Fincas Jueves, 7 de febrero de 2019

El campo reclama soluciones y busca políticas alternativas

En medio de quejas crecientes, preparan un documento de políticas de estado impostergables

Como en una pareja, la relación entre el Gobierno y los productores agropecuarios está lejos del ánimo de casamiento festivo que podría fecharse el 14 de diciembre de 2015, cuando en un campo de Pergamino el presidente Mauricio Macri desmanteló las retenciones que el kirchnerismo había enarbolado como un eje de sus políticas. Tras más de tres años de desgaste, la convivencia exhibe fisuras.

Aun con insatisfacciones, hasta septiembre pasado el vínculo lució vigoroso. Pero la vuelta de los derechos de exportación, combinado con otros tipos de presión impositiva, el alto costo del financiamiento y, últimamente, la necesidad de obras hidráulicas y mejores caminos que desnuda el drama de las inundaciones, fue llevando las posiciones de los dirigentes de la Mesa de Enlace a discurso de tono opositor. Por ahora, sólo son reclamos amables, y de solo pensar en la posibilidad de una vuelta del kirchnerismo al poder los sigue uniendo el espanto. Pero amor parece haber cada vez menos.

“Pensamos que, en este momento, el clima y la economía han desnudado la falta de políticas agropecuarias adecuadas”, dijo Carlos Achetoni, presidente de Federación Agraria Argentina. “El gobierno nos escucha, pero luego no hay respuestas con la rapidez que necesitan los ciclos productivos”, agregó el titular de Coninagro, Carlos Iannizzotto, casi como un marido incomprendido.

En este 2019 con impronta electoral, el que abrió el fuego en enero fue Daniel Pelegrina, titular de la Sociedad Rural, quien desde Junín de los Andes, Neuquén, planteó que “es fundamental que el Gobierno analice una disminución de la carga tributaria, ya sea por la eliminación de los derechos de exportación u otros mecanismos, porque hay muchas economías regionales, como la fruticultura y la viticultura, que requieren otro marco para salir de su crítica situación”.

En tanto, Dardo Chiesa, líder de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), puso el acento en el factor más irritante: “Las retenciones nos han hecho mucho daño. El año pasado comenzamos con derechos de exportación solo para la soja y terminamos con todos los cultivos, y todas las exportaciones. Es un retroceso muy importante si queremos ser supermercado del mundo, porque se suma a la presión impositiva más alta de la región y tasas de interés que hacen inviable la producción agropecuaria”.

Con Lifschitz y por políticas de Estado

En este contexto, y con formal preocupación por las inundaciones, la Mesa de Enlace recibió en la sede nacional de CRA a Miguel Lifschitz, el gobernador de Santa Fe, que les pidió cerrar filas frente a la emergencia hídrica, pero también les sugirió que si el Gobierno no los conforma, hay otras alternativas al kirchnerismo, como la que el socialista impulsa con Roberto Lavagna en la fórmula presidencial.

En ese sentido, aunque difícilmente asuma posiciones partidarias en el año electoral, la Mesa de Enlace aspira a delinear un documento en los próximos meses para tener protagonismo en los debates de campaña. Creen que una propuesta de reducción de las retenciones, un seguro multirriesgo y mejores condiciones de acceso al crédito, deberían estar en el podio de “inquietudes más urgentes”. Y que, pensando a mediano y largo plazo, se deberían dar pasos concretos hacia mejoras de infraestructura.

Con el correr de los meses se verá si esa agenda se acerca o se aleja de la que plantee el Gobierno, no tanto en los dichos sino en los hechos.

Por Mauricio Bártoli - Clarín Rural