Política Domingo, 21 de enero de 2018 | Edición impresa

Incluye a Mendoza una nueva venta de propiedades nacionales

El Gobierno remata otras 64 propiedades del Estado. La venta de La Remonta, en Campo Los Andes, Tunuyán, está frenada por un amparo.

Por Javier Álvarez - Corresponsalía Buenos Aires

El Gobierno de Mauricio Macri buscará recaudar este año unos 500 millones de dólares a través de la venta de unos 64 inmuebles del Estado, en línea con su plan de "desburocratización" para ahorrar 100.000 millones de pesos y reducir el déficit fiscal. 

Las primeras ventas de 2018 se ejecutarán el próximo jueves 25 de enero y el 1 de febrero: son un inmueble y un lote ubicados en la Capital Federal, con los que se buscará una recaudación de al menos U$S 67,2 millones de dólares, casi $ 1.300 millones. Son las únicas dos fechas confirmadas. 

En la ciudad de Mendoza se venderán dos lotes del Ferrocarril San Martín, ubicados entre calles Suipacha, Perú, General Las Heras, Francisco Moyano, Joaquín V. González y Tiburcio Benegas. También hay un terreno en Necochea 230, al lado de la zona de bancos y a media cuadra de Plaza España. 

El Gobierno nacional rematará además un predio en Godoy Cruz, sobre la calle Güemes S/N; y valiosas tierras en Campo Los Andes, en Tunuyán, cuya venta está frenada por la Justicia y es la que más polémica ha generado.

El caso de la Remonta: una joya premium

La Justicia Federal en Mendoza hizo lugar el año pasado al pedido de los pobladores de La Remonta, en la zona cordillerana de Tunuyán, y frenó el decreto presidencial que habilitaba la venta de casi 10 mil hectáreas de tierras del Ejército en Campo Los Andes.

La acción de amparo estaba firmada por 26 vecinos y "habitantes nativos", ya que además de cordillera y agua, el lugar es una zona vitivinícola premium del Valle de Uco y un sitio estratégico para el Ejército que, en algunas zonas, limita con Chile. 

Pobladores y ambientalistas celebraron la suspensión de todo accionar relacionado a la aplicación del decreto 225/17, pero el Gobierno tiene la firme decisión de avanzar. 

Un organismo que sigue de cerca el tema es la Cámara de Comercio e Industria de Tunuyán. Sus representantes han manifestado su posición ante los miembros de la comisión de Economías Regionales de la Cámara de Diputados de la Nación. 

“Estamos en contra de la venta, pero queremos avanzar en un proyecto productivo. Es cierto que la administración que hacía el Estado de estas tierras es totalmente perfectible y debe dejar mayores ganancias, pero se puede pensar en la creación de un fideicomiso, que permita un sistema de arrendamiento más controlado y eficiente, sin vender las tierras”, apuntó en su momento Alberto Carletti.

Propiedades para rematar

Cuando asumió Cambiemos, la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) tenía solo 19.600 inmuebles registrados. Hoy ya tiene más de 70.000 propiedades del Estado en el país y en el exterior. 

De ese listado, la AABE determinó que son 99 las propiedades disponibles para rematar, de las cuales ya vendieron 35 entre 2016 y 2017 con una recaudación de casi 467 millones de dólares. 

El 70% de lo recaudado va para el organismo al cual pertenece la propiedad que se remata y el 30% tiene como destino al Tesoro Nacional, para financiar gastos corrientes de la administración central. Macri ya firmó cinco decretos para autorizar las ventas. 

El remate queda a cargo de la AABE, que opera bajo órdenes de jefatura de Gabinete, pero podría pasar a un eventual Ministerio de Infraestructura en lo que sería el reordenamiento ministerial que anunciará el Gobierno próximamente.

Para agilizar las ventas, el Presidente contempló en su mega DNU de desburocratización del Estado la derogación de la Ley N° 14.147 sancionada en 1952, que promovía la producción agropecuaria e industrial permitiendo la explotación de los bienes a cargo del Ejército. 

Ahora, el Gobierno quiere que sean reducidos y únicamente utilizados para los fines específicos de las Fuerzas Armadas, como entrenamientos militares. 

En el país y el exterior 

Según dijo a Los Andes un alto funcionario del Gabinete, el Gobierno buscará acelerar las ventas para recaudar aproximadamente 500 millones de dólares por los 64 inmuebles y ahorrar estimativamente unos 500 millones de pesos anuales en costo de mantenimiento. 

Voceros de la AABE reconocieron la cantidad de propiedades listas para la venta, pero no precisaron los plazos ni montos. Explicaron que los inmuebles se rematan porque están subutilizados o generan pérdidas, y refuncionalizarlos tendría un costo muy elevado.

