Policiales Lunes, 15 de abril de 2019

Dolor en La Rioja: asesinaron y violaron a una nena que había ido a comprar pan  

Por el hecho detuvieron a un joven de 20 años que vive frente al negocio donde había ido la menor de 11 años.

Por Télam

Una nena de 11 años fue hallada muerta y con signos de abuso sexual en un descampado del barrio Virgen Desatanudos de La Rioja, y por el hecho fueron demorados dos sospechosos, informaron hoy fuentes policiales.

El episodio comenzó a investigarse cerca de las 19 de ayer, cuando la niña, llamada Sabina Cordori Garnica (11) salió de su casa a comprar pan a un kiosco ubicado a pocas cuadras.

 

Con el correr de las horas y al ver que no regresaba, sus padres y vecinos salieron a buscarla por la zona y rastrillaron todos los rincones del barrio, hasta que cerca de las 23 un hombre que participaba de la búsqueda junto a su novia halló el cuerpo de Sabina en un descampado, por lo que se dio aviso a la Policía.

Efectivos de la comisaría 7, con jurisdicción en la zona, arribaron al lugar junto a un equipo de emergencias, aunque no pudieron hacer nada para reanimar a la niña.

Por orden de la jueza especializada en Violencia de Género de La Rioja, Gabriela Asís, la Policía preservó la zona y convocó al personal de Científica y de Homicidios.

 

El cuerpo de la niña fue trasladado a la morgue judicial, donde esta tarde se realizará la autopsia para determinar las causas de la muerte.

Los voceros dijeron que la niña habría sido atacada sexualmente y tenía signos de haber recibido un golpe en la cabeza, al tiempo que no descartaron que haya sido asfixiada, lo que será determinado con el estudio forense.

Casi en simultáneo con el hallazgo del cadáver, la Policía detuvo a un primer sospechoso, identificado como Segundo Ezequiel Fuentes (20), domiciliado frente al negocio donde la niña habría comprado pan, a una cuadra y media de su casa, en el barrio Desatanudos.

Tras conocerse el crimen de Sabina, numerosos vecinos salieron a la calle para pedir Justicia y reclamar mayor seguridad en ese humilde barrio de la zona sur de la ciudad.

 

Un grupo de padres se concentró esta mañana en la céntrica plaza 25 de Mayo de la capital provincial y, luego mantuvo reuniones con legisladores provinciales, mientras que la policía custodiaba la vivienda del primer sospechoso apresado para evitar incidentes.

En tanto, un segundo sospechoso, identificado por la Policía como José Emanuel Nievas y conocido en el barrio como el “Chino”, se presentó esta tarde acompañado de su madre y un abogado ante la policía.

Fuentes policiales confirmaron que Nievas llegó a la comisaría Cuarta con su abogado y negó su participación en el asesinato de Sabina, aunque vecinos lo habrían visto escapar del barrio corriendo la noche del crimen.

Los investigadores aseguraron que este joven tiene antecedentes penales y la semana pasado había estado detenido en el marco de una causa, aunque luego fue excarcelado.

Ambos sospechosos quedaron a disposición de la jueza de Violencia de Género, Gabriela Asís, quien entiende en la causa.

Ahora la Policía judicial continuaba con los rastrillajes en el barrio Desatanudos para encontrar las prendas de vestir de Sabina.

Una de las sospechas de los pesquisas es que la niña fue sorprendida cuando salía del kiosco al que había concurrido a comprar el pan y fue llevada engañada hasta alguna vivienda, donde fue abusada y asesinada y, finalmente, fue arrojado su cadáver en el lugar donde fue encontrado.