Opinión Sábado, 12 de enero de 2019 | Edición impresa

De vez en cuando - Por María del Rosario Ramallo

Si una persona habla de manera incoherente, se le puede aplicar la locución “decir alguien unas veces cesta y otras, ballesta”.

Por María del Rosario Ramallo - Profesora y licenciada en Letras

A menudo escuchamos decir "Viene de vez en cuando" o "Tal vez ya no se acuerda de nosotros": ¿cómo explicamos el valor de estas locuciones formadas a partir del mismo término? Vemos que en ellas juega el papel central el sustantivo 'vez'. Si averiguamos su primer uso, es el que sirve para indicar la alternación de las cosas por turno u orden sucesivo, el momento en el que ocurre una acción que se repite en otros momentos diferentes: "Ese árbol florece dos veces por año". También, 'vez' puede indicar cada realización de un suceso o de una acción en momento y circunstancia distintos: "Estás nervioso porque es la primera vez".

Si usamos 'vez' en plural, en la expresión 'hacer las veces de' habremos querido indicar que se reemplaza a una persona o cosa, en forma circunstancial, para cumplir una función diferente a la propia: "En su ausencia, mi hijo mayor hace las veces de administrador".

La palabra 'vez' forma distintas locuciones, con sentidos varios; así, 'a la vez', con valor adverbial, significa "en el mismo momento, a un tiempo": "Por favor, no me pregunten todos a la vez". La locución adverbial 'a veces' tiene el valor de "en algunas ocasiones": "A veces, da muestras de inseguridad". Si, en cambio, usamos 'a mi vez' o 'a su vez', estaremos señalando "por orden sucesivo y alternado": "Julieta se va el martes; yo, a mi vez, parto el jueves". También puede indicar que algo se lleva a cabo por separado de lo demás: "Pedro compró un auto deportivo; a su vez, Eduardo prefirió ahorrar". 

Existe la locución 'a la de veces' o, simplemente, 'la de veces', locuciones adverbiales que señalan que algo ha sucedido, en alguna ocasión o tiempo, como excepción de lo que comúnmente sucede o contraponiéndolo a otro tiempo u ocasión: "Ahora es muy formal, pero antes, la de veces que se escapó del colegio". 

Si nuestra intención es comunicar que algo se ha llevado a cabo con una sola acción y en forma definitiva, usaremos la locución 'de una vez' con sus variantes 'de una buena vez' o 'de una vez por todas': "Acabemos con esto de una buena vez". También, el carácter definitivo de un hecho se puede marcar con la expresión enriquecida 'de una vez y para siempre': "Grábeselo en su mente, de una vez y para siempre".

La reiteración de una acción se puede marcar con la locución 'cada vez que', equivalente a "siempre que": "Cada vez que lo veo, evoco cosas maravillosas".

La locución con que he titulado la columna de hoy tiene variantes: 'de vez en cuando', 'de vez en vez', 'de cuando en cuando', 'de vez en cuanto' y 'de cuando en vez', todas ellas con el valor significativo de "cada cierto tiempo", "de tiempo en tiempo", "con poca frecuencia"; así, podemos decir "De vez en cuando, se cruzan en el pasillo", "De cuando en cuando, haga una pausa" y "Recurro a esa bibliografía de cuando en vez".

Si una persona habla de manera contradictoria e incoherente, se le puede aplicar la locución verbal coloquial "decir alguien unas veces cesta y otras, ballesta". De este modo, se quiere señalar que una persona es cambiante y que no es consecuente con lo que dice.

El Diccionario de americanismos registra las locuciones 'hasta la vez' y 'en veces': la primera tiene el significado de "hasta ahora, hasta este momento"; la segunda equivale a "en algunas ocasiones". En cambio, la locución prepositiva 'en vez de' puede tomar dos valores: significar "en sustitución de", como "Víctor ha quedado en vez de Fernando", y "al contrario, lejos de", como en "En vez de lamentarse, que se ponga a trabajar". 

El comienzo de un cuento infantil se marcaba con la frase 'había una vez': "Le encantaba aquella canción del Pro Música que comienza con "'Había una vez un lobito bueno, al que maltrataban todos los     corderos' ". La reiteración se marca con 'otra vez', mientras que para indicar la posibilidad de que algo ocurra de modo no seguro se usa 'tal vez': "Otra vez lluvia esta semana" y "Tal vez no lo sepa aún". 

Si algo sucede esporádicamente, usaremos 'una que otra vez': "Ingería alcohol una que otra vez". Si queremos expresar una suposición o una condición, podemos usar 'toda vez que': "Puede usar este servicio toda vez que tenga sus cuotas al día". Para pasar adelante en el discurso, dando ya por cierto algo, se usa 'una vez que': "Una vez que terminaron los fuegos artificiales, los niños se fueron a dormir".

Hay una expresión usada en el ámbito rural, 'año y vez', con la que se designa la tierra que se siembra un año sí y otro no o, también, se nombra el árbol que produce en forma alternada, un año sí y otro no.

Como siempre, nos agrada proyectar los temas de la columna a los refranes, síntesis de sabiduría popular. Hemos encontrado, por ejemplo, 'A cada pez, le llega su vez', para indicar que todos somos iguales a la hora de morir; 'A gato escaldado, una vez no más lo atrapan', que indica la dificultad de contar con alguien si ha sufrido; 'A casa de tu hermana, una vez por semana', que señala la conveniencia de no intimar demasiado con la familia, 'A comer y a la cama, una vez no más se llama', variante de 'A la mesa y a la misa, solo una vez se avisa', que señalan que para realizar las actividades básicas no es necesario recordar la obligación: en todos ellos, 'vez' equivale a "ocasión"; en cambio, hallamos otra valor en 'Al queso y a la mujer, de vez en vez', pues la locución equivale a 'de cuando en cuando" y aconseja que para la comida y el amor es conveniente la frugalidad.