Política Martes, 13 de marzo de 2018 | Edición impresa

El Gobierno y la UIA se pasaron facturas, pero lograron acordar la paz

Peña recriminó a los industriales que reclaman más velocidad en la baja tributaria. La reunión, que duró 75 minutos, fue franca y abierta.

Por Javier Álvarez - Corresponsalía Buenos Aires

Empate técnico. Ese fue el resultado del intercambio que durante 75 minutos tuvieron ayer el Gobierno y la Unión Industrial Argentina (UIA), tras días de roces por las tensiones que, a pesar de su crecimiento, muestra la economía. 

Fue una charla larga, franca y abierta, describió el ministro de Producción, Francisco Cabrera, quien estuvo al lado del jefe de Gabinete, Marcos Peña. El presidente Mauricio Macri recibía, en paralelo, a su par croata, Kolinda Grabar-Kitarovi. 

Hubo risas, anécdotas y momentos muy tensos. Como cuando, a poco de iniciar, Peña recriminó a los industriales que piden más velocidad en la baja tributaria y a la vez mayor mercado interno, según pudo reconstruir este diario.

A su derecha escuchaban, sin meter bocadillo, el presidente de la UIA, Miguel Acevedo, y sus vicepresidentes primero y segundo, Luis Betnaza y Daniel Funes De Rioja, respectivamente. Tanto los hombres de negocios como los funcionarios venían de criticarse mutuamente en los últimos días sobre la responsabilidad del lento despegue económico.  

Peña, que venía de ver a Macri en su despacho, agregó que dinero sale de un solo lugar (los impuestos) y tendrán que ser pacientes. Y pidió que antes de expresar quejas en los medios lo llamen a “Pancho” Cabrera. 

En síntesis, el Gobierno reconoció que el escenario actual no es el ideal y le pidió a la cúpula de la UIA que analice sus inversiones pensando en la rentabilidad futura, de entre cuatro y cinco años, cuando la Argentina tenga la inflación y la presión tributaria de los países de la región.

Citando el naufragio de la reforma laboral, los empresarios reclamaron “previsibilidad” y advirtieron que no se pueden abrir importaciones sólo con una “hoja de Excel”, entre otras críticas al “Modelo Cambiemos”.

Tras salir del encuentro, Cabrera y Acevedo hablaron con la prensa. Casi caminando sobre sus propias palabras de la semana anterior, Cabrera dijo que él “nunca” pidió que aumentaran las inversiones porque entiende que los empresarios lo deben hacer porque están convencidos que van a tener una rentabilidad. 

“Nunca le exigiríamos a nadie que haga una inversión”, dijo el ministro y reveló la posición del Gobierno sobre las importaciones: “El problema del comercio exterior de la Argentina está localizado en la falta de exportaciones que tenemos”. 

Según dijo, “más del 80 por ciento” de las importaciones tienen que ver con el ciclo productivo y que, por ello, le hacen bien a la industria. Acevedo lo miraba serio, hasta que la prensa se le fue encima. 

Respondió que, a diferencia de lo que ocurría durante el kirchnerismo, ahora la Argentina es una país “más abierto al mundo”, pero advirtió que hay que administrar ese nuevo escenario “con mucha inteligencia”. 

“No se puede, con un Excel (hoja de cálculo), cerrar mercados y pensar que no va a haber oferta y demanda y eso no va a repercutir en la producción. Nosotros tenemos que salir a competir y ganar mercados”, expresó el industrial.

Los industriales le recordaron a Peña y Cabrera que los sectores del calzado, textiles y papel siguen perdiendo a manos de los productos importados y hay una sangría de empleos en esos sectores. 

Sin grandes sonrisas, Acevedo dijo que se iba “optimista” por haber conseguido que el Gobierno aceptara trabajar “más en conjunto” con la UIA para ver “cómo pensar en el largo plazo sin desatender la coyuntura”.

Antes de que se levantaran de la silla, Peña les dijo a los industriales que Macri les pedía mayor protagonismo, no ya en la cuestión netamente económica sino también política. “Necesitamos un apoyo más firme y claro”, dijo Peña. Y los tres empresarios asintieron.

Cabrera: “Queremos que bajen las tasas”

Un día antes de que el Banco Central resuelva qué hacer con la tasa de interés de referencia, el Gobierno le envió un mensaje en la voz del ministro de Producción, Francisco Cabrera: “Las tasas son altas. Necesitamos un sistema financiero que baje las tasas”.

Fue al terminar la reunión con la cúpula la Unión Industrial Argentina (UIA) en la Casa Rosada. El funcionario insistió además a la oposición para que apoye la Ley de Mercado de Capitales, que permitirá alcanzar un mayor financiamiento productivo. 

Cambiemos buscará firmar mañana el dictamen del Senado sobre el proyecto de financiación de pymes, una vez que funcionarios del Gobierno y de la Comisión Nacional de Valores (CNV) defiendan la iniciativa ante los legisladores.

“Las inversiones las tiene que decidir cada empresario, nosotros estamos dando las condiciones para que esto ocurra”, dijo Cabrera al sostener que ese es uno de los “grandes temas” para Cambiemos en 2018.

Argentina y Croacia buscan fortalecer la relación bilateral

El presidente Mauricio Macri y su par de la República de Croacia, Kolinda Grabar-Kitarovi, acordaron durante un encuentro realizado en la Casa de Gobierno fortalecer la relación bilateral y avanzar en un mayor intercambio en las áreas de comercio, inversiones, cultura y ciencia.

Macri subrayó ante Grabar-Kitarovi que están “las puertas abiertas” para que empresarios croatas puedan invertir en la Argentina, aprovechando las ventajas de la Ley de la Participación Público Privada, y le propuso además que estudiantes de ese país vengan aquí a aprender o perfeccionar el idioma español, según se informó oficialmente.

A su vez, la presidenta croata le manifestó su interés en que ambos países acrecienten el intercambio comercial y que el alcance de los negocios pueda extenderse al resto del Mercosur, así como la predisposición de Croacia para adquirir radares para control de fronteras fabricados por la empresa argentina Invap.

Grabar-Kitarovic se reunió con Macri en el marco de una visita oficial a la Argentina que se extenderá hasta el jueves. En el transcurso de su estadía en el país, la presidenta croata mantendrá un encuentro con la vicepresidente Gabriela Michetti; inaugurará junto con el canciller argentino Jorge Faurie el Foro Comercial Argentino Croata; y viajará a las provincias de Santa Fe y Tucumán, entre otras actividades.
Macri estuvo acompañado durante la reunión, que se desarrolló en el despacho presidencial, por el canciller Faurie y el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo.