Política Miércoles, 13 de junio de 2018 | Edición impresa

El sistema de salud público de Mendoza está listo para aplicar el nuevo marco legal

Además, la ministra de Salud, Elisabeth Crescitelli, dijo que la cartera tiene el protocolo para las intervenciones no punibles.

Por Daniel Peralta - dperalta@losandes.com.ar

La ministra de Salud y Desarrollo Social Elisabeth Crescitelli dijo que si el Congreso vota la legalización del aborto, “como integrantes del sistema de salud pública, seremos garantes y el órgano de aplicación”. Pero además indicó que actualmente en algunos de los hospitales públicos hay protocolo de aborto no punible.

Desde la cartera informaron que durante 2017 se hicieron siete “ILE”, sigla que corresponde a “Interrupción Legal del Embarazo”.

“Desde la provincia queremos diferenciar la despenalización de la legalización. En la provincia cumplimos con el Código Penal, con las normativas nacionales e internacionales. Realizamos la práctica ILE, tenemos nuestro protocolo y fichas técnicas dentro de los hospitales que consideramos que son acordes para realizar las prácticas cuando existe riesgo de vida o fruto de una violación” dijo la ministra.

Desde Salud evitaron responder acerca de cuáles son los hospitales “acordes para realizar prácticas”, ante el temor de que haya manifestaciones en contra de las ILE.

Luego disparó contra los legisladores provinciales que obstruyen la sanción de una ley que le dé mayor sustento al aborto no punible. “Queremos que no haya barreras administrativas o fácticas, que de hecho existen. El fallo F.A.L. nos dice que tengamos una norma de mayor jerarquía. No sé si los legisladores provinciales lo comprendieron o no. Nosotros lo hacemos, con todo lo que debemos cuidar en el dolor de estas mujeres”.

Una aclaración: el fallo F.A.L. es el que emitió la Corte Suprema de la Nación en marzo de 2012, por el que interpretó el inciso 2 del artículo 86 del Código Penal. Ese apartado decía que el aborto no es punible, “si el embarazo proviene de una violación o de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente”.

En su interpretación, la Corte entendió que eran dos condiciones que eximían de responsabilidad penal: embarazo por violación es uno, el atentado al pudor sobre una mujer idiota o demente es la otra.

Luego, Crescitelli dijo que en caso de que la legalización sea aprobada, “estaremos a la altura de la circunstancias como Gobierno de la provincia y en este caso puntual nosotros debemos aplicar las normativas vigentes. Por lo tanto nosotros como provincia lo aplicaremos y esto va más allá de la postura de por sí o por no que pueda tener determinados funcionarios”.

La Ministra también expresó que “hay una mala interpretación sobre si los ministros toman posición personal o no. El doctor (Adolfo) Rubinstein no tomó una posición a favor o en contra. Él dice que en los países donde se legaliza se disminuye la mortalidad. Nosotros apoyamos esto pero somos absolutamente prudentes, porque creo que hay que someterse a lo que los legisladores digan, que son los representantes del pueblo. Y nosotros como órgano de aplicación lo haremos en el momento en que corresponda”.

Federico Zamarbide, uno de los seis diputados mendocinos que mantienen su rechazo

El diputado nacional por Mendoza Federico Zamarbide se mantiene firme en la negativa. “He escuchado decenas de expositores médicos y científicos que han corroborado distintas asociaciones médicas, que la vida empieza en el momento de la concepción. Es un hecho científico y no una opinión. Sí estoy a favor de descriminalizar” dijo el oriundo de San Rafael.

Zamarbide cree que lo único que logrará la legalización del aborto es el blanqueo de casos, pero no que disminuyan, a pesar de que el acento está puesto en que disminuyan las muertes maternas por las prácticas clandestinas.

“No creo que se reduzcan los abortos y así lo demuestran las cifras de otros países, de España por ejemplo, donde está legalizado y la cifra ha ido en aumento, no exponencial pero sí gradual. Lo que hace esto es blanquear los abortos que hay”.

Luego se refirió a la escasa persecución penal que hay sobre quienes realizan abortos. “Tengo el dato de que no hay personas presas en la Argentina. Eso demuestra que los jueces no están dispuestos a mandar a nadie a la cárcel”, dijo para luego indicar que lo que ha puesto sobre la mesa este debate es la necesidad de implementar programas de educación sexual:

“Me parece que hay algo muy positivo en el resultado del debate, y que estamos todos de acuerdo y es que en esto se cruzó una línea. Porque antes, me pasó en la zona sur, la educación sexual era muy discutida en algunos sectores. Hoy ya nadie discute que la forma de salir de este problema es con una educación sexual integral en todas las escuelas de todas las provincias y es ahí en donde realmente vamos a bajar el número de abortos”.

Luego aseguró que en esos programas de educación sexual hay que acentuar la responsabilidad del hombre “parece que mucho no se discute y yo hago hincapié en la educación sexual de los hombres también. Me parece que es ahí en donde tenemos que atacar. Con esos incentivos en la educación sexual tenemos que lograr que nadie llegue a la tragedia del aborto”.

“En el interbloque Cambiemos la mayoría votan por el rechazo del proyecto. Los diputados tienen la libertad mañana de elegir como quieren, lo cual esto es solamente un deseo, no significa que sea así. Si reitero que Cambiemos es el interbloque que más votos en contra tiene en el proyecto”.