Guarda14 Jueves, 7 de marzo de 2019

En primer plano: la Bonarda argentina empieza a ser tendencia en el mundo

Junto a otras cepas, la publicación francesa Vitisphere la posiciona en el ranking de consumo para 2019.

Por Florencia Da Souza

A principios de año, la revista especializada Vitisphere, de Francia, publicó un artículo que cayó muy bien por estas latitudes. En sus páginas, aseguraba que la Bonarda Argentina tendrá su momento de gloria en ese país durante 2019 y la posicionaba en el ranking de consumo, junto a otras cepas.

“Son tiempos de muchos movimientos y cambios sociales y vivimos un momento de transición que sin duda va a impactar también en el consumo de vino”, se lee entre los párrafos de la nota y continúa: “La distribuidora británica Bibendum apunta al auge de las regiones vinícolas y las variedades de uva que han permanecido durante mucho tiempo en la sombra, en nombre de la diversidad. Savoy, Jura y Croacia, por nombrar sólo algunas, están a punto de vivir su hora de gloria junto con el Fiano italiano, el País chileno y la Bonarda argentina”.

En relación a esta noticia, los enólogos mendocinos que elaboran esta variedad entienden que una correcta difusión, un mayor conocimiento y los vinos de calidad son aspectos que han colaborado para que esta uva haya logrado tal posición.

 

"Es un excelente anuncio que viene a reforzar el camino que elegimos hace ya casi diez años. Nos enorgullece por el gran trabajo que hemos llevado a cabo en este tiempo”, explicó Bartolomé Robles, a cargo del Plan de Desarrollo y Promoción de la Bonarda Argentina y agregó: “Con nuestra agrupación, hemos conseguido grandes logros como mejorar la calidad de los vinos que se producen en San Martín y la zona Este; incentivar a más bodegas de toda Mendoza a producir sus propios Bonarda; ayudar a vender estos vinos en mercados como China y Estados Unidos; aumentar notoriamente la promoción de la Bonarda Argentina y su visibilidad”.

Por su parte, Héctor Durigutti (Bodega Durigutti y Lamadrid), un fiel defensor de esta uva, asegura que por muchos años esta uva no estuvo bien posicionada por las distintas Bonardas que se elaboraban en el país y la consecuente difusión que tenían en el mundo. “Hoy, hay un conocimiento mayor sobre la cepa, una mejor difusión y una mejor penetración en el mercado. Creo que si sabemos manejar su calidad como corresponde, su comunicación va a tener un éxito muy similar a la del Malbec”, expresó.

En esta misma línea, Carlos Crotta (Bodegas Crotta) comentó, recién llegado de Colombia, que tuvo muchas consultas acerca de la Bonarda Argentina porque evidentemente la repercusión es amplia. “Creo que hay muy buenas posibilidades en el mercado mundial con la Bonarda, al menos, es lo que se está percibiendo. Sin dudas, estamos preparados para salir a competir porque la Bonarda del Este de Mendoza es muy buena y estamos haciendo excelentes vinos”.

"Estados Unidos también está interesado en que le enviemos este tipo de vinos”, afirmó el enólogo Lucas Niven y aseguró que en la actualidad hay una tendencia a la diversidad, tanto en Argentina como a nivel mundial y este es tan bien uno de los motivos por lo que la Bonarda resurge.

“Tenemos la mayor producción de Bonarda en el mundo; esto no es poco, así es que hay que aprovechar este varietal y saber interpretar muy bien cada segmento para poder llegar muy bien posicionados al mundo”, finalizó Durigutti.

Acerca de Bonarda Argentina

Diez años atrás, la Municipalidad de General San Martín estableció como política de Estado el desarrollo y promoción de la Bonarda Argentina, poniendo en marcha un Plan de Desarrollo y Promoción de la Bonarda Argentina, liderado por Bartolomé Robles -presidente del Consejo Deliberante del municipio-.

Este plan lleva a cabo diferentes acciones que incluyen desde la asistencia técnica a productores y bodegas de la zona para que elaboren vinos Bonarda de alta gama, hasta actividades específicas para posicionar al varietal en el mercado como: la participación en ferias de vinos en Mendoza, Buenos Aires y otras provincias; presentación de la Bonarda en Nueva York para periodistas y sommeliers; presentación de la Bonarda a periodistas extranjeros y nacionales que visitan Mendoza; organización de rondas de negocios para que las bodegas puedan exportar su producción del varietal tanto en Mendoza (por ejemplo: a importadores y distribuidores de China) como en otros países (en Nueva York, Estados Unidos).

Una uva con origen francés

La Bonarda Argentina proviene de la cepa francesa Corbeau, pero la producción de vinos de Corbeau, en la Savona francesa, es casi nula ya que se encuentra prácticamente extinta. En California, su sinónimo el Charbono ronda los 40 acres plantados.

Argentina, en cambio, tiene alrededor de 18.000 hectáreas cultivadas con Bonarda, de las cuales Mendoza concentra el 84 por ciento de la superficie cultivada y de ese porcentaje, más de la mitad, se concentra en la zona Este, especialmente en San Martín.

Además, del total de la superficie implantada con uvas de alta calidad enológica de la Argentina, la Bonarda es la segunda variedad más cosechada después del Malbec.