Policiales Miércoles, 5 de septiembre de 2018 | Edición impresa

El fiscal del caso Fortunato irá a la Corte: “Fue algo más grave que un accidente”

Fernando Guzzo aseguró que en el debate quedó probado el vínculo entre Genaro y la condenada.

Por Oscar Guillén - oguillen@losandes.com.ar

Sin conocer los fundamentos  que dará el tribunal que condenó a la comerciante Julieta Silva (29) por la muerte durante un accidente de tránsito del rugbier sanrafaelino Genaro Fortunato (25), el Ministerio Publicó Fiscal (MPF) salió a criticar el fallo de los jueces sureños y a anunciar que llevará el caso a la Corte provincial.

 

Ayer dio una conferencia de prensa Fernando Guzzo, jefe de los fiscales de Homicidios, quien fue enviado por el procurador Alejandro Gullé para que tomara el rol de principal acusador en el accidente que terminó con la vida del deportista sureño.

Ante la atenta mirada de su jefe, el fiscal adjunto Gonzalo Nazar, Guzzo comenzó diciendo que no estaba "enojado" con el Tribunal Penal Colegiado que le impuso una pena a Julieta Silva de 3 años y 9 meses por homicidio culposo agravado, sino que era un problema "jurídico y probatorio".

"Esto se ha tratado de algo más grave que un accidente. Ante una condena tan disímil con lo que nosotros entendemos como probado, es evidente que vamos a casar la sentencia", disparó Guzzo.

En otro momento consideró que la Corte provincial "tendrá elementos para emitir un nuevo fallo", sin necesidad de que ordene un nuevo debate.

 

Consultado por Los Andes, indicó que no había que hacer ninguna valoración de tipo política en relación a la participación del abogado defensor, Alejandro Cazabán, ex superministro del gobernador peronista Celso Jaque. "Ha sido un juicio normal en ese aspecto", apuntó Guzzo.

Consideró también que las distintas calificaciones del caso no enturbiaron el proceso y, en todo caso, no se debieron al trabajo del MPF, que "no fue errático en sus planteos porque siempre sostuvimos la misma calificación".

 

“Fue un hecho doloso”

"Creemos que hay suficientes pruebas de que se trató de un hecho doloso", explicó Fernando Guzzo.

Y agregó: "Evidentemente no pudo no haberlo visto (a Fortunato) como ella (Silva) sostiene. Creer que esto es un eufemismo. La intención (de matar) está en la mecánica del hecho".