Sociedad Policiales Jueves, 10 de enero de 2019

"El loco del hacha" del Canota ya había sido detenido por un incidente similar

Un hombre semidesnudo increpó a un grupo de jóvenes con un hacha en el paseo maipucino. No fue detenido. Tuvo hasta repercusiones políticas.

Por Redacción LA

Un hombre semidesnudo sosteniendo un hacha por encima de su cabeza generó pánico la noche del martes en el recientemente inaugurado Paseo Canota, en Luzuriaga, Maipú. Los videos de la furia de “El Loco del Hacha” se viralizaron de inmediato. El hombre ya había protagonizado un incidente similar en el departamento.

El 6 de setiembre del año pasado, los preventores del departamento lo detuvieron cuando transitaba en un Ford Escort con el parabrisa roto y con un casco puesto. Cuando descendió del rodado, el sujeto portaba un hacha y comenzó a pegarle a su auto.

En el episodio del martes pasado, efortunadamente todo se redujo insultos, amenazas y nadie terminó herido, pero esto provocó preocupación en los vecinos que frecuentan el espacio verde. 

“Yo voy siempre con mis hijos, y más allá de las bromas que surgieron en las redes, es un caso que hay que tomarlo con seriedad. Este hombre podría haber lastimado de gravedad a alguien”, comentó un vecino del Canota. Al mismo tiempo aseguró que “los ruidos molestos son muy frecuentes” desde la habilitación del paseo.  

 

 

video

 

 

Cinco llamadas, dos móviles 

El hombre, de unos 50 años, y cuyas iniciales son M.M., irrumpió en la medianoche del pasado martes en el parque maipucino sin remera, descalzo y con un hacha de gran tamaño entre sus manos. Directamente se fue contra un grupo de jóvenes. “¿Son todos guapos?, venga uno”, gritó. Como respuesta solo recibió insultos, lo que incrementó su ira. 

Las personas que observaron el desquiciado episodio, asustados y sorprendidos, marcaron en sus teléfonos el 911. En total fueron cinco las llamadas que ingresaron al sistema de emergencias y dos móviles policiales fueron desplazados al lugar, detallaron fuentes policiales.  

Cuando los uniformados llegaron, solo alcanzaron a ver al agresor ingresando a su casa, vive en una vieja casona descuidada ubicada sobre el carril Sarmiento, justo enfrente de “La rotonda de la Vírgen”. El “Loco del Hacha” no fue aprehendido.  

Sobre el procedimiento posterior al arribo policial, desde el Ministerio Público Fiscal detallaron que se podrían haber dado diversas escenarios, todos impulsadas por los uniformados tras su primera intervención: dar aviso al juez de faltas (por violar el nuevo código de faltas) o dar intervención a la fiscalía por amenazas, delito correccional.

“Nada de esto ocurrió”, sentenciaron.  

Un hombre "huraño"  

Se sabe que M.M vive con su madre. Sus vecinos, aseguraron que la anciana está muy enferma y que este hombre es quien la cuida todo el día. Esta situación habría sido el detonante de la furia de “El loco del Hacha”, ya que los fuertes ruidos provocados por los jóvenes en el Canota perturbaban el sueño de ambos. Es más, trascendió un audio de una supuesta vecina diciendo que la mamá había muerto, pero eso no fue confirmado. 

Más allá de esto, quienes conocen a M.M. lo describen como un hombre “huraño”. “Casi nadie lo visita”, concluyeron. Además, se le suma el antecedente de los preventores de Maipú que lo detuvieron el pasado 6 de setiembre cuando empezó a pegarle a su propio auto con un hacha.

Repercusiones políticas

El caso tuvo hasta repercusiones políticas. El ex intendente de Maipú y el político con más peso en ese departamento, Adolfo Bermejo, acusó al gobernador Cornejo por la falta de seguridad en la zona.

"La gestión de seguridad de Cornejo detiene a quienes reclaman por el desastre del #MendoTran pero a un loco con un hacha en un parque público de Luzuriaga no, porque no recibieron denuncia alguna", tuteó. No tuvo respuesta.