Economía Viernes, 13 de julio de 2018 | Edición impresa

El boom de compras en Chile sigue en caída

Inflación, ajuste cambiario y el encarecimiento en el uso de tarjetas de crédito explican el derrumbe del consumo mendocino en Chile.

Por Jaquelina Jimena

Todo parece indicar que el “boom de compras” en Chile, está tocando a su fin. La causa no tiene relación con la geografía de sus paisajes, ni con la cordialidad de su gente. Nada de eso.

Aquí hay una razón clara; esto es por plata. Es que mientras el dólar en Mendoza araña los 30 pesos, muchos mendocinos están dejando de apostar por los electrodomésticos, y la gastronomía trasandina.

El menor flujo de caja para el comercio chileno fue punteado por el presidente de la Cámara de Comercio y Turismo de Viña, Rodrigo Rozas. “Ya no tenemos el boom de crecimiento motorizado por las compras de los mendocinos.

 

El año pasado en el mejor momento, las ventas crecieron 1000% con respecto a una condición normal, en tanto hoy en día si comparamos a la misma fecha la caída ha sido del 700%. Todos los rubros vinculados al turismo han tenido bajas tanto en electrodomésticos, hotelería y todo lo vinculado a paquetes turísticos”.

Sobre la merma en las compras, la subsecretaria de Turismo de Chile, Mónica Zalaquett, con datos en mano de la División de Estudios de la Subsecretaría de Turismo de Chile, afirmó que “durante 2017 recibimos 3.323.771 llegadas de turistas argentinos. Según nuestros registros, a la fecha han llegado 1.462.705, lo que representa una variación de un -19,2% respecto a igual período en el año anterior”.

Desde la visión de la funcionaria chilena la baja registrada en estos meses se explica por varios factores. En primer lugar, la base de comparación es muy alta, dada la llegada record de turistas argentinos durante la temporada 2016-2017. En segundo lugar, la situación macroeconómica argentina también influye en este descenso.

 

“La compra  siempre ha estado relacionada al tipo de cambio y sus fluctuaciones; por lo que en un contexto de depreciación del peso argentino o en otras palabras un dólar al alza, bajo crecimiento económico y alta inflación, es esperable que las decisiones de consumo turístico se vean restringidas”, apuntó Zalaquert.

Más allá de las señales de la coyuntura económica, la funcionaria chilena es optimista.  “Nuestro país tiene muchos otros atractivos turísticos que ofrecer para los visitantes transandinos y así lo saben los turistas provenientes de distintos lugares de nuestro país vecino que siguen prefiriendo Chile para tomar un descanso, ya sea por un fin de semana o bien por varios días. Prueba de ello, es que para la temporada de invierno esperamos que más de 170 mil argentinos visiten Chile, representando un 37% del total de extranjeros que visitarán el país en esta temporada”, concluyó Zalaquett.

Dólar y después

Desde la visión de los expertos locales, la merma de compras en el país vecino si bien tiene una directa relación con el tipo de cambio también hacen su parte la inflación y las altas tasas de interés de financiamiento. 

“Todo se trata del dólar y sus consecuencias”, señaló Jorge Day, economista de la Fundación Mediterránea –IERAL-. En su análisis el ajuste del tipo de cambio de los últimos meses ha sido más fuerte que las devaluaciones del 2014 y 2016.

“El dólar hace que los precios en Chile estén más caros y por otra parte nuestro poder compra ha disminuido. Las familias poseen menos fondos para sus consumos lo que hacen que direccionen sus compras a cubrir sus necesidades fundamentales y no destinen su dinero al pago de viajes y ocio, y en ésa categoría entra Chile”, apuntó Day.

Finalmente con un encarecimiento del financiamiento esto es las compras destinadas con tarjetas de crédito, y nuevamente en esa categoría están las compras a Chile, hace que los mendocinos restrinjan el uso de sus tarjetas de crédito en el país vecino.

El desplome de compras en el país trasandino también fue analizado por el Doctor en economía Pablo Salvador. En su análisis, existen tres factores que están condicionando y desalentando las compras de mendocinos en Chile.

“El primer factor es el tipo de cambio. Si bien el dólar aumentó mucho a nivel internacional, lo que llevó a una devaluación de todas las monedas latinoamericanas,  el salto fue mayor en Argentina que en Chile”, apuntó Salvador.

 

El segundo factor que condiciona la baja de ventas en el país vecino está dada por el alza de precios en el país y Mendoza. “La inflación interanual acumulada es muy alta, hasta el momento es superior al 26%, en contrapunto los salarios pierden puntos contra el alza generalizad de precios, por lo tanto se compra menos que el año pasado”, analizó Salvador.

Y en último término, las altas tasas de referencias establecidas por el Banco Central, hace que instrumentos específicos como los créditos se incrementen por lo tanto las tarjetas de crédito mayormente usadas en el exterior, también se encarecen en los bolsillos de los mendocinos.

“El Banco Central ha establecido una tasa de referencia del orden del 40% lo cual es muy alta, esto eleva las otras tasas de instrumentos como crédito y plazo fijo. Si bien la compra con tarjeta se paga en dólares y en Argentina lo factura en pesos, se toma la paridad cambiaria al cierre del mes siguiente de la tarjeta, por lo tanto se termina pagando más. Nuevamente esta realidad atenta contra el consumo con tarjeta en el exterior, y Chile no es la excepción”, concluyó Salvador.