Sociedad Martes, 13 de marzo de 2018

Aprobaron en Mendoza la ley que asegura la detección temprana del cáncer hereditario

Los estudios para detectar las mutaciones genéticas que predisponen serán gratuitos para quienes no tengan obra social

Por Sandra Conte - sconte@losandes.com.ar

De 5 a 10% de todos los cánceres de mama y el 25% de los de ovario son hereditarios. Un estudio permite determinar la mutación de ciertos genes que aumentan el riesgo de padecerlos. Sin embargo, hasta ahora el Estado y la mayoría de las obras sociales no lo cubrían. Hoy, el Senado provincial aprobó una ley que establece cobertura universal para detectar el riesgo de desarrollar cáncer de base hereditaria y su atención.

Eduardo Giner, presidente de la Comisión de Salud de Senadores, presentó el proyecto de crear un programa provincial de prevención de cáncer heredo familiar de mama y ovario. Pero cuando fue tratado en Diputados se lo amplió para incluir a todos los tipos de cáncer hereditario y que se trate de una unidad de prevención y atención, que dependa del Programa Oncológico Provincial.

El senador explicó que la predisposición hereditaria está vinculada a una anomalía genética que se puede detectar antes de que la persona enferme. Esto ofrece la posibilidad de realizar cirugías profilácticas -como Angelina Jolie, que se sometió a una mastectomía preventiva-, pero también de optar por tratamientos hormonales y controles más frecuentes y exhaustivos.

Giner resaltó que en la actualidad se apunta a la detección precoz, es decir a diagnosticar la enfermedad en los primeros estadios, pero este abordaje posibilita la prevención primaria. Aún más, como los hijos de las personas que presentan mutación en estos genes tienen 50% de probabilidades de heredarla, también se puede encontrar en ellos.

 

El año pasado, el estudio de detección tenía un costo de 20 mil pesos, al que se sumaban luego el de las intervenciones o tratamientos preventivos. Sin embargo, un estudio financiero que elaboró un comité integrado por reconocidos oncólogos, especialistas del Conicet, del Instituto de Medicina y Biología Experimental de Cuyo (Imbecu), y de la UNCuyo, y economistas mostró que, más allá del aporte social y humano, implicaba un ahorro significativo en comparación con el tratamiento de la enfermedad.

Si bien resta que la ley sea reglamentada por el Ejecutivo, con lo que se definirán ciertos aspectos del funcionamiento de esta unidad de prevención y atención de cáncer hereditario, ésta tendrá como función elaborar una base de datos sobre estos casos, que complemente la información del Registro Provincial de Tumores. También se conformará un consejo asesor con representantes de universidades, Conicet, entidades científicas, legisladores e integrantes de Osep.

Pero sobre todo, destacó Giner, se asegura la cobertura universal de este tipo de cáncer para todas las personas, cuenten o no con una cobertura médica.

La Agencia Internacional de Investigación sobre Cáncer ha estimado para la Argentina una incidencia de 217 casos nuevos de esta enfermedad cada 100 mil habitantes. El de mama es el de mayor frecuencia, con más de 18.700 casos nuevos por año, lo que representa el 18% del total y el 36% del total en mujeres. En tanto el cáncer de ovario alcanza el 3,8%, con 2.274 diagnósticos anuales.