Opinión Domingo, 13 de enero de 2019 | Edición impresa

¿En la misma bolsa? - Por José Luis Toso

Conjeturas por la nueva reunión de Cornejo con Macri y la fecha para las elecciones provinciales. Un juego de mutuas conveniencias.

Por José Luis Toso - jtoso@losandes. com.ar

No es novedoso que se siga hablando de desdoblamiento electoral y tampoco lo es que se especule con desinteligencias dentro del frente oficialista nacional que lleven a una supuesta tirantez entre los partidos que lo integran. Todas esas especulaciones reaparecieron en la semana a raíz del encuentro que Cornejo, el gobernador jujeño Morales y el jefe de Gobierno porteño, Rodríguez Larreta, mantuvieron con Macri en el Sur. 

En un escenario en el que se juega mucho al misterio y en el que nadie se quiere hacer cargo públicamente de todo lo que también se deja trascender, lo que se puede deducir es que en el encuentro de La Angostura el gobernador mendocino habría insistido en la necesidad de fijar fechas diferentes para las elecciones nacionales y provinciales sin que haya existido, en cambio, algún tipo de exigencia de unificación por parte del Presidente. 

Se trata de un asunto que genera cada vez más expectativa puertas adentro del radicalismo local y del espacio Cambia Mendoza en general. Entre los intendentes oficialistas hay algunos que esperan que antes de la finalización de enero se pueda concretar una nueva reunión con el Gobernador para seguir planteando la estrategia electoral, como ya se hizo en la primera convocatoria realizada en la residencia oficial a fines de diciembre. 

Se comentó en ese momento que ahí acordaron que las resoluciones las tomarían en conjunto los 13 jefes territoriales con el titular del Ejecutivo. El consenso se mantiene en cuanto a sostener una misma fecha para los comicios municipales y provinciales. Pero uno de los referentes departamentales del radicalismo ya habría decidido fijar fecha desdoblada para las municipales en su comuna si el Ejecutivo provincial dispusiera, finalmente, unificar con el calendario nacional fijado para las presidenciales. 

Al margen de lo que se pudiese determinar en las próximas semanas, y no mucho más, el protagonismo de Cornejo es siempre notorio. En una entrevista que reprodujo el diario El Cronista el mismo día del encuentro con Macri, el gobernador de Mendoza y líder del radicalismo destacó que con seguridad la Convención partidaria ratificará la presencia de la UCR en el frente Cambiemos. Pero destacó, sin embargo, que a dicha continuidad se le sumará un pedido para que “se respete un plan de gobierno que tenga como principal eje la protección de la clase media y en especial a los pequeños y medianos empresarios”. La misma actitud que adoptó el mendocino desde que asumió en la UCR nacional: un aliado con matices y un afán de protagonismo para su partido. 

Habló de un plan que “permita correcciones a lo que hemos transitado...”. pero rechazó por el momento la posibilidad de ser compañero de fórmula presidencial de Macri, aunque sí puso énfasis en la pretensión de que el binomio presidencial de Cambiemos no sólo represente a la Capital Federal y a un solo partido, como es el caso de Macri-Michetti, “sino que debería tener -dijo- una representación más federal que aporte al Gobierno una visión desde el interior del país”. Y cabe preguntarse por lo tanto, qué otro partido de la actual coalición, sino el radicalismo, puede aportarle al Pro la compañía estratégica de la que habla Cornejo en la entrevista.

Su futuro político es siempre digno de análisis por la imposibilidad de reelección en nuestra provincia y porque su protagonismo en el escenario nacional hace imaginar un rol trascendente en el próximo período, sea cual fuere el futuro de Cambiemos. Por eso muchos siguen apostando a su eventual candidatura a diputado nacional, la única que le garantizaría estar presente aunque las urnas le dijeran que no a la continuidad de Cambiemos. Aseguran hasta sus íntimos que es algo que sólo Cornejo puede saber en este momento, si es que ha tomado ya alguna decisión. 

En cuanto a las precandidaturas a gobernador, la indefinición actual sobre la posible unificación con las presidenciales sigue beneficiando las aspiraciones de Omar De Marchi. 

Tanto se había especulado con la reunión de La Angostura, que llegó a conjeturarse que el macrismo (la Casa Rosada) accedería a pedirle al lujanino dar un paso al costado con su postulación si Cornejo garantizaba una sola fecha para votar en esta provincia. Pero ante la indefinición, la propuesta del intendente del Pro sigue vigente y con ella una competencia interesante con los aspirantes que tiene el radicalismo para suceder al jefe del Ejecutivo desde diciembre.

En lo referido a la gestión, el Mendotran le siguió generando dolores de cabeza al Gobierno, pese a que con el paso de los días el nuevo sistema se fue ordenando y así la gente se mostró más contemplativa. De todos modos, se mantuvieron las quejas y algunas manifestaciones de rechazo en las calles.

El Ejecutivo anunció que continúan los retoques y por eso desde mañana habrá nuevos recorridos en los distintos grupos de colectivos. Le quedan a las autoridades unos quince días para corregir los mayores problemas, ya que cuando termine enero y se reanuden varias actividades que este mes se encuentran suspendidas por vacaciones la demanda y la exigencia volverán a aumentar.

La consultora local Diagnóstico y Análisis realizó un sondeo en calles del Gran Mendoza basada en la opinión de la gente que habitualmente utiliza el servicio de ómnibus.

Según el trabajo, más del 70 por ciento de los usuarios dijo que hasta el momento el servicio es malo, haciendo referencia puntual a las nuevas frecuencias y a los recorridos. Eso lleva, según la citada encuesta, a que en similares porcentajes la gente descrea de un reacomodamiento rápido del sistema.

Detrás de la espontaneidad de muchos de los reclamos que se hicieron sentir desde el 2 de enero, desde la oposición, como era de esperar, se ha seguido aprovechando el tropezón del Gobierno para tratar de sumar puntos en un año crucial como el que ya transitamos. El presidente del PJ, Guillermo Carmona, hizo público un pedido a Cornejo para que, entre otras cosas, le reclame a la Nación el restablecimiento del subsidio al transporte en la provincia, además de anunciar la confección de un proyecto de ley en tal sentido. Carmona es diputado nacional  y promete sumar voluntades entre las bancas. Obviamente, el gobierno local prefiere no prenderse en la polémica y corregir las falencias iniciales del Mendotran, con el convencimiento de que el sistema se encuentra bien estructurado y sólo falta realizar ajustes sobre la marcha. 

En un año con grandes desafíos, como le gusta al Gobernador, el Mendotran fue en términos futbolísticos como uno de esos goles en contra prematuros, convertidos en el inicio del juego. Un gol que obliga a remontar el partido. Una partida en la que también mucho influirán los pasos que dé el justicialismo mendocino, que debe optar entre dirimir sus diferencias otra vez en las primarias o llegar a una por ahora más difícil fórmula de consenso.