Sociedad Lunes, 12 de febrero de 2018

Quién es el nuevo abogado de Nahir Galarza que ya defendió a narcos y acusados de trata

Defensas a narcos y estafadores forman parte del currículum de José Ostolaza, quien asesora a la chica acusada de matar a su novio.

Por Redacción LA

A más de 40 días de que Nahir Galarza confesara que mató a su novio Fernando Pastorizzo en Entre Ríos, la familia de la joven decidió cambiar de abogado defensor, ya que su situación procesal se complicó cada vez más, con cuatro intentos fallidos de pedidos de excarcelación.

Tras la desvinculación de Víctor Rebossio, será ahora José Ostolaza quien defenderá judicialmente a la chica de 19 años. Sin embargo, el perfil del nuevo abogado es bajo y evita hablar a la prensa, pese a que se destacó por varios casos de trascendencia en los medios de comunicación.

En 2014, Ostolaza defendió a un hombre acusado de “traficar chinos”, indicó diario El Día de Gualeguaychú. El imputado viajaba con tres personas de origen oriental –dos de ellas menores de edad- desde San Pablo (Brasil) a Buenos Aires.

Dos años más tarde, el abogado se convirtió en el representante de una pareja de la localidad entrerriana de Basavilbaso, que fue sentenciada por una maniobra ilícita para apropiarse de un bebé.

La nueva defensa de Nahir Galarza también representó a la llamada “banda narco del gordo Nico”. Se trata de 15 penitenciarios y policías que se dedicaban a la venta de estupefacientes a gran escala en la ciudad de Paraná. El resultado: sólo multas económicas y ninguno fue a prisión.

Otro caso que resonó por parte de Ostolaza en su rol de defensor fue una serie de estafas en la localidad de Concepción del Uruguay y también una defraudación a la Administración Tributaria de Entre Ríos (ATER), la “más grande de la historia”, por 45 millones de pesos, dejando 128 imputados y procesados.

Mientras se espera conocer cuál será el primer movimiento del nuevo abogado, Nahir Galarza pasa sus días sola en la celda de la Comisaría del Menor y la Mujer de Entre Ríos. “No tiene ningún tipo de compañía por lo que ocupa su tiempo en la lectura”, relata una crónica de la prensa litoraleña.

 

Uno de los objetivos de la familia Galarza es conseguir la prisión domiciliaria para la joven, mientras se extienda el proceso hasta llegar al juicio oral, un beneficio que ya le fue rechazado en anteriores ocasiones.