Fincas Sábado, 9 de junio de 2018 | Edición impresa

Daniel Brunetti: “La devaluación favorece pero los costos siguen subiendo”

Si bien la suba del dólar estimula las exportaciones, el empresario afirma que hoy no se producen frutas de calidad ni con calibres exigidos

Por Federico Fayad - ffayad@losandes.com.ar

El salto que dio el dólar a principios de mayo mejoró el panorama para los empacadores de fruta con respecto de las exportaciones.

Sin embargo, Daniel Brunetti, con más de medio siglo dedicado a la actividad y uno de los referentes en el rubro, explicó que Mendoza se ha quedado sin producción de frutas de calidad, por lo que impera un replanteo de la producción. 

La empresa de Brunetti produce manzanas, peras, duraznos y ciruelas para consumo en fresco en fincas situadas en el Valle de Uco y en el Norte de Mendoza, procesa la fruta en el empaque ubicado en Godoy Cruz, y comercializa dentro y fuera del país.

-¿Cómo está hoy  la situación de los empacadores de fruta?

-La situación con la devaluación indudablemente, favorece más para exportar pero los costos siguen subiendo. La gente lo primero que hace es actualizar. Nosotros hemos pedido cotización de materiales y está todo actualizado. El otro gran problema que encontramos, que lo decimos hace varios años, es que hay que hacer un planteo para los próximos diez años. Nos hemos quedado sin frutas, sin producción, sin calidad. De hecho en Mendoza está entrando mucha pera y manzana del Río Negro. El 95% de lo que ingresa proviene de allí y acá ya se ha arrancado para plantar chacras, nogales o viñas y la fruta fue desapareciendo paulatinamente. Hoy hay que hacer un replanteo con variedades buenas, con pies que sean especiales para que den el calibre que es el exigido. Y el otro gran problema encontrado es que los viveros no tienen plantas. Si uno quiere hoy empezar a plantar tendría que establecer un programa para encargar y pensar que recién va a recibir las primeras plantas a partir de 2020. Hoy no hay plantas para replantar, para recuperar o reponer lo abandonado. 

-¿Qué se está produciendo entonces?

-Todo lo que se produce en este momento, en gran porcentaje es de fruta mala, va a un precio de industria que es un precio vil. El que tiene mercadería buena la vende bien, porque ha mejorado el nivel de exportación, el mismo mercado interno pide una calidad que no la tenemos para ofrecer, está en manos de unos poquitos que han seguido apostando, pero en la mayoría no está la fruta. Ha sido reemplazado por chacras, donde se han plantado ajos, cebollas, papas, que en general las trabajan familias de inmigrantes  que no tienen problemas laborales, que es uno de nuestros grandes problemas. Cada vez hay menos trabajadores temporarios y esto ocurre porque cobran planes sociales y no quieren trabajar (figurando) en los libros. Como hoy la demanda de mano de obra es mayor que la oferta, tienen la opción de ir buscando donde no perder ese plan. El tema es que no está bien explicado, que pueden trabajar lo mismo pero como les demoran en pagar, prefieren ir peregrinando.

-¿Cuáles son las perspectivas para las próximas temporadas?

-Si se hicieran las cosas bien, como parece que se están haciendo, mejoraríamos. Pero hasta ahora no hemos visto efecto inmediato. La devolución de los impuestos es problemática. Los costos siguen caros en dólares. También siguen muy altas las tarifas de luz y de gas, pega en la actividad.  Es muy difícil tener un Estado tan grande, con tantos gastos, con tantos políticos y gente cobrando mucho y la actividad privada se va reduciendo. El gobierno reconoció que hay problemas en las economías regionales, no encuentran soluciones inmediatas, se promete pero hasta ahora se sigue igual. La reducción está en menos cantidad de galpones de empaques, este año se perdieron dos más, y va desapareciendo la gente, es lo que pasa.

-¿Cuál sería la solución inmediata?

-Son un conjunto, por eso no es fácil de resolver. Acá la gente piensa en dólares. Cuando hay inflación suben por eso, cuando cambia el dólar lo mismo. Somos un pueblo que no tenemos paz en la suba de cualquier cosa. Siempre vamos por detrás de la inflación y los insumos hay que pagarlos actualizados y la variable de ajuste es la fruta. Siempre vamos detrás de lo que debería ser un precio rentable. 

-¿Están teniendo problemas con la mosca del mediterráneo?

-Con este tema, hay zonas que están siendo cuestionadas. En Mendoza están tirando las bolsitas y hay que seguir luchando, hay que hacer los deberes, no dejarlos de hacer, para que podamos exportar sin problemas. 

Perfil: Daniel Brunetti

Comenzó en la actividad a los 16 años, ayudando a su padre en la comercialización de frutas, cuando el Mercado de Guaymallén estaba situado donde hoy se encuentra la Terminal de Ómnibus de Mendoza.

Con el tiempo hicieron un galpón de empaque y fueron incorporando la producción primaria. Hoy preside el directorio de Armando Brunetti SA, productora, empacadora y comercializadora de frutas frescas.