+ Deportes Opinión Lunes, 11 de febrero de 2019 | Edición impresa

El fútbol, de luto - Por Leandro “Tato” Aguilera

La partida de Emiliano Sala como la de los jóvenes del Flamengo son tragedias que podrían haberse evitado.

Por Leandro “Tato” Aguilera - Periodista mendocino de TyC Sports

Luego de tanta búsqueda y conmoción por el caso de Emiliano Sala, la confirmación de su muerte generó más dolor en el mundo del fútbol. La esperanza de encontrarlo con vida se terminó cuando las autoridades policiales de la zona comunicaron que el cuerpo hallado en el avión, en el fondo del mar, era el del argentino que nació en Progreso y se desarrolló profesionalmente en la liga francesa. Su partida como la de los diez chicos de Flamengo que murieron en el incendio, en la pensión de esa institución de Río de Janeiro, fueron dos noticias de esta semana que me impactaron mucho, causándome profundo dolor e impotencia. 

En los últimos años sucedieron tragedias que se podrían haber evitado, recuerdo la de los jugadores de Chapecoense en el avión que se estrelló en las montañas de Colombia. Una situación que no tiene que ver con el destino, si no con la imprudencia que finalizó con tantas vidas inocentes. 

Emiliano Sala se fue de la Argentina para cumplir el sueño de ser un jugador profesional. Lo cumplió y cuando estaba por pasar a un club de la Premier, seguramente un objetivo pensado, el accidente en el avión en el que se trasladaba lo dejó sin esa chance de seguir con su carrera y todos lo lloramos. Cuántas preguntas nos hacemos y todas sin respuestas. Es muy injusto lo que le pasó y genera mucha impotencia. 

Por ejemplo el Club Atlético Boca Juniors suspendió varios regresos en vuelos charters por tormentas (hace poco en San Juan y también para esta estadía aquí en Córdoba luego del partido con Belgrano). Esto nos tiene que servir para no cometer más esos errores que alguna vez tuvimos y reconocer que la suerte estuvo de nuestro lado para poder contarla como una anécdota más.

Dando vuelta la página no puedo dejar pasar lo que sucedió en el vestuario visitante de Newell's con un polvo de dudosa procedencia que encontraron los utileros de Central cuando llegaron al estadio Marcelo Bielsa. Eso no te da triunfos, ni tampoco colabora con la caballerosidad en el deporte. El fútbol argentino tiene que ser noticia por otras cuestiones y no por eso. La Superliga y AFA deberían multar a los clubes que no le dan a su rival comodidad y buen trato.

En lo futbolístico fue una fecha apasionante con resultados claves para la lucha por el título como por el descenso. 

Por otro lado, el nivel de Sergio Agüero  dio que hablarque  ya que hizo tres goles en el encuentro entre el Manchester City y el Chelsea. Se perdió uno con el arco sólo y definió los otros, uno de penal, de manera perfecta. El nivel del Kun, me hace pedir por él en la selección Argentina que tendrá la Copa América de Brasil por delante. Cómo dejarlo afuera de los convocados; sería un pecado de Scaloni si no lo llaman nuevamente.

El último tema que toco en mi columna es el del fútbol femenino, prometo que en la próxima nota lo voy a profundizar. River le ganó a Boca 3 a 1 y todas pidieron lo mismo "fútbol femenino profesional".  Esto es muy importante para que la especialidad siga creciendo y lo que pasó con el equipo en algunos clubes mendocinos, como en el Atlético Club San Martín que disolvió el conjunto, no colabora para que las chicas sigan disfrutando de este apasionante deporte.