Sociedad Vecinos Martes, 14 de agosto de 2018 | Edición impresa

El hospital Perrupato cumple 100 años en medio de obras e inauguraciones

Vive la ampliación más grande de las últimas décadas. Redistribuirá espacios para sumar camas.

Por Javier Hernández - jhernandez@losandes.com.ar

El hospital Perrupato cumple cien años en medio de un proceso de transformación, que incluye las dos obras más grandes del último cuarto de siglo.

La primera, quedó formalmente inaugurada este lunes, durante los actos por el centenario y la segunda estará lista en noviembre. Ambas suman un 20% de nuevos espacios y redefinen la distribución de los servicios, para sumar camas y disminuir en hasta un 80%, la cantidad de gente que circula por el interior del Perrupato.

El hospital fue fundado en 1918 por  el entonces gobernador José Lencinas; en 1984, Felipe Llaver le impuso el nombre de Dr. Alfredo Perrupato y durante su gestión comenzó la construcción del actual edificio, sobre la ruta 50, que en 1991 inauguró José Octavio Bordón.

Con el aniversario quedó formalmente inaugurada la obra que comenzó en 2015 y que se asienta en diversos pilares: el primero de ellos, un edificio de 260 m2 para un tomógrafo propio, que reemplaza a la decena de equipos que el Perrupato debía contratar.

 

Se ampliaron las áreas de Oncología y la de Neonatología, en esta última con alojamiento para mamás que deben quedarse en el hospital; además, el área de Rehabilitación pasó de 60 m2 a un espacio de más de  500 y se reemplaza todo el sistema de calderas.

El ministro de Infraestructura, Martín Kerchner, subrayó los “más de 30.000 m2 que se construyen en Salud a lo largo de la provincia y con una inversión de $1.000 millones”. El funcionario aseguró que en obra pública, “el acento está puesto fuera del Gran Mendoza. En el este, por ejemplo, la inversión es de $4.600 por habitante contra los $2.000 por persona que se invierte en el centro”.

Alfredo Cornejo, la ministra de Salud, Elisabeth Crescitelli y el director del hospital Omar Dengra, encabezaron los actos de los que también participaron, los cinco intendentes de la región, que coincidieron en destacar la tarea que en medicina compleja realiza el Perrupato, como hospital cabecera, que en promedio atiende unas 16.000 consultas mensuales y otras 13 mil por la Guardia.

La segunda obra implica construir por fuera del hospital nuevas instalaciones para mudar el bufet, la farmacia y una veintena de consultorios. Esa obra tiene un 70% de avance y permitirá, en 2019, rediseñar buena parte de la distribución de los servicios y recuperar camas de internación.

 

“Cuando abrió el Perrupato en este edificio habían 220 camas de internación y hoy, curiosamente, solo tenemos unas 200”, comentó Dengra, director del hospital: “Lo que ocurrió es que en todo este tiempo el hospital fue sumando servicios y personal pero muchos de esos espacios se ganaron a costa sacrificar salas de internación”.

La administración espera recuperar  esas camas con el traslado al exterior de los consultorios. Si hoy alguien quiere ir al buffet o tiene una receta para la farmacia cruza todo el hospital por dentro: “Muchas veces hablamos de familias completas o de tres personas por internado; lo mismo ocurre con los consultorios externos, a los que viene un paciente pero llega con los hijos, con la madre o con un amigo”, explicó Dengra: “La idea es que toda esa gente no tenga necesidad de circular por dentro del hospital y es por eso que esas áreas quedarán fuera del edificio principal”.

Cornejo aseguró que esa obra estará lista en noviembre, aunque luego vendrá para la Administración y el personal, una tarea que demandará parte de 2019 y que tendrá que ver con la mudanza y la redistribución de espacios: “A mediados de 2019 habrá un Perrupato muy distinto al que conocemos”, cerró Dengra.

 

Equipamiento

Alfredo Cornejo subrayó la necesidad de "administrar correctamente el sistema de salud provincial, que incluye hospitales, microhospitales y centros de salud".

Defendió la tarea de equipar los hospitales cabeceras de región: el Perrupato, en el este; el Scaravelli, en el Valle de Uco y el Schestakow, en el sur mendocino: "A estos hospitales de alta complejidad, ponerles todo, para que no tenga que absorberlos el Gran Mendoza y que la gente se mueva lo menos posible.

"Hay cosas que necesariamente se tratan en el Central, el Notti y el Lagomaggiore -agregó Cornejo-, pero la atención principal tienen que ser en la región. Todos quieren un hospital de alta complejidad en el departamento, pero eso no es fácilmente administrable”. 

 

Quien fue Alfredo Perrupato

Alfredo Perrupato nació en la Capital Federal en 1885. En 1909 obtuvo el título de médico en la Universidad Nacional de Buenos Aires y se mudó a Mendoza, donde ejerció la profesión en el este mendocino.

Perrupato vivió en San Martín donde tuvo un hijo y se encargó además de la crianza de dos sobrinas; aquellos que lo conocieron, comentaban que muchas veces costeaba de su bolsillo los medicamentos que él mismo recetaba.

Tenía además, gran compromiso social y político con su comunidad: fue senador provincial y diputado nacional por la UCR; socio fundador del Rotary Club del departamento; profesor fundador del colegio Nacional de San Martín y socio fundador del Club Social San Martín, entre otras iniciativas.

Fue también director del hospital que hoy lleva su nombre y falleció en 1974.