La idea es que toda esa gente no tenga necesidad de circular por dentro del hospital y es por eso que esas áreas quedarán fuera del edificio principal de Perrupato”, explican desde la Dirección.

El ministro de Economía Infraestructura y Energía, Martín Kerchner, recorrió la obra, aseguró que estará lista en tres meses más y subrayó que “la inversión actual ronda los $42 millones y sumada a la obra que se inauguró el año pasado, estamos por arriba de los $130 millones. En total, hablamos de sumar algo más de un 20% de infraestructura, va a ser más cómodo para la gente y más tranquilo para el trabajo interno del hospital”.

De esta manera, sacar fuera del edificio principal del Perrupato a los consultorios, el bufet y la farmacia, permitirá redistribuir espacios y ganar lugar para servicios que hoy trabajan hacinados. El Perrupato atiende un promedio de 16.000 consultas mensuales y entre 12 y 13 mil por la Guardia: “Solo con la salida de las residencias de las salas de internación es probable que ganemos unas 30 camas y con el resto de las mudanzas y el reordenamiento al menos otras 50 más”, agregaron desde el hospital. Así y una vez que la obra esté terminada, posiblemente a mediados de setiembre, vendrá un tiempo de reordenamiento de espacios, equipos y personal, previo a que la ampliación quede finalmente inaugurada.

Inversión en otros hospitales

Durante la recorrida por la obra de ampliación del hospital Perrupato, el ministro de Economía Infraestructura y Energía, Martín Kerchner, se refirió a ese proyecto y a los objetivos del Gobierno provincial en materia sanitaria.

“Apuntamos a que a lo largo de este año la atención en los hospitales de la provincia se incremente en unos 30.000 metros cuadrados, haciendo hincapié en las cabeceras de las regiones, como ocurre en San Martín con el Perrupato”, dijo Kerchner y mencionó obras en el hospital Scaravelli, de Tunuyán; en el Tagarelli, de San Carlos y en el Illia, de La Paz, donde los trabajos del nuevo edificio superan el 35 por ciento, además de los trabajos en el Central y en la maternidad del Lagomaggiore.

“Es una inversión de casi mil millones de pesos en los distintos hospitales, una cifra en sanidad que no tiene comparación en toda la época democrática desde 1983”, cerró el funcionario.