Más Deportes Miércoles, 10 de octubre de 2018 | Edición impresa

El Canario tiene pretensiones

Murialdo venció a Social San Juan y mantiene intactas sus chances de buscar el cetro.

Por Arroba Sport

Leonardo Murialdo ganó y sorteó un duro escollo en su lucha por pelear por la corona de la Liga Nacional A-1 de hockey sobre patines. En la pista de IMPSA, el Canario puso lo necesario para derrotar a los sanjuaninos de Social por 6 a 4.

Había que poner actitud ante un rival de fuste como lo es Social San Juan y esa actitud asomó. 

Con mucha personalidad ‘Los Canarios’ de Perea jugaron ante un rival que, como siempre, le complicó el juego. Incluso el arranque del duelo mostró mejor armada a la escuadra de San Juan, más allá que  el ‘Mortero’ Joaquín Vargas, la gran figura del pleito, había puesto en ventaja a los dueños de casa. López estampó la igualdad y Vargas, otra vez, y en dos ocasiones estiró las diferencias.

 

El partido tenía mucho roce,  con mucha intensidad pero bien jugado. En el complemento se vio lo mejor.

Sáez movía los hilos de Murialdo. Miranda sacaba pecho ante la adversidad y tapaba hasta la luz. Nada ingresaba en su portería. Nardi marcaba con furia y ni que hablar de Nacevich que patrullaba constantemente y se peleaba con medio mundo. Isoler daba y recibía y Vargas hacía lo que más le gusta, vulnerar redes rivales. Labiano ingresó y dejó su sello. Todos concentrados, compenetrados por una misma causa.

El rival también jugaba y lo hacía bien. Ni hablar de Carlitos López un verdadero fenómeno. Juan Travasino, el capitán, peleaba todas las bochas, todas. Velásquez jugó un gran partido y también se despachó con un golazo al igual que Matías Martín.

Una actitud repudiable

Todos los condimentos para lo que fue un verdadero partidazo que se vio empañado en el final por la mala conducta de los jugadores de Social que golpearon a Leandro Tosoni, uno de los árbitros del juego (el otro fue Julio Sosa) y también se las agarraron con algunos espectadores. Fue un final lamentable, bochornoso.

Murialdo, que ya cumplió su sanción con su pista, volverá a La Pajarera y enfrentará a Andes Talleres que  destrozó a Richet y Zapata al golearlo por 14 a 5.

 

Los Azulgranas fueron una verdadera máquina y se cobraron revancha de la derrota sufrida en San Juan en la tarde noche dominical. Los dirigidos por Marcelo Inella mostraron una gran recuperación y ahora van por Murialdo.

Andes Talleres se hizo fuerte en el Bonano y se metió en semis tras aplastar a Richet y Zapata.

El otro mendocino, Banco Mendoza, quedó eliminado al caer derrotado ante UVT en la provincia de San Juan.

Los Comunitarios jugarán ante Concepción Patín Club, vigente monarca del Campeonato Argentino.