En total, son 4 propiedades en Mendoza, 49 en Capital Federal, 23 en Buenos Aires, 2 en Santa Fe, 3 en Salta, 6 en Córdoba, 3 en Corrientes, 1 en Jujuy, 1 en Colombia, 4 en Estados Unidos, 1 en Brasil y 2 en Uruguay.

Se trata de campos, edificios, lotes, galpones, locales, oficinas, departamentos y hasta viviendas que en algún momento fueron destinadas a funcionarios nacionales, la mayoría de las Fuerzas Armadas y desde hace un tiempo están sin uso. 

Entre esas propiedades están las hectáreas premium ubicadas en una de las zonas más codiciadas del Valle de Uco, del Ejército Argentino.

Las fuentes consultadas por Los Andes en la AABE precisaron que "hay nueve contratos de arrendatarios que están vencidos y a la vez hay gente que está viviendo en el lugar", por lo que es una situación compleja. La que debe tomar una determinación es la Justicia. 

No obstante, en la Casa Rosada esperan que la Justicia resuelva cuanto antes el conflicto para que el Estado pueda tomar el control total de esas tierras y así avanzar con el remate.

Todas las tierras que están bajo control del Ejército pero subutilizadas o no utilizados, pasarán a la AABE. "En un momento se dijo que las cabezas de ganado también, cosa que no es cierta. No administramos vacas ni chanchos, sino sólo inmuebles", dijeron en el organismo. En los primeros veinticuatro meses de gestión, el Gobierno de Cambiemos remató 35 campos, lotes, edificios y galpones en Córdoba, Neuquén, Capital Federal y Buenos Aires (Vicente López, Lobos y Ciudad Evita) por exactamente 466.401.490 dólares.

Las ventas que se aproximan

El terreno de 8.827 metros cuadrados que la AABE venderá el jueves 25 de enero tiene un precio base de 60 millones de dólares y está ubicado en una de las zonas más codiciadas del exclusivo barrio porteño de Puerto Madero. 

Luego, la AABE pondrá a la venta otros doce inmuebles ubicados en Capital Federal, Buenos Aires, Corrientes, Santa Fe y Salta, según lo autoriza el Decreto 928 publicado en el Boletín Oficial con las firmas de Macri y su jefe de Gabinete, Marcos Peña. 

Según explican en la AABE, la venta o cesión de uso se da con aquellos inmuebles que se encuentran subutilizados, ya sea por obsolescencia física o funcional, en estado de abandono o mala conservación susceptibles a intrusiones u ocupaciones, o concesionados de manera poco beneficiosa para el Estado.

La AABE es la encargada de estudiar cada uno de los bienes y establecer su ubicación, datos dominiales, individualización catastral, situación de revista, superficie y demás condiciones exigidas para la enajenación.

Explican allí que al Estado nacional le costaría mucho dinero poner en condiciones para usufructuar o reutilizar estos inmuebles, por lo que se trataría de un "gasto ineficiente" para el cual tampoco hay recursos dada la política de austeridad exigida por Macri.

A través del Programa "Preservar", la AABE también pone, a disposición de las comunidades, inmuebles para desarrollar proyectos culturales y sociales en distintas localidades del país. Asimismo, destina tierras para el plan Procrear. 

El decreto que tiene en vilo a vecinos del Valle de Uco 

El anuncio de que saldrían a la venta 7.216 hectáreas que hoy pertenecen al Ejército en Campo Los Andes, Tunuyán, llegó a principios del año pasado y generó polémica en Valle de Uco.

La problemática del recurso hídrico aparece en el centro de la discusión. Hay que tener en cuenta que el valor productivo de la zona es alto, pero va de la mano del acceso al agua ya que sobre el Valle de Uco rigen restricciones hídricas, sobre todo en aguas subterráneas. Al respecto, la Provincia ha diseñado un cuidadoso proyecto que pretende "dotar de riego a las nuevas parcelas y mejorar las áreas irrigadas" en la actualidad. 

La Remonta está a 12 kilómetros al suroeste de Vista Flores, la zona de oro de la región. 

El sitio resulta muy atractivo para cualquier inversor, como lo demuestra la cantidad de famosos que han comprado cerca.

Hoy, unas 1.200 hectáreas son explotadas por nueve arrendatarios (productores locales), unas 800 hectáreas utiliza el Ejército para cultivar pasturas y en el resto se extiende el monte nativo. 

Uno de los planteos que hacen los actuales arrendatarios de estas tierras, además de que nunca fueron consultados ni tuvieron posibilidad de negociar sus contratos, es que llevan décadas trabajando en la zona y con diversidad en plantaciones que combatían el monocultivo. 

Por lo pronto, la noticia sigue generando revuelo. Sobre todo con planteos ambientalistas: qué podría pasar con el desmonte y en qué manos quedarían estas tierras. que lindan con la cordillera.