Espectáculos Miércoles, 10 de octubre de 2018 | Edición impresa

El #MeToo crece en la música nacional

Luego de que Onda Vaga suspendiese sus shows por denuncias de abuso, fans de Cielo Razzo crearon un blog para denunciar a sus integrantes.

Por Redacción LA

La banda de rock rosarina Cielo Razzo parece que tendrá que afrontar el destino de varias agrupaciones y músicos argentinos que están siendo denunciados de manera virtual. Tanto es así que fans del grupo abrieron un blog específicamente para que las supuestas víctimas de sus integrantes cuenten las experiencias traumáticas que les tocó vivir; tal como ya sucedió con grupos anteriores.

Si bien todavía no hay denuncias judiciales que avalen estos dichos, los testimonios que pueden leerse en la web, sin firma y anónimos, ya se están haciendo virales.

Cielo Razzo está en la mira por supuesto acoso y abuso sexual contra sus fans cuando eran menores. Dicen que para manosearlas, las emborrachaban y obligaban a tomar cocaína. En el sitio, hasta el momento hay siete denuncias con claros puntos en común.

 

Las chicas señalan a todos los integrantes de la banda y los acusan de acostarse sistemáticamente con menores de edad y de drogarlas en el micro que los trasladaba a cada show. Pero en el grupo, que tiene 25 años de trayectoria, hubo cambios de músicos; por lo que no está claro quiénes serían los implicados en las denuncias.

Cielo Razzo aún no emitió un comunicado al respecto y su última publicación en Twitter tuvo que ver con el anuncio de una entrevista que les hicieron el lunes pasado en la radio WOX FM 88.3, de Santa Fe. 

“Pasaron muchos años. Ya ni me acuerdo cuántos. Lo que sí recuerdo es la angustia y el miedo que sentí la noche que quedé varada en un pueblo que no conocía, a los 17 años sin saber cómo volver. Sin conocer a nadie. En el medio de la noche. Después de que uno de los integrantes de la banda Cielo Razzo decidió que ya se había cansado de jugar conmigo. Borracha, llorando. Con frío. Gracias a Dios encontré gente buena en el camino y llegué a mi casa sana y salva”, cuenta el primer testimonio.

La mujer asegura que tomó la decisión de contar su historia después de haber leído a las “víctimas de Onda Vaga”.

Luego de que a ella y a una amiga las invitaran a tomar alcohol, terminaron en la prueba de sonido. 

En el sitio se aportaron testimonios de mujeres que cuentan que fueron abusadas, acosadas y maltratadas por los músicos rosarinos cuando iban a verlos a los recitales. Y los relatos son de gravísimo tenor: con denuncias de sexo grupal, inducción al alcohol y el consumo de drogas. 

 

El caso de Aldana puso luz sobre los abusos en el mundo del rock, con un aumento de las denuncias públicas sobre músicos, aunque con un reflejo dispar en el ámbito judicial.

La próxima presentación de Cielo Razzo estaba pautada para este sábado próximo en el marco del Festival Bandera, en el Hipódromo de Rosario. Por las publicaciones de ese evento en redes, la banda señalada por acoso y abuso sexual sigue firme en la grilla de recitales.

Cristian Aldana, defiende

El ex cantante de El Otro Yo, Cristian Aldana, que está siendo juzgado por abuso sexual agravado de siete menores y está detenido en el penal de Marcos Paz, defendió a los músicos de Onda Vaga.

“Hoy la escena Musical Independiente de Argentina sufre una persecución inimaginable. Yo no soy un violador ni un abusador ni un golpeador”, aseguró hace unos días a través de su cuenta en Facebook el músico, quien dijo que mantiene una huelga de hambre desde hace dos semanas en el penal y denunció que no está teniendo “un juicio justo”. 

 

Según Aldana, grupos como “El Otro Yo, Salta la Banca, La Mississippi, Boom Boom Kid, Jauría, El Mató y ahora Onda Vaga” son “políticamente incorrectos” y serían objeto de una campaña para “desprestigiar la elección exitosa de ser un grupo independiente”.

Al referirse a las denuncias anónimas que se publicaron en un blog contra los integrantes de Onda Vada, el músico expresó que “hoy somos perseguidos, desprestigiados, vulnerados y estigmatizados.

Les pido a mis colegas que no tengan miedo. Salgan a hablar. Defiéndanse. No dejen que nos roben y pisoteen nuestros ideales”.

 

“¿Quién sigue en la lista?... No permitamos que este sistema mercenario y capitalista utilice la lucha feminista para cometer atentados ilícitos y encarcelar a la música independiente”, señaló.