Política Viernes, 15 de marzo de 2019 | Edición impresa

De Marchi juntó a la militancia macrista local

Ante un millar de dirigentes y con el demócrata Niven en primera fila, los arengó en la carrera por la gobernación.

Por Gabriela N. Sánchez - gasanchez@losandes.com.ar

Los últimos días del año pasado Omar De Marchi se lanzó a la carrera por la gobernación dentro del frante Cambia Mendoza y ayer decidió hacer una muestra de su poder territorial y técnico con un encuentro al que asistieron alrededor de mil personas en el hotel Sheraton de Ciudad.

Con una breve invitación que decía “Ayudanos a construir la Mendoza que viene”, el intendente de Luján de Cuyo fue el centro del acto en el que se hizo la presentación oficial del equipo que viene trabajando a su lado para que llegue a ser gobernador de Mendoza.  

 

El gran encuentro del Pro se hizo dos horas después del anuncio de la Unión Cívica Radical -en una bodega de contratistas- de Mario Abed como acompañante de Rodolfo Suárez en la fórmula. Pero en un escenario más refinado, De Marchi no quiso adelantar el nombre de la persona elegida para acompañarlo. “Para completar la fórmula falta todavía. Estamos trabajando en generar muchos consensos y hablando mucho con las mujeres. Vamos a tratar que la fórmula contenga de la mejor forma a todo el mundo”, dijo.  

Omar De Marchi

En el acto se hicieron presentes otras fuerzas políticas que acompañan al líder del Pro mendocino. En las primeras filas estaban el presidente del Partido Demócrata, Marcos Niven, y la flamante titular de la Coalición Cívica ARI de Mendoza, Daniela Stella (una de las que suena para precandidata a vicegobernadora), así como el precandidato a intendente de Alvear, Sebastián Barón.  Mezclados entre el público -según los organizadores- también estuvieron los legisladores del Pro Álvaro Martínez y Stella Huczak.

Gentileza

En cuanto a la posibilidad de que Cambia Mendoza se rompa, como pasó en Córdoba, De Marchi aseguró que por ahora el frente oficialista seguirá unido pero que no hay que “tirar la cuerda”. “Tiene que haber mucha generosidad de parte de todos”, sentenció.

 

El objetivo principal del encuentro de la militancia macrista era estructurar el partido “de abajo hacia arriba” y tácitamente, reafirmar la precandidatura de Omar De Marchi mostrando el apoyo de la gente. “Siempre nos tiran con la estructura partidaria por la cabeza. Para nosotros la estructura es el voto. Acá llegaron todos por sus propios medios. No vino nadie en ningún micro pagado”, lanzó el intendente lujanino.

Después de la exposición de todos los medios a través de los cuales los interesados pueden aportar a la campaña, De Marchi se subió al escenario y al mejor estilo macrista llamó a dos familias de Luján representadas por Macarena y Joaquín. La primera, de las zonas residenciales más caras; y el segundo, de los barrios humildes del departamento.

Gentileza

A partir de sus historias hizo énfasis en dos temas centrales: la educación y el desempleo. Sin dejar de elogiar el “orden” de la gestión de Cornejo, lo criticó sin nombrarlo cuando llamó a pensar una nueva ley de educación provincial que incluya a los docentes y no los enfrente al Gobierno (por el ítem aula) “No tenemos que pelearnos con los maestros”, destacó. También hizo alusión a la escandalosa Asamblea Legislativa para designar el defensor de las personas con discapacidad: “Hay que gobernar con amplios consensos”. Para rematar el discurso fluido y enfático, aseguró que no es un candidato virtual y que va a ser gobernador.

Usina de ideas en vez de estructura partidaria

El Pro no presentó precandidatos a intendente en ninguno de los cuatro departamentos que desdoblaron los comicios (Tunuyán, San Rafael, Lavalle y San Martín). Y por ahora es incierto el panorama en el resto de las comunas, donde los dirigentes deben enfrentarse a radicales que buscarán sus reelecciones.

 

Para contrarrestar esta debilidad, De Marchi sacó ayer su carta fuerte: la Fundación Pensar. La usinas de ideas del Pro en Mendoza se reorganizó el año pasado con vistas a las elecciones. Este “think tank” está bajo las órdenes del abogado Germán Vicchi.  

Los voluntarios, casi todos profesionales especializados, están organizados en nueve áreas en las que trabajan las problemáticas que plantea la sociedad civil y debaten posibles soluciones que le dan cuerpo a la futura plataforma electoral.