Política Martes, 16 de octubre de 2018 | Edición impresa

El Gobierno avanza para modificar la ley de alquileres

El macrismo quiere introducir cambios al proyecto del kirchnerismo, que ya obtuvo media sanción en el Senado en 2016.

Por Redacción LA

El Congreso volverá a ser escenario de otra discusión entre macristas y kirchneristas en torno al proyecto para modificar el régimen de alquileres, cuyo detalle grueso data de 1984.

En Diputados, Cambiemos impulsará un pack de retoques a la iniciativa de la senadora K Silvina García Larraburu, la cual obtuvo media sanción en el Senado en 2016.

“Es urgente que la normativa, acordada con los inquilinos de todo el país, sea sancionada tal y como fue aprobada en el Senado por unanimidad”, afirmó García Larraburu. Y señaló que “la norma busca que tanto propietarios como inquilinos dejen de estar en una situación jurídicamente ambigua, tanto con los aumentos escalonados como con la utopía de la no actualización”.

 

El oficialismo en la Cámara Baja, a instancias del diputado del PRO Daniel Lipovetzky, plantea modificaciones al proyecto elaborado por García Larraburu, que es respaldado por la Federación Nacional de Inquilinos y que plantea cambios al Código Civil y Comercial de la Nación.

Fuentes de la bancada de Cambiemos defendieron las modificaciones que plantearán  al texto que salió del Senado. “No tenía ni quien pagaba las comisiones, tampoco el tema de la garantía ni en su redacción, además que el tema de la actualización era muy deficiente”, dijeron desde el PRO. 

 

Algunos cambios

El punto más importante del proyecto, según la Federación de Inquilinos, es el de la actualización de los precios de alquileres, que -según ellos- actualmente “aumenta muy por encima de los índices de inflación y de los salario” y que no incluye expensas, impuestos ni servicios. 

El proyecto de García Larraburu plantea aumentos anuales, no semestrales como viene sucediendo, y que estén fijados por un índice promedio entre inflación (IPC) y variación salarial (CVS). Por ejemplo, si durante los últimos 12 meses la inflación medida por el Indec fue del 20% y el aumento promedio de los salarios fue del 12%, los precios de los alquileres aumentarían un 16% anual.

 

En cambio, el macrismo plantea un sistema de actualización cada 6 meses a partir de un mix entre inflación y variación salarial (lo estipulará probablemente el Indec). 

El proyecto que obtuvo media sanción en la Cámara Alta plantea ampliar el plazo mínimo del contrato de 2 a 3 años. El fundamento principal es generar una mayor estabilidad para los inquilinos.

 

En este punto, el proyecto de Daniel Lipovetzky, en sintonía con la Casa Rosada, también plantea que el mínimo del plazo de alquiler sea de 3 años.

Renovación

El proyecto de los inquilinos establece que 60 días antes de la finalización del contrato, las partes se reúnan para acordar la renovación. En caso de no lograr un acuerdo, el inquilino puede buscar otro lugar dentro de ese plazo y rescindir sin pagar multa. En caso de llegar a un acuerdo y que alguna de las partes lo incumpla, debe indemnizar a la otra con un mes de alquiler.

La iniciativa del oficialismo plantea que el inquilino podrá rescindir el contrato 60 días antes del vencimiento sin tener que pagar multa. 

La iniciativa que logró media sanción plantea reducir el depósito en garantía a un mes de alquiler. Actualmente,  pueden pedir hasta un mes por año de contrato. 

Comisión

La comisión inmobiliaria es regulada por cada jurisdicción donde se establece el monto y si es el dueño o el inquilino quien debe afrontar el gasto. La Ley Nacional no modifica nada por ejemplo en la Ciudad de Buenos y Río Negro donde la comisión la paga el dueño y el monto está establecido por Ley.

En Provincia de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, etc. la comisión la paga el inquilino y también está determinada por ley. En provincias que no cuenten con esa legislación, las inmobiliarias no podrán cobran más de un mes de alquiler en concepto de comisión u honorarios. Este artículo es importante en provincias como San Luis que no cuentan con una regulación. 

 

Además, la iniciativa de la senadora K también plantea que las expensas extraordinarias y los impuestos que gravan la propiedad están a cargo del dueño.

En la misma línea, el oficialismo plantea que las comisiones inmobiliarias por el alquiler y las expensas extraordinarias -es decir, aquellas que no tengan que ver con el funcionamiento del edificio- estarán a cargo exclusivamente del propietario. De esta manera se regula el pago de comisiones, depósitos y adelantos, estableciendo que la comisión inmobiliaria la abone solo el propietario.

En el texto votado en el Senado se eliminó el plazo mínimo de seis meses para rescindir el contrato y se mantienen las indemnizaciones. A su vez, durante el segundo y tercer año se podría rescindir pagando un mes de multa. Actualmente, no se puede rescindir dentro del primer semestre, sino el inquilino debe pagar todos los alquileres que le falten hasta cumplir los seis meses.

 

El oficialismo en Diputados plantea que el inquilino podrá rescindir el contrato 60 días antes del vencimiento sin tener que pagar multa. Seguirán las penalidades si rescinde antes de ese plazo.