Espectáculos Viernes, 12 de octubre de 2018 | Edición impresa

Criollazos: Dúo Nuevo Cuyo en el Independencia

Los hermanos Micieli presentan esta noche su quinto álbum, que recopila y trae a la luz el primer repertorio de Carlos Gardel.

Por Daniel Arias Fuenzalida - darias@losandes.com.ar

El Dúo Nuevo Cuyo ha grabado un monumento al pasado menos conocido de nuestra música. Ha investigado, reconstruido, reinterpretado. Ha hecho arqueología. 

Ese es el trabajo que se verá esta noche en el Teatro Independencia, cuando estrenen el disco “Dúo Nuevo Cuyo canta a Gardel y Razzano”, el quinto en la trayectoria de los hermanos Gustavo y Guillermo Micieli. Los acompañarán, como invitados, el Dúo Palma-Sandoval y el poeta, narrador y periodista Miguel García Urbani. 

 

Aquí rescatan ese primer cancionero gardeliano, con el que maduró su vocalidad -al lado del uruguayo José Razzano- y del que absorbió elementos para que el tango sea más que una jerga rioplatense, y pase a no tener fronteras.

Antes, Gardel había tenido contacto con músicos criollos y cuyanos, como Saúl Salinas, Francisco Martino, Alfredo Pelaia, Arturo de Nava y Agustín Cornejo, entre otros.

El Dúo Nuevo Cuyo ha dicho claramente: “Gardel, antes de ser ‘El morocho del abasto’ de sombrero y estampa ciudadana, fue ‘El zorzal criollo’ de pañuelo al cuello, de espuela y de bombacha que cantaba tonadas”. 

Explica Gustavo: “Después de este repertorio, Gardel llegó a ser un ícono mundial con el tango. Quizás la gente no recuerda que, antes de hacer todo eso, él hacía nuestra música. Gardel se hizo conocido con el dúo Gardel-Razzano haciendo música criolla y cuyana”. 

 

Amplía: “Nos interesó poner en valor y reivindicar la importancia que tiene nuestra región en la música universal, porque Gardel es universal. Mostrar la influencia que ha tenido en la interpretación y en la composición de lo que fue él, porque él siguió componiendo y la interpretación tiene mucho que ver con nuestra música. Si escuchás cantar a Gardel, por ahí parece cuyano. Aparte, tenía violeros sanjuaninos. Saúl Quiroga, por ejemplo, que es el autor de’Sanjuanina de mi amor’. La influencia es innegable. Y eso no lo decimos nosotros: el otro día estuvimos en Buenos Aires y le llevamos el disco al Tata Cedrón, charlábamos de lo mismo y lo ratificó. La región cuyana ha tenido una influencia grandísima en el tango inclusive”, sostiene. 

El eslabón perdido

Para contar esta etapa en la carrera de Carlos Gardel (1890-1935), repiten la formación original (dos voces con dos guitarras), rescatan los arreglos (tuvieron que reescribirlos) y le dan su propio pulso musical. El último tema, “Mi noche triste”, es el primer tango canción (de 1917) y marca así la frontera que cruzó algún día el cantante. Gustavo declara: “Hemos grabado el eslabón perdido entre esa música nuestra y el primer tango canción”. 

-Habrá sido interesante el proceso de búsqueda y recopilación...

-Lo lindo de este disco, además de grabarlo (lo difícil de grabarlo, digamos), es que hemos tenido que ponernos a investigar. Nos quedó así un montón de aprendizaje que nos hace crecer como artistas. Mucha investigación, libros, lo poco que hay en internet, mi amistad con Horacio Salas (un gran escritor que ha estado con todos los tangueros de la historia). Me he nutrido de toda esa gente que sabe muchísimo. 

 

-¿Por qué fue difícil grabar el disco, como decías?

