Más Deportes Viernes, 13 de julio de 2018 | Edición impresa

Efecto “Pep”: el método Guardiola es la revolución que deja el Mundial

Así lo aseguró el Grupo de Estudios Técnicos de la FIFA integrado, entre otros, por Van Basten, Amunike y Milutinovic.

Por Redacción LA

El “efecto Guardiola”, la intención de atacar con o sin balón, ha sido destacado como una de las características del Mundial de Rusia, pero que también se ha reducido la posesión por la falta de espacio para los atacantes por el Grupo de Estudios Técnicos de la FIFA (GST). 

“Guardiola ha tenido un gran impacto en muchos jugadores y entrenadores. En la Liga de Campeones, en muchas Ligas con el Bayern, el Barcelona o ahora el Manchester City, tuvo influencia. Sobre todo, por la intención de jugar desde atrás, esa capacidad para atacar con o sin balón, Con una presión alta”, indicó el técnico escocés Andy Roxburgh. 

Roxburgh destacó, no obstante, que ha habido una gran flexibilidad táctica durante el Mundial. “En la Liga de Campeones hubo esta temporada tres filosofías de juego, pero aquí hay una variedad increíble de estilos”. Ha habido un gran equilibrio competitivo, con países pequeños dando un gran rendimiento. Es destacable por ejemplo la forma como planteó su partido Bélgica, contra Brasil”, resaltó el técnico al hablar de la lección táctica que dio el español Roberto Martínez en los cuartos de final. 

La posesión estuvo en  debate en el que también participó el holandés Marco van Basten, en la actualidad jefe del grupo de desarrollo del juego de la FIFA, el brasileño Carlos Alberto Parreira, el serbio Bora Milutinovic y el nigeriano Amunike. 

Al sistema implantado por Guardiola también se refirió Van Basten. “En 2010 y 2014 había muchos jugadores que había entrenado Guardiola. Antes la posesión era muy importante, pero en este Mundial hemos visto que equipos como Suecia, Suiza, Dinamarca o Islandia defendieron en espacios muy reducidos. Hoy, es casi imposible moverse entre las líneas”, resaltó. 

Van Basten puso como ejemplo el caso de España y Alemania, los dos últimos campeones. “España se enfrentó a una defensa férrea. Rusia buscó la mejor forma para ganar a un rival de mayor nivel técnico y eso también eso es parte del fútbol. No se trata sólo de ser bueno a nivel técnico, sino también táctico”, resaltó. 

"Alemania creó muchas ocasiones, pero no fue capaz de rematar y luego está el riesgo del contraataque. El fútbol está evolucionando y lo hace todo más difícil. Cada vez se juega en menos metros cuadrados. Hay que mantener un ritmo alto”.

Contentos por el aporte que brindó el VAR

El videoarbitraje ha tenido una incidencia directa en el gran número de goles que se han logrado de pelota parada en el Mundial, según el Grupo de Estudios Técnicos de la FIFA. 

“La presencia del VAR tiene mucho que ver con el aumento de los goles a balón parado. El VAR no sólo es un instrumento para minimizar errores, sino que tiene efecto disuasorio, se eliminan los empujones dentro del área. Los jugadores tiene el espacio para moverse más”, indicó Andy Roxburgh. 

Roxburgh, que felicitó al inglés Gareth Southgate, ya que su equipo logró 9 de sus 12 goles en jugadas de estrategia, resaltó que, por ejemplo, los saques de esquina se han convertido en una jugada de peligro de primer orden.

 “En la Eurocopa, cada 45 saques de esquina se marcar un gol y, en la mayoría de las Ligas también, y aquí se ha logrado un tanto cada 30 saques. Es increíble”, dijo. 

El brasileño Carlos Alberto Parreira, campeón del mundo en 1994, también destacó la aportación del videoarbitraje al Mundial de Rusia. “El VAR aporta más justicia.

Por ejemplo, la final entre Alemania y Holanda comienza con un penal por una falta (a Johan Cruyff) que se produce fuera del área. Con el VAR no se hubiera señalado.

Los resultados de los partidos son más reales. Es una buena ayuda porque cambia la mentalidad. Al principio tuvo mucha incidencia, pero en los últimos partidos ni se ha mencionado “, indicó.