Más Deportes Miércoles, 10 de octubre de 2018

Desde Italia dispararon contra Vettel

La prensa italiana no está contenta con el rendimiento del alemán y cuestionó los últimos años en la escudería.

Por Redacción LA

Sebastian Vettel llegó a Ferrari en 2015 para reemplazar a Fernando Alonso en 2015. A pesar de que se ganó al público italiano, el alemán no pudo conseguir el título.

Sin embargo, la prensa italiana no piensa igual que los hinchas tifosi y ya se cansó de lo errores del alemán. “Fernando Alonso, su predecesor, salió de Ferrari, pero nadie cuestionó sus cualidades, ni sus títulos conquistados anteriormente”, escribieron en ‘Il Giornale’, en relación a las dudas que está generando Vettel sobre su talento.

“A los ojos de la mayoría, los cuatro títulos consecutivos de su tiempo en Red Bull hoy parece que son el regalo espléndido de un monoplaza reglamentario perfecto que pudo ofrecer a sus pilotos una ventaja tal como para convertirlos en fenómenos”, comentó el mismo medio.

‘La Gazzetta dello Sport’ tampoco se queda atrás, y afirma que Ferrari está sumida en sus propias ruinas, con un piloto (Vettel) que no está a la altura de las circunstancias, un jefe de equipo (Arrivabene) que es negativo para la escudería, y un monoplaza (SF71H) que ha dejado de ser el mejor.

“Ferrari está en ruinas. Los estrategas cometen errores, tienen a un piloto que no aprende de los errores, un jefe de equipo que ataca a su escudería y un coche en declive. Antes de Monza se podía imaginar este fracaso. El problema sólo puede ser el equipo y sus pilotos. Vettel está en una crisis existencial grave“

En ‘Corriere della Sera’, ya cuestionan si la salida del teutón del equipo sería positiva para poder volver a la senda correcta. 

“El alemán amplía su colección de errores fatales destruyendo una salida fantástica. Estos errores expresan el malestar que tiene dentro el tetracampeón, que experimenta una crisis de confianza. Tal vez sería mejor para Ferrari terminar de esta manera, ¿qué sentido tiene prolongar la agonía?“, completaron.