Economía Miércoles, 11 de julio de 2018 | Edición impresa

El Central mantuvo la tasa y recortará los pesos circulantes

Las medidas de la autoridad monetaria parecen haber calmado al mercado, con un dólar que cerró por segunda jornada consecutiva en baja.

Por Javier Alvarez - Corresponsalía Buenos Aires

El Banco Central pronosticó ayer una baja de la inflación a partir de julio, pero para evitar disgustos inesperados o fuera de pronósticos hizo cuatro anuncios que apuntan a reforzar su lucha contra la suba generalizada de precios. 

En principio, mantuvo la tasa de referencia en el 40% y avisó que ésta será revisada ahora una vez por mes y ya no cada dos semanas. En segundo lugar, dará mayor poder al Comité de Política Monetaria, que ahora será resolutivo y deberá publicar los votos de cada integrante.

En tercer lugar, señaló que va a intervenir en el mercado secundario donde se compran y venden Lebac para modificar las tasas de interés de ese instrumento. Y en cuarto lugar, lo más importante: pondrá la lupa sobre la cantidad de pesos que circulan. 

Estas decisiones suman artillería contra la inflación, ese drama al que la administración Cambiemos no ha logrado imprimirle una tendencia clara y definitiva en los 31 meses que lleva de gestión. 

 

Agregados monetarios

“El esquema de metas de inflación con la tasa de interés como único instrumento de política monetaria debe ser complementado por un seguimiento más atento a los agregados monetarios”, dijo la entidad que conduce Luis Caputo

Los agregados monetarios son los elementos que integran la oferta de dinero. El efectivo en poder del público y los depósitos a plazo en los bancos muestra un crecimiento interanual del 23,7%, por debajo de la inflación de los últimos doce meses.

No obstante, la base monetaria crece a un ritmo del 27,6% anual, frente al récord de 46,9% de mayo. Aunque debe considerarse que el Central comenzó a monitorear una base amplia, que incluye pasivos como pases netos, Leliq y Lebac en poder de bancos y el bono 2020 del Tesoro, admitido para integrar encajes.

En este camino de mayores restricciones, el Central ya aumentó los encajes bancarios en dos oportunidades desde el 18 de junio y comenzó a reducir el stock de Lebac. Cuando menor sea la liquidez del sistema, más rápido bajará la inflación, entienden las autoridades. 

Si bien las expectativas de inflación del mercado volvieron a elevarse en la última medición, en parte por la devaluación del peso, los últimos datos disponibles “muestran una desaceleración de la inflación a partir de julio”, dijo la entidad. 

 

Según el Central, todas las medidas tomadas en el último mes junto al Ministerio de Hacienda “deberían comenzar a colaborar en la contención inflacionaria”. Aunque todavía existen “riesgos de mayor inflación” que la esperada por la devaluación de los últimos dos meses. 

Por otro lado, Caputo decidió que el Consejo de Política Monetaria deje de ser un órgano asesor para ser resolutivo. Desde ahora, se publicará el resultado de la votación de sus miembros sobre la tasa, lo cual sumará transparencia. 

También se modificó la frecuencia de toma de decisión de política monetaria pasándola de quincenal a mensual. Con esta medida, el Central quiere reflejar “cierta persistencia consistente” con la perspectiva sobre las tendencias de la inflación en plazos más extensos. 

Y, avisó la entidad, en situaciones de alta volatilidad como la actual, tendrá “una activa intervención” en el mercado secundario de Lebac, por lo que subirá o bajará las tasas de estos instrumentos si lo considera necesario en cualquier momento. 

 

Dólar 

En una jornada en la que las monedas de los países emergentes recuperaron valor, el peso argentino se apreció un 2% frente al dólar, que cayó 57 centavos en el mercado de cambios y cerró el día en los 28,05 pesos, en el promedio que elabora el Central. 

En las últimas tres jornadas, el real brasileño se apreció 3,02% frente al dólar; el peso argentino avanzó 2,65%; el rublo ruso, 2,13%; el rand sudafricano, 1,59%; y el peso chileno, 1,47%.

En el segmento mayorista el tipo de cambio mostró retrocedió ayer unos 53 centavos y terminó a 27,37, el valor más bajo en casi tres semanas. 

El mercado parece estar dando un respiro al Gobierno. Las operaciones del Mercado Abierto Electrónico también mostraron un relajamiento en las tasas de las Lebac, que la semana pasada tocaron máximos del 67%.

Ayer, la tasa de la letra que vence el martes próximo se ubicó en 57% anual en el mercado secundario.