Economía Miércoles, 16 de mayo de 2018

¿En qué casos los adjudicatarios del IPV podrían perder sus casas?

Cerca de 29.250 adjudicatarios deben cuotas de su vivienda y la morosidad asciende a 200 millones de pesos.

Por Redacción LA

Desde 2015 el actual gobierno provincial comenzó con el programa para que se regularicen las deudas de todos los morosos del IPV.  Para eso deben identificar al deudor, que se lo considera en ese estatus luego de 3 cuotas impagas. Ahí se lo notifica bajo puerta y si a los 10 días no responde se envía la base al Veraz de todos los deudores (máximo de 2.000 por mes).

Este organismo vuelve a notificar para que se presente al IPV y regularice la deuda con alternativas para refinanciar la mora. Si el adjudicatario pasados los 21 días no responde, se pasa a la siguiente medida, que es iniciar un expediente de ejecución de hipoteca o desadjudicación, dependiendo cómo esté la vivienda, si tiene o no escritura. 

Paso a paso: cómo procede el IPV

  • Deudor: Se los incluye en ese estatus luego de 3 cuotas impagas.Se notifica bajo puerta y 10 días después se deriva al Veraz.
  • Inicar el expediente: El Veraz vuelve a notificar a la persona para que se presente al IPV. Pasado un plazo de 21 días se inicia un expediente de ejecución de hipoteca o desadjudicación.
  • Desalojo: En el caso de las personas que no tienen escritura, el IPV puede iniciar el desalojo administrativo.

En números

  • 63% Son adjudicatarios que no han pagado y aduedan cuotas de hasta $ 100.
  • 26% Es el porcentaje de deudores que deben cuotas mensuales promedio de $ 100 a $ 1.000.  
  • 11% Son los deudores del IPV que corresponden a cuotas impagas de más de $ 1.000.