Escribe el Lector Sábado, 12 de enero de 2019 | Edición impresa

Educación humanizadora

Por Iván Novotny

En un contexto social como el actual, en el que se desestructuran instituciones, se transforman sistemas políticos y se caen creencias establecidas, el campo de la educación pública no queda exento de esta situación. Porque en un momento de crisis se acrecienta la confusión, pero también puede ser una oportunidad para dar lugar a debates que posibiliten verdaderas transformaciones. Es así que las formas de aprendizaje, el sentido de educar, los temas que se abordan (como la tan urgente Educación Sexual Integral), los ámbitos educativos a generar, son tópicos indispensables actualmente para un diálogo profundo y sincero entre toda la comunidad educativa.

Ese  diálogo no debe quedar sólo en puntos periféricos, tales como si hace falta mayor o menor cantidad de horas de cursada en la escuela, si los estudiantes sacan mayor o menor puntaje en Lengua o Matemáticas, o si responden adecuadamente el "múltiple choice". El diálogo imprescindible en el momento actual tiene que orientarse hacia el significado vital del educar y el aprender, la concepción sobre el ser humano, su conciencia y su aporte histórico a los nuevos paradigmas de la educación, acordes a los tiempos que viven nuestros pueblos. Las condiciones óptimas de trabajo docente, las condiciones materiales y el presupuesto correspondiente para las escuelas públicas, son puntos que no deben quedar exentos de ese diálogo.

Atendiendo a la situación descripta es que desde la Corriente Pedagógica Humanista Universalista (Copehu) generamos ámbitos de encuentro, de comunicación y de participación entre todos aquellos que consideren necesario transformar la educación en sentido humanizador.

Porque los educadores/as, pedagógos/as, psicólogos/as, comunicadores/as y estudiantes que conformamos Copehu entendemos que se requiere con suma urgencia redefinir la educación desde un paradigma humanizador, transformador y liberador en dirección a una sociedad más justa, libre y verdaderamente democrática. Son bases fundantes de ese paradigma una cultura de la no violencia activa, y que los sujetos del aprendizaje se transformen en sujetos participativos, creativos y críticos. Para profundizar en ese diálogo es que realizamos hoy y mañana en Mendoza el VII Encuentro Internacional "Hacia una educación humanizadora" bajo el lema "Aprender sin límites, un modo de estar en el mundo" que se llevará a cabo en Parques de Estudio y Reflexión, Punta de Vacas, Las Heras (foto). Desde los talleres experienciales, mesas temáticas y exposiciones esperamos aportar a esa renovada educación que tanto necesitan nuestros pueblos.
 
Iván Novotny
Licenciado en Ciencias de la Comunicación (UBA)