Economía Fincas Miércoles, 26 de septiembre de 2018

Cosecha: esperan un incremento del área sembrada en la Pampa Húmeda

Se calcula que por la sequía se perdieron alrededor de 30 millones de toneladas de granos.

Por Redacción LA

La campaña agrícola 2018/19 registraría un incremento en el área sembrada en casi todos los cultivos, crecimiento que dinamizará la economía nacional, según la Bolsa de Cereales de Buen Aires.

“Estamos ante un escenario de incremento del área en casi todos los cultivos (…) dando inicio a una revancha que esperamos se concrete con oportunidades de negocios para todos los eslabones de la cadena productiva y comercial”, afirmó el presidente de la entidad, Raúl Cavallo.

Así lo indicó al inaugurar el tercer Congreso de Perspectivas Agrícolas en la sede de la entidad, con la presencia del secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Guillermo Bernaudo. 

Asimismo, Cavallo hizo hincapié en que "este crecimiento dinamizará la economía nacional, mejorando los indicadores sociales, especialmente en el interior del país". 

El incremento en la producción agroindustrial producirá crecientes saldos exportables, demandando una agenda de trabajo para mejorar la inserción de nuestros productos en los mercados internacionales, agregó. 

En su discurso de apertura, recordó el “impacto de la peor sequía de los últimos 50 años” por la que se dejaron de producir alrededor de 30 millones de toneladas, que representa un costo para la actividad económica que asciende al 1% del PBI. 

Cavallo afirmó que debido a las condiciones climáticas adversas ocurridas durante la última campaña “las actividades económicas relacionadas al campo sufrieron una fuerte caída en sus ingresos”, calculando una pérdida aproximada de US$ 6.000 millones para la economía argentina. 

En este escenario, consideró, “las recientes medidas anunciadas con relación a nuestro sector no son las deseadas” y expresó que “una vez cumplidos los objetivos que impuso la coyuntura económica, consideramos conveniente retomar el esquema anterior de menor presión tributaria para evitar mayores consecuencias en la agroindustria”.