Más Deportes Lunes, 14 de mayo de 2018 | Edición impresa

El Tomba de la gente

Los hinchas de Godoy Cruz armaron una fiesta enorme en el Malvinas y le agradecieron al plantel la gran campaña con un gesto original.

Por Diego F. Bautista - dbautista@losandes.com.ar

¡Fiesta, qué fantástica, fantástica esta fiesta, qué fantástica, fantástica esta fiesta... esta fiesta del Tomba de la gente! Papelitos, pasillo, aplausos, bengalas, fuegos artificiales, ovaciones. Será difícil olvidar la tarde noche del domingo 13 de mayo de 2018. Porque una campaña histórica como la que protagonizó este embajador del fútbol mendocino merecía un recibimiento inolvidable como el que prepararon los hinchas de Godoy Cruz. 
Desde temprano, los hinchas se metieron en la piel de los festejos y fueron preparando el terreno y la escena del montaje que tenían preparado para sus héroes. 

Uno a uno fueron saliendo los futbolistas del subcampeón mientras una lluvia de humo y papelitos flotaba por sobre las cabezas de los socios vitalicios y los directivos de divisiones menores que formaban el pasillo humano. 

“Señores largo todo, me voy a ver al Tomba, sé que los jugadores me van a demostrar, que salen a ganar, quieren salir campeón... que lo llevan adentro, como lo llevo yo”, fue el hit que bajó de las tribunas como música de fondo. Acto seguido, la Banda del Liceo Militar General Espejo interpretó las estrofas del Himno Nacional Argentino, mientras los vitalicios se sacaban la histórica selfie en el campo de juego. La alegría no tiene fin.   
Lo mejor estaba por venir. Cuando el mundialista Néstor Pitana pitó el inicio del juego, desde los tres costados del estadio los fanáticos del Tomba comenzaron a aplaudir y sostuvieron el gesto a lo largo de dos minutos. Durante esos 120 segundos casi se produce la apertura del marcador por parte de Ángel González, pero Chiarini sacó en la línea milagrosamente.

Las palmas continuaron en medio de un clima festivo, de pura felicidad. Eso sí, hubo un momento de desazón. Y tuvo que ver con la prematura expulsión de “Pipe” Ramis por el involuntario golpe al “1” de Tigre. Los tombinos se enojaron con Pitana y reprocharon la actitud de amonestarlo primero y luego cambiar sobre la marcha su decisión y expulsar al delantero cordobés.

Pero si algo tuvieron en claro los hinchas de Godoy Godoy Cruz a lo largo de todo este 2018 es que el equipo de Dabove tiene la sorprendente aptitud de reponerse a cualquier adversidad. El Tomba siguió mandando en el desarrollo y en las situaciones. Y ellos, no pararon de alentar nunca. 
Siete minutos del complemento bastaron para que el Malvinas explotara. El cabezazo del “Morro” García desactivó cualquier especulación y Godoy Cruz era oficialmente el subcampeón del fútbol argentino por primera vez en su historia. 

El otro gran estallido se produjo cuando Angelito, un hijo pródigo de la cantera, empujó el centro de Abecasis. Ya estaba. No había forma de empañar una fiesta que ya estaba asegurada. 

Tras la imponente ovación al Morro, los fuegos artificiales iluminaron la fresca noche del Parque General San Martín y el pitazo final de Pitana dio rienda suelta a una digna celebración de todo un pueblo. Porque la alegría es sólo mendocina y Godoy Cruz es el orgullo provincial. Y si sos tombino de ley andá sacando turno en el Registro Civil para renovar tu pasaporte porque, como dice la canción, el año que viene te vas copas otra vez. ¡Salud, Tomba!