Policiales Miércoles, 12 de septiembre de 2018

Doble crimen en Las Heras: tres imputados pasaron al penal

Se trata de Alexander Mëndez y Juan y Leonardo Espinoza, sospechosos de asesinar a Mauricio Pereyra y Hernán Guerrero.

Por Redacción LA

Tres jóvenes fueron imputados por el doble crimen ocurrido el domingo en Las Heras, donde perdieron la vida Mauricio Pereyra (23) y Hernán Guerrero (24).

Ayer, la fiscal de Homicidios Claudia Ríos imputó a dos hermanos, Juan (27) y Leonardo (25) Espinoza y a Alexander Méndez (22).

Juan Espinoza y Méndez fueron imputados por homicidio agravado por uso de arma de fuego y resistencia a la autoridad. El restante involucrado fue imputado sólo por homicidio agravado por uso de arma.

La investigación sigue adelante y se están periciando dos armas, una encontrada en la escena del crimen y otra hallada en la casa de Espinoza durante una allanamiento.

 

 

Viejos problemas

Las víctimas llegaron el domingo a las 22, junto a otros tres amigos, a una casa ubicada en calle Olascoaga al 900 esquina Ejército de Los Andes. Este grupo buscaba a los hermanos Espinoza, quienes residen en ese domicilio, con el objetivo de saldar una “deuda”.

Mauro Pereyra, Hernán Guerrero y sus tres cómplices derribaron la puerta de la casa de los Espinoza de una patada y fueron recibidos violentamente. 

Los ahora detenidos ya habían advertido la presencia de los intrusos y los esperaban con armas de fuego en mano. Cuando Pereyra, Guerrero y sus amigos lograron entrar a la vivienda se encontraron con una “lluvia” de balas: Pereyra recibió dos tiros, en el pecho y en la cabeza. Mientras que Guerrero fue alcanzado con un disparo en la cabeza.

Ambos quedaron tendidos en la puerta de la casa de los Espinoza, mientras que sus tres acompañantes escaparon corriendo.

Pereyra murió al instante y Guerrero fue trasladado al hospital Central, donde finalmente falleció.

Tras la balacera, los tres tiradores también escaparon del lugar. Juan Espinoza y Méndez huyeron en una moto de 150 cilindradas. A las pocas cuadras, en Benavente y Verdaguer, la Policía los interceptó y los detuvo.