Política Martes, 16 de abril de 2019 | Edición impresa

Cuadernos K: revocaron el procesamiento a Paolo Rocca

El CEO del grupo Techint fue librado de los cargos de “asociación ilícita” y “cohecho”, además del embargo de 4 millones de pesos.

Por Horacio Aizpeolea - Corresponsalía Buenos Aires

La Cámara Federal bajó el procesamiento que en noviembre pasado había dictado el juez Claudio Bonadio contra el el CEO del grupo Techint, Paolo Rocca, en el marco de la llamada “causa de los cuadernos”. Los camaristas de la Sala 1, Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, revocaron el procesamiento por “asociación ilícita” y “cohecho”, más el embargo por 4 mil millones de pesos, que se había dictado contra Rocca.

También ayer, sorprendió en los tribunales la presencia de Oscar Centeno, el remisero que se atribuyó la autoría de los cuadernos, cuyas copias digitalizadas dieron inicio a la causa judicial por la que están procesados por “asociación ilícita” Cristina Fernández, Julio de Vido y Roberto Baratta. Según trascendió, Centeno entregó un escrito en el juzgado de Bonadio. “Llevó un manuscrito, nueve carillas con más datos”, escribió, en Twitter, Diego Cabot, el periodista de La Nación.

 

Paolo Rocca quedó involucrado en la “causa de los cuadernos” a partir de la mención que hizo el chofer Centeno de los gerentes de Techint, Luis Betnaza y Héctor Zabaleta, quienes, reconocieron haber hecho pagos a Roberto Baratta en 2008. Esos pagos, dijeron los imputados, tenían como objetivo facilitar las gestiones de los funcionarios argentinos ante el gobierno de Venezuela, durante el proceso de estatización chavista de la siderúrgica de Techint, Sidor.

Al procesar a Rocca, el juez Bonadio argumentó que el empresario, por el “cargo que ostentaba, no podía desconocer la existencia de los pagos efectuados por el grupo económico al cual pertenecía”. Para el juez, “la circunstancia de que el imputado (Rocca) fuera vicepresidente del holding, le habría impedido mantenerse ajeno a los hechos investigados”.

 

Los camaristas, en cambio, indicaron que “ni la empresa radicada en Venezuela, ni las asentadas en este país, son meras sucursales de una misma compañía. Sino que ellas constituyen por sí mismas sociedades de gran magnitud, con sus directivos y esquemas empresarios propios”, por lo que Rocca no necesariamente podía estar al tanto de todos los movimientos. Para desprocesar a Rocca, el tribuna también tuvo en cuenta la declaración de Betnaza “que lo ubican como artífice de los pagos a funcionarios del Ministerio de Planificación Federal, sin que hubiera mediado una orden superior”. El fiscal Carlos Stornelli, además del procesamiento de Rocca, había pedido la prisión preventiva.

 

En el fallo la Cámara Federal confirmó la ampliación del procesamiento y las prisiones preventivas contra Julio De Vido y Roberto Baratta, y desligó de la imputación por “asociación ilícita”, al exjefe de gabinete Juan Manuel Abal Medina.