Política Miércoles, 12 de septiembre de 2018

Cornejo defendió el nuevo Código de Faltas y descartó que sea "represivo"

Afirmó que va en consonancia con los municipios. Estuