Más Deportes Jueves, 11 de octubre de 2018

Dos argentinos entre las 60 jóvenes promesas según The Guardian

El diario británico elaboró una lista con los mejores jugadores sub 17 del mundo. Qué dicen de nuestras joyas en Inglaterra.

Por Redacción LA

Los ojos del mundo fútbol empiezan a centrarse cada vez más en las jóvenes promesas. Por eso, el diario The Guardian de Inglaterra realizó un relevamiento por los talentos del mundo que nacieron en 2001 y que empiezan a dar que hablar.

Entre los 60 nombres que dio el diario, figuran dos argentinos que ya empezaron a dar sus primeros pasos en Primera División: Thiago Almada y Gastón Verón. El pibe de Vélez, que cumplió 17 años en abril, ya ilusiona a los fanáticos del Fortín pero también lo observan desde el viejo continente: lo comparan con Tévez por surgir de Fuerte Apache. "Almada juega como el clásico número 10 argentino y siempre quiere la pelota, no importa con quién o contra quién está jugando", describe The Guardian sobre el volante ofensivo, que a pesar de su corta edad ya fue citado al sub 20.

 

Verón, que tiene apenas ocho partidos en la Primera de Argentinos y también nació en abril de 2001, ya marcó un gol en este campeonato ante Lanús y tiene como modelos a seguir a Darío Benedetto y Lucas Alario. "Es alto, fuerte y le gusta batallar con cualquier defensor", cuentan los británicos sobre la joya del Bicho, al cual destacan como un club formador.

No son los únicos jóvenes destacados por el diario en el fútbol de nuestro país. Tomás Espinoza, el chileno que juega como mediocampista en las inferiores Rosario Central, es otro de los que genera entusiasmo para el futuro de su carrera. Ya forma parte del sub 19 del Canalla y pronto estará en el equipo de Bauza.

 

Rodrygo, el delantero del Santos que enfrentó a Estudiantes e Independiente en esta Libertadores, es uno de los más ponderados en lista: ya fue vendido al Real Madrid. Además, Khéphren Thuram-Ulien, el hijo de Lilian (ex Barcelona), es una de las principales razones por las que Francia tiene motivos para ilusionarse no sólo con su presente como campeón del mundo.