Economía Miércoles, 28 de noviembre de 2018

Cuatro buenas alternativas rentables para pequeños ahorristas

Empezando con solo $10.000 pesos ¿cuáles son las inversiones más rentables y qué ganancias generan?.

En ocasiones, se cree que un capital reducido como pueden ser 10.000 pesos no es suficiente para comenzar a invertir y generar ganancias. Sin embargo, esta es una afirmación que puede ser rápidamente refutada a partir de la existencia de ciertos instrumentos financieros a los que puede acceder el ciudadano común y que de comprender su funcionamiento, pueden generar una rentabilidad que permita aumentar el patrimonio propio y pensar en una reinversión.

En este sentido, haré un resumen de cuatro buenas alternativas rentables que tienen a disposición los pequeños ahorristas argentinos al momento de invertir su dinero hoy. Estas son los plazos fijos, las acciones, los fondos comunes de inversión y, por último, la posibilidad de prestar dinero a través de las plataformas p2p.

1. Plazo Fijo

Es considerada una de las inversiones más conservadoras, debido a que tienen un rendimiento asegurado y en general no demasiado importante. Sin embargo, en estos momentos algunos bancos pagan tasas por encima del 50 por ciento anual, lo que en principio se encontraría por varios puntos por encima de la inflación. Se trata de una buena opción para proteger el capital en pesos; a su vez, se recomienda realizar depósitos a corto plazo como son los de 90 días para que cumplido el período pactado se disponga de la libertad de contar con el efectivo para invertirlo en otra herramienta, utilizarlo o volver a depositarlo a plazo si es esa la opción que lo convence.

Para explicar el rendimiento de esta alternativa expondré un ejemplo. Supongamos que invierte los 10 mil pesos en un plazo fijo a 3 meses en el Banco Nación, que es una de las entidades cuya tasa ronda el 50% anual. Entonces, si a esa tasa la divide en 12, da un interés mensual del 4,16%, número que resulta superior a las estimaciones del índice de inflación para los próximos meses que, según la encuesta a privados realizada por el Banco Central, irá en descenso a partir del diciembre. Es decir que, con esta tendencia, las ganancias serán mayores cada mes. En síntesis, tendrá una ganancia de 416 pesos mensuales y cumplido el plazo recibirá por parte del banco 11.248 pesos que puede volver a depositar o mover hacia otra modalidad de mayores rendimientos y riesgos.

Como siempre, es bueno que indague acerca de las alternativas de plazos fijos existentes para encontrar la opción que pague mejor y que, por ende, le genere mayores ganancias.

2. Fondos comunes de inversión (FCI)

Nos detendremos a explicar que es un fondo común de inversión ya que, según datos obtenidos por el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) en colaboración con el Banco Central, sólo el 20 por ciento de los argentinos sabe de la posibilidad existente de invertir en un FCI.

Los fondos comunes de inversión están formados por aportes de personas que comparten la misma rentabilidad y riesgos a partir de las inversiones que el fondo realiza. Claro que las decisiones son tomadas por profesionales y en general los bancos los tienen dentro de su cartera de productos en sus diferentes modalidades. Por ejemplo, si usted es cliente de un banco que maneja fondos de inversión como lo son, por ejemplo, HSBC, Santander Río y Nación entre otros, podrá invertir desde su Home Banking.

Es indispensable decir que el rendimiento se encuentra atado al porcentaje de ganancias que pueda tener el fondo elegido a partir de sus inversiones, razón por la cual, se torna relevante saber cómo diversifica cada fondo entre diferentes clases de inversiones como son los plazos fijos, bonos en pesos y dólares como Lebacs y Letes, acciones, etc.

La inversión en fondos requiere de una investigación y análisis de las características de cada alternativa, por lo que, resultará útil para el lector saber cuáles son FCI que mejor rindieron en los últimos doce meses para de esta forma reducir el abanico de búsqueda para comenzar a indagar por las mejores opciones:

Dentro de los bancos tradicionales, el que más rindió es el Súper Bono Clase “A” de Santader Río, con 91%, seguido por el Banco Nación con su fondo “Pellegrini Renta Fija Plus - Clase A” y un rendimiento del 41,06%. Ubicándose en tercer lugar, vemos otro fondo de Santander que es el “Superfondo Renta $ - Clase A” con un rendimiento del 37,33%.

Analizando la oferta en las entidades especializadas en inversiones, encontramos que Mariva Fondos con su “MAF Renta Argentina” rindió el 100% en un año, seguido por AXIS y su fondo “Axis Renta Fija Cobertura - Clase A” que acumula un rendimiento del 83,14% mientras que en el tercer lugar se ubica el fondo “Consultatio Estrategia - Clase A” de la empresa Consultatio que generó un 77,45% de rendimiento en los últimos 12 meses.

Como puede ver, las ganancias generadas por algunos de los fondos nombrados superan ampliamente el índice inflacionario acumulado en el mismo período de tiempo. Todos son en pesos y con renta fija encontrándose, a su vez, supervisados por la Cámara Argentina de Fondos Comunes de Inversión (CAFCI) y los organismos gubernamentales pertinentes.

