+ Deportes Lunes, 11 de febrero de 2019 | Edición impresa

En carrera: Maipú ganó con autoridad

El “Súper Depor” superó con juego y actitud a Boca Unidos de Corrientes por 2-0 con goles de Álvaro Veliez y Sergio Sánchez.

Por Gustavo Villarroel - gvillarroel@losandes.com.ar

Objetivo cumplido. El “Súper Depor” ganó en casa y se sacó de encima uno de esos equipos bravos de la categoría: Boca Unidos de Corrientes, con jugadores de renombre como Núñez, Maciel,Fabro, etc.

Más allá de sumar los primeros tres puntos de esta fase 2, el Cruzado ganó con autoridad. Y eso es lo más importante. Porque durante gran parte del encuentro, plasmó en el césped, lo que se había planificado en la semana. Un equipo rápido para presionar la salida del rival, recuperar el balón; luego, entregar la pelota a Daher (la gran figura de la cancha) y desde ese primer pase, iniciar todos los movimientos ofensivos del Cruzado.

 

Al principio del encuentro, el Cruzado lo logró. Asfixió a Boca Unidos y lo dejó sin chances alguna de generar juego.

Sin embargo, esa presión se esfumó, Maipú perdió el balón y el volumen de juego de la visita creció considerablemente, convirtiendo a Damián Tello, arquero Botellero, en una de las figuras del encuentro. En el complemento, la historia cambió por completo a partir de la correcta expulsión de Núñez, quien insultó al árbitro.

 

El equipo de Mayor se descontroló y Maipú sacó provecho de esa desconcentración generalizada. Alvaro Veliez abrió el marcador con un zapatazo de afuera del área, que se le coló al portero Medina. Con la ventaja a su favor, creció el juego Cruzado y fue superior a su rival en todas las líneas. Se moría el juego y en otro contragolpe de tiza y pizarrón, y Sánchez selló el 2-0. Maipú recuperó la memoria. 

Diego Parés / Los Andes

Absurda reacción de los jugadores visitantes

No fue una buena tarde para el árbitro Esteban Nasier. Desde el minuto 37 del primer tiempo, perdió el rumbo del encuentro. A metros del córner izquierdo del Cruzado, chocó Medina y con Viscarra. Con el juego detenido, el jugador visitante empujó al defensor Cruzado y Viscarra cayó y golpeó su cabeza con la base de cemento del alambrado. De inmediato, el ex Lepra, Argentino, entre otros, se paró y le metió un frentazo al jugador de Boca Unidos.

 

Ambos merecían la roja, pero el juez ignoró las acciones y el partido siguió como si nada hubiera sucedido. El defensor Cruzado se llevó la peor parte, ya que se desvaneció y tomo que ser reemplazado. En el complemento, la historia cambió a partir de la expulsión de Núñez, quien insultó y protestó toda la tarde. Sobre el final, Ríos, quien llevaba dos minutos en el campo de juego, metió un codazo descalificador y de inmediato se ganó la roja. Estas fueron las únicas acciones en la que el árbitro no falló. 

El portero visitante, Medina, agredió con un piña a un colaborador del Cruzado. Absurdo. | Diego Parés / Los Andes

Acciones previas al final del encuentro, los jugadores de Boca Unidos comenzaron a golpear a chicos como Veliez o Moyano, quien no respondían con insultos, sólo que seguían pisando la pelota fiel a su estilo. Cuando terminó el encuentro, todo el banco de suplentes se fue contra Figueredo y Moyano. Hubo golpes. Llegaron jugadores de ambos equipos y colaboradores para separar. En ese momento, apareció el arquero Alejando Medina y agredió con una trompada de atrás al colaborador de Maipú, Diego Báez. A partir de ese momento, se vivieron momentos de tensión. Sin embargo, los propios jugadores de Maipú, calmaron las aguas y permitieron que sus pares de Boca Unida se retiraran del campo de juego sin problemas. 

 

Carlos Sperdutti: “Fuimos muy superiores, por eso ganamos”

Fiel a su estilo, el “Gringo” Sperdutti salió del vestuario, tras dialogar y en esta oportunidad, felicitar a sus jugadores y enfrentó los micrófonos. Se mostró muy conforme con el juego y la actitud de sus jugadores y no se cansó de repetirlo: “Estoy muy contento porque Maipú ganó porque fue superior a su rival en todo sentido. Fuimos más, once contra once, once contra diez y once contra nueve. Las expulsiones de ellos estuvieron muy bien. El insulto de Núñez retumbó en el estadio y el otro chico agredió a un rival. Pero, me quedo con el juego y la actitud de mis jugadores. Teníamos enfrente a un rival de categoría, con muchos nombres y repito, fuimos muy superiores, por eso ganamos”. 

 

Sobre el próximo encuentro que tiene el Cruzado, Huracán Las Heras, el experimentado DT, explicó: “Los partidos con Huracán Las Heras son muy atractivos. Parejos. Ahora, tenemos que disfrutar este triunfo. El martes, ya nos ponemos a trabajar para el próximo encuentro. Ganamos y Maipú está en carrera”.