Sociedad Vendimia Lunes, 5 de marzo de 2018

Emmanuel Cirrincione, el novio de la Reina: "Estoy orgulloso de ser quien está a su lado"

El arquero de la reserva de Godoy Cruz reveló cómo conquistó a la Reina de la Vendimia Julieta Lagos.

Por Analía Cuccia Baidal- acuccia@losandes.com.ar

Emmanuel Cirrincione es el novio de la flamante Reina de la Vendimia, Julieta Lagos. Es arquero de fútbol en la reserva de Godoy Cruz y su sueño es llegar a las grandes ligas europeas. Pero en estos momentos, su lugar podría decirse que es el de “Primer caballero vendimial”.

Tras un largo paso por las inferiores de Vélez, Emma de casi 21 años, llegó hace un mes a Godoy Cruz. Y si bien no pudo debutar por arribar a la institución tras el cierre de pases, tiene grandes ilusiones en el Tomba.

El futbolista surgió futbolísticamente del Centro Deportivo Rivadavia, club descubrió el amor. Y en diálogo con Los Andes, Emmanuel contó cómo conoció a Julieta.

 

“A Juli la conocí en el deporte, hace 5 años, antes de irme a Buenos Aires. Una tarde saliendo de entrenar del Poli de Rivadavia, fuimos con mis amigos hacia donde ella entrenaba con su equipo de vóley. Juli comenzaba a entrar en calor cuando me metí al lugar. Le pregunté si podía hacer unos pases con ella y aceptó. Ese fue mi motor de arranque para conquistarla. Costó, tomó su tiempo pero finalmente nos pusimos de novios. Ya llevamos poco más de 3 años juntos”, contó el jugador.

-¿Te incomoda que te conozcan por ser el novio de la Reina de la Vendimia?

-No, al contrario. Es muy grande el orgullo que tengo de ser quién esté a su lado. La felicidad que tengo, y la de mi familia, es enorme. Por supuesto que hubo gastadas de mis amigos (risas) porque pensaban que la cosa iba a ser a la inversa. Me decían: ´Pensábamos que se iban a hacer famosos por ser vos un futbolista conocido pero la fama les llegó por Juli, la Reina´. Pero sinceramente estoy muy orgullo por ella, por todo lo que alcanzó y porque es una gran persona. Eso me deja tranquilo y no me genera incomodidad para nada.

-Y todo coincidió: ella Reina y vos que volviste a la provincia, sumándote al Tomba.

-Sí, hasta el año pasado estuve atajando para Vélez, pero por suerte me probé en Godoy Cruz y quedé. Esto me permite estar cerca de mi familia y de Juli, principalmente. Sé que también es importante para ella.

El fútbol, su otro gran amor, también estuvo presente en la charla con Los Andes. 

-¿Cuál es tu objetivo en Godoy Cruz?

-Firmar contrato a mitad de año, para poder incorporarme a la Primera. Hablé con Nilo Carretero (técnico) y me dijo que mi problema fue que llegué un poco tarde y por eso no entré en la lista de principio de temporada. Pero voy a trabajar para poder ganarme un lugar de cara a la próxima temporada.