3. Acciones

Se trata de una opción de inversión, que al contrario de lo que muchos piensan, puede ser realizada por cualquier ciudadano argentino, eso sí, siempre con la intermediación de un agente o bróker. Como novedad, tenemos el surgimiento de sitios web que permiten comprar y vender acciones desde el hogar tal como lo es, por ejemplo, invertironline.com que además cuenta con especialistas que brindan asesoramiento personalizado a cada usuario, o por ejemplo Goonder que es una aplicación para celulares que permite la compra y venta de acciones y que cuenta con un algoritmo que identifica oportunidades en las que los usuarios pueden invertir.

Pero claro, este tipo de inversión es más riesgosa que las ya nombradas y requiere de capacitarse e investigar las compañías que operan en bolsa, por ello, para empezar, es bueno que recurra a un agente que lo pueda asesorar o a un bróker que directamente tome las decisiones por usted.

Una ventaja es que no existe un monto mínimo estipulado para comenzar, siendo $10.000 una suma interesante para introducirse en el interesante mundo bursátil en el que los especialistas recomiendan a los principiantes no arriesgar la totalidad de su capital, tomar las decisiones en base a procesos racionales y no emocionales, tener paciencia, capacitarse, recurrir a asesoramiento profesional y tomar siempre con pinzas lo que pueda decirse en los medios o foros de Internet.

Yendo al contexto actual, es bueno decir que a partir de que por circunstancias macroeconómicas se vivió una mejora en el clima de inversión, lo que trajo como consecuencia que en las últimas tres sesiones de operaciones el Índice Merval de Buenos Aires subiera marcando, de esta forma, una tendencia que resulta favorable para la inversión en acciones.

La rentabilidad estará dada por las variaciones en la cotización de las acciones de las compañías que haya elegido y de cual sea el momento en el que decida vender, así como, en esta semana, el que tenía acciones de Banco Macro o Supervielle fue el más favorecido porque sus títulos subieron un 4%, por el contrario, quien poseía títulos de Metrogas perdió porque sus acciones bajaron un 1,5%. Debido a estas fluctuaciones, los especialistas recomiendan diversificar la cartera en empresas pertenecientes a diferentes sectores para de esta forma minimizar el riesgo.

Claro que todo puede revertirse, las acciones que suben pueden bajar y viceversa y es por ello que se vuelve tan importante estudiar y asesorarse para poder comprar y vender en el momento justo.

4. Plataformas de préstamos persona a persona

Las plataformas p2p, son sitios que vinculan personas comunes que tienen un excedente de capital y deciden invertirlo prestando a otras personas que necesitan dinero. Para invertir solo es necesario crear un usuario en el sitio, transferir fondos desde de una cuenta bancaria y luego comenzar a prestar dinero a los destinatarios que el usuario elija.

La ganancia se obtiene a partir de los intereses cobrados por los préstamos, los cuales se encuentran directamente relacionados con la evaluación que realice la plataforma sobre cada caso en particular. Para sintetizar, diremos que mientras peor sea la calificación del solicitante, mayores serán los intereses que se le cobren debido a que significa un mayor riesgo para los inversores.

En Argentina hay por lo menos dos plataformas confiables que son, por un lado, TuTasa.com.ar que lleva otorgados más de cinco millones de pesos en créditos y que muestra la ventaja de contar con un fondo de contingencia que asegura al inversor el retorno de su dinero y, por el otro lado, Afluenta una empresa argentina modelo de éxito a nivel local y continental.

Para dar una idea de las ganancias que puede generar la inversión en este tipo de herramientas, es posible analizar el caso de Afluenta, que cobra por los créditos intereses que van desde el 36 al 56 por ciento dependiendo del perfil del solicitante y, a su vez, del plazo que elija. En este sentido, a partir de los resultados obtenidos mediante el simulador de la plataforma para una inversión de 10 mil pesos en una cartera diversificada entre deudores de diferentes perfiles y prestando como máximo solo 5% de cada monto solicitado, vemos que, en un año se podrá haber incrementado el capital a $18.000, en dos años a $31.000 y en tres a $55.000.

Para su tranquilidad, diré que las compañías realizan las gestiones necesarias para que los deudores cumplan con sus compromisos. Si éstos no pagan, los casos se derivan a agencias especializadas en cobros dificultosos. Además, estos sitios tienen la facultad de iniciar reclamos judiciales a los deudores que no paguen.

Conclusión

Es posible involucrarse en el mundo de las inversiones a partir de un monto inicial de $10.000. El porcentaje de ganancias estará atado al riesgo que esté dispuesto a asumir, siendo una de las claves tener paciencia para ir haciendo crecer su dinero y con ello la posibilidad de diversificar en diferentes instrumentos siempre teniendo en cuenta que las posibles pérdidas no lo compliquen en su economía doméstica.