Mundo Viernes, 12 de octubre de 2018 | Edición impresa

El mejor capital humano de Latinoamérica está en Chile

Según el Banco Mundial, el país trasandino alcanzó una tasa del 67%, superior al resto de la región.

Por Agencia AP

Chile es el país latinoamericano que ha alcanzado la mayor productividad de la próxima generación de trabajadores, dijo el Banco Mundial.

Al lanzar por primera vez su Índice de Capital Humano, el Banco Mundial concluyó que un niño nacido hoy en Chile tendrá a los 18 años un 67% de productividad laboral si se le proporciona una educación completa y salud plena. 

La entidad describe al capital humano como la suma de los conocimientos, aptitudes y salud que una población acumula a lo largo de su vida. 

 

Esa tasa desciende a alrededor del 60% en otras naciones de la región como Argentina, Colombia, Ecuador, México, Perú y Uruguay. 

Haití (45%) y Guatemala (46%) son las naciones del hemisferio con el índice más bajo.

"América Latina ha avanzado de manera significativa en cuanto a desarrollo humano en los últimos 25 años, pero aún queda mucho por hacer en pos de mejorar la calidad de la educación, proporcionar las habilidades laborales adecuadas para ayudar a las próximas generaciones a tener éxito en la vida y promover la participación femenina en la fuerza laboral", dijo el vicepresidente regional del Banco Mundial, Jorge Familiar. 

Tasa de supervivencia

El estudio sobre 157 países muestra que América Latina y el Caribe tuvieron un buen resultado en los indicadores que miden las condiciones de salud infantil y tienen una alta tasa de supervivencia en la vida adulta. 

Sin embargo, sus alumnos tienen un bajo desempeño en todas las materias revisadas bajo el Programa para la Evaluación Internacional de los Alumnos (PISA, por sus siglas en inglés), realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). 

 

Además, el 20% de los latinoamericanos de entre 15 y 24 años están fuera de la escuela o sin trabajo y las comunidades vulnerables -como la población indígena- tienen mayores índices de retraso en el crecimiento debido a la malnutrición crónica. 

El director de prácticas mundiales de educación del Banco Mundial, Jaime Saavedra, señaló que el índice educativo promedio en la región es de 55% y que el líder mundial es Singapur con 88%.

El documento advierte que las políticas públicas adecuadas pueden arrojar resultados positivos.