Política Viernes, 9 de noviembre de 2018 | Edición impresa

Declaraciones juradas de los intendentes mendocinos: los que más y los que menos tienen

Por primera vez deben declarar públicamente lo que poseen, al igual que los concejales. Quiénes son los que más inmuebles y vehículos tienen

Por Juan Manuel Torrez - jtorrez@losandes.com.ar

Cerca de 5.000 funcionarios presentaron en estas últimas semanas sus declaraciones juradas, tal como lo exige la ley de Ética Pública que se aprobó en agosto en la Legislatura. La novedad es la inclusión de los intendentes y concejales. 

Con respecto a los jefes comunales, ya se encuentran publicadas en la Oficina de Etica Pública en internet. Cualquier ciudadano puede consultarlas para conocer el patrimonio que declaran, concretamente la cantidad de inmuebles y vehículos que tienen. Algunos tienen varias casas y departamentos, e incluso una gran cantidad de autos; mientras que otros solamente declararon un vehículo.

No obstante, algunos prefirieron declarar el valor fiscal mientras que otros los precios de mercado. Por eso, una vivienda puede estar valuada en $ 5 millones, como la del intendente de la Capital, Rodolfo Suárez; o un lote tener un precio de entre $ 1.000 y $ 5.000, como los que posee su par de Guaymallén, Marcelino Iglesias. 

Cabe aclarar que en la base de datos no aparecía la declaración del concejal a cargo de la intendencia de La Paz, Diego Guzmán. Desde su entorno confirmaron que en su momento ellos tampoco podían visualizarla, pero la declaración fue presentada en la Oficina y ya puede verse en el sitio web.

Guzmán declaró una casa, un quincho y una Peugeot Partner. 

Los más y los menos

Entre los que más bienes presentaron, o los más valuados, se encuentran el mencionado Suárez, que posee una casa, un departamento, una baulera y una cochera, mientras que, junto con su cónyuge, suman una Toyota SW4 y una Chevrolet Tracker. También el lujanino De Marchi, con una casa, dos lotes, un porcentaje de un callejón comunero y una oficina. Además conduce en una Toyota Camry. 

En San Rafael, Emir Félix posee tres viviendas, un departamento y tres vehículos, mientras que en Guaymallén, Marcelino Iglesias tiene un 12% de la titularidad de 35 lotes baldíos, además de declarar un Peugeot 408. Por otro lado, Jorge Difonso (San Carlos), declaró una casa, dos departamentos, un lote y dos locales, además de una Honda H-RV.

El intendente de Lavalle, Roberto Righi, posee un departamento, cuatro inmuebles rurales y un terreno. Además, una camioneta Toyota Hilux, un Volkswagen Vento y una moto Honda 400cc. A nombre de su cónyuge están tres lotes, y un tercio de un galpón, un terreno y una casa, mientras que anda en un Peugeot 207.

Otro intendente con varias fincas es Miguel Ronco, que posee 4 (algunas con participación del 33%). También comparte la titularidad de 3 casas y tiene tres camionetas, un camión Ford del año 1965 y una moto de baja cilindrada.

Cabe destacar que la mayoría de los intendentes tienen más de un inmueble, entre ellos Jorge Giménez (San Martín), el godoicruceño Tadeo García Zalazar (su cónyuge tiene otras propiedades), Daniel Orozco (Las Heras) y Mario Abed (Junín).

Los más “pobres”, con un solo inmueble, son el tunuyanino Martín Aveiro y Walther Marcolini, de General Alvear. Sin embargo, quien no declaró inmuebles fue Norma Trigo, de Santa Rosa. Solamente dice tener un Volkswagen Voyage.

Un caso curioso es el de Gustavo Soto, jefe comunal de Tupungato, que publicó sus bienes con valores estrambóticos. Aparece con una finca que vale $ 105 millones, casas por $ 30 millones e incluso vehículos como una Chevrolet S10 a $ 40 millones. 

Desde la comuna indicaron que se trató de un error en el cargado, en el cual “no se contabilizaron los puntos y las comas”, por lo que arrojó dichos precios. Esto fue corroborado desde la Oficina de Ética Pública, afirmando que están trabajando para solucionar los errores en los cargados de las declaraciones juradas.