+ Deportes Lunes, 15 de abril de 2019 | Edición impresa

El Lobo empató y va por la gloria

Gimnasia ganaba 2 a 0 y 3 a 2, pero los errores defensivos permitieron el empate de Santamarina: 3 a 3.

Por Sergio Faria - sfaria@losandes.com.ar

Era la tarde del Pato Cucchi, figura indiscutible y ahora goleador de la primera B Nacional. Parecía que nada podía opacar el tan estupendo desempeño del artillero del Lobo, pero sí, lo hubo y quedó ensombrecida con el golazo de Martín Michel, que le devolvió la sonrisa a Ramón de Santamarina de Tandil cuando sólo restaban dos minutos y medio para el final del partido. El empate (3 a 3), que se pareció más a un triunfo, le permitió al Santa mantener la categoría y le dejó a este Gimnasia y Esgrima del Chaucha Bianco, un sabor bastante amargo. De no creer.  

 

En tan sólo un abrir y cerrar de ojos el Lobo pasó, como otras tantas veces, de la euforia a la decepción.  

Es verdad que el fútbol está hecho de aciertos y desencantos, aunque en esta ocasión se notó más en un banco que en el otro. Uno; que no supo administrar las diferencias y ventajas en el marcador (primero ganaba 2 a 0 y luego 3 a 2).  

 

Y el otro;  que tuvo la sutileza táctica de arriesgar y echar mano de su jugador emblemático y goleador; Michel que ingresó por Guido Rancez, autor de dos goles en 12 minutos). Michel redituó con creces la confianza y terminó abrazado a sus compañeros en el medio de la cancha del Lobo. Celebrando la permanencia.

Las miradas de indignación  de los jugadores del Parque tenían sus motivos. Es que, el reducido estaba  alcanzase de la mano, ganaba cómodo  3 a 2 y el final del partido estaba ahí. Cucchi, Matos y las calidad de Aguirre y Ogas habían aportado buen fútbol en los momentos claves.

 

Los muchachos  de tres cuartos de cancha en adelante cumplían, pero de tres cuartos hacia atrás, no tanto. Es que, Gimnasia está hecho de estas distracciones y imprecisiones defensivas y esta vez se pade cieron más. Lo bueno, es que el Lobo sigue en carrera y sólo depende de sí mismo.