Policiales Lunes, 27 de agosto de 2018

Detuvieron a un chileno que falsificaba licencias de conducir en Mendoza

El arresto se logró luego de que la Policía se encontraran varios carnets apócrifos. Investigan si forma parte de una organización.

Por Redacción LA

Un hombre de 30 años de nacionalidad chilena fue detenido tras ser señalado como el falsificador de licencias de conducir de Guaymallén. Ahora se investiga si el aprehendido formaba parte de una organización dedicada a falsificar este documento.

A raíz una investigación de la Oficina Fiscal 9, personal de la Departamental de Guaymallén y de la comisaría 45 se logró detener al presunto estafador.  La investigación se inició tras haber encontrado a varias personas con licencias profesionales nacionales apócrifas en la provincia de Mendoza.

 

Uno de los conductores que circulaba con un carnet trucho fue quien señaló al chileno, de apellido Cano, como el entregador. "Me pidió mis datos, $3.000 y me dio la licencia", sentenció este hombre que luego fue citado como testigo en la causa, relató a Los Andes el fiscal Juan Ticheli , a cargo de la investigación.

Personal de documentación certificó que la licencia de este testigo era apócrifa, por lo que se ordenó un allanamiento el viernes al domicilio del chileno, en calle Tucumán al 600 de Dorrego. En esa vivienda, los uniformados secuestraron otro carnet presumiblemente falso de un tercero, resta la confirmación de los peritos, fotocopias de los DNI de supuestos interesados en conseguir la licencia "por la izquierda" y un teléfono celular "que va ser revisado en busca de más pruebas", agregó el fiscal.

 

El sospechso no tiene antecedentes y, además, el delito por el que se lo imputa es excarcelble. Por esto, se dispuso una caución de $ 20 mil, cuando se confirme la trasnferencia de este dinero al banco Naicón. El aprehendido recuperará su libertad", explicó Ticheli.

Las pruebas que complican al chileno son contundentes y en las próximas horas se pueden incrmentar. Por un lado, la justicia cuenta con las licencias aprócrifas secuestradas y el testiminio del testigo que lo señaló como el entregador. Ahora van a citar a declarar a las personas que aparecen en las fotocopios de DNI secuestradas, unas ocho,  para determnar si también fueron cpatadas por el chileno con la promesa de conseguir su carnet de conducir.

Como en el domicilio no se encontró ni computadoras, ni impresoras ni nigún dispositivo capaz de crear carnet truchos, los investigadores no descartan que hallan más personas implicadas y que conformen una red de falsificadores que opera en Mendoza.