-Los registros de Gardel-Razzano se escuchan muy mal. Cuando uno lo quiere reproducir nos damos cuenta de la virtud, del caudal que tenían en las veces y para acompañarse. Lo que se escucha debe ser el 20% de lo que sonaba en vivo.  Con la tecnología que había en ese momento no estamos escuchando nada de lo que eran: para ser el mejor dúo del país y reconocido a nivel internacional debe haber sonado impresionante. Cuando nos pusimos a grabar, empezamos a tener noción de la exigencia vocal y guitarrística. Pero quisimos hacerlo exactamente como lo hicieron ellos; hemos respetado los arreglos originales, pero con el estilo del Dúo. 

Un trabajo interesantísimo, con un repertorio que se está perdiendo, porque hay muchos temas de los que hemos grabado que aquí, en esta región, de donde eran originarios, la gente ya no los conoce. Nosotros consideramos que hemos sido muchas veces referentes entre los pibes más jóvenes que hacen el folclore nuestro, por lo que nos interesó dejar un testimonio de esto.

 

-¿Cuál era la relación de Gardel con Mendoza?

-Vino varias veces y le encantaba venir a cantar. Su relación con nuestra provincia se dio a través de amigos músicos como por ejemplo Alfredo Pelaia (autor de “Claveles mendocinos”, una zamba). Y hay anécdotas muy lindas de cuando venía en tren hacia Mendoza. A veces se bajaba en algunos pueblos y, si bien ahí no había parada, la gente lo esperaba. Por ejemplo, en Palmira. Gardel se bajaba, cantaba una canción, y se volvía a subir. 

El folclore se defiende

Y este disco también viajará: después de presentarlo, lo llevarán a los departamentos, a Buenos Aires (donde han demostrado especial interés por obvios motivos) y hasta España, en donde se presentarán en diciembre.

Granada los verá actuar en la reinaguración “La casa de Bernarda Alba”. En esa casa, que inspiró la obra de Federico García Lorca, presentarán un espectáculo al que se une el vuelo literario de Miguel García Urbani, que evoca textos de su libro “Plateados por la luna”, dedicado a las veces que Gardel y el poeta andaluz se vieron en persona. 

 

-¿Cómo pensás que va a ser recibido el disco afuera? En definitiva, van con una rareza...

-Afuera es menos raro que acá. Quien es fanático de Gardel se conoce todo, desde lo primero hasta lo último. Muchos se sorprenderían de lo que saben ellos de nuestra música que nosotros no sabemos. 

-Hace poco dijeron en una entrevista con este medio que eran “fundamentalistas” del folclore cuyano. ¿Más que un fundamentalismo, no es una resistencia en el panorama de la música actual?

-El tema de irse hacia atrás puede ser tomado como vanguardia. ¿Quién dice que la vanguardia es para adelante?  Y, para adelante, ¿hacia dónde? Es relativo. Siempre creímos que la vanguardia es mirar hacia atrás, por el simple hecho de que todo lo que hacemos ya fue hecho por alguien (y seguramente mucho mejor que nosotros). 

 

Nosotros nos hemos quedado por mucho tiempo en el folclore cuyano más tradicional. Por ahí, en el folclore cuyano más tradicional no ay ideas de compromiso social. En nuestro repertorio (en este caso no, porque es un trabajo histórico) y en el disco que estamos empezando a grabar amalgamamos el folclore más tradicional, porque en definitiva el dúo suena tradicional, con ideas más cercanas al Nuevo Cancionero. 

-No debe ser un camino fácil.

-Es un camino difícil, porque cuando uno empieza a opinar desde otros lugares, hay mucha gente que no está de acuerdo con que uno tome nuestro folclore para hacer eso, cuando originariamente no sirvió para eso: siempre habló de la montaña, de la vid, de los ríos, cosas hermosas que también amamos.

La ficha

Dúo Nuevo Cuyo

Presenta su disco “Dúo Nuevo Cuyo canta a Gardel y Razzano”

Fecha y hora: Hoy, a las 22.

Lugar: Teatro Independencia (Chile y Espejo).

Entradas: $ 150, en la boletería del teatro y entradaweb.com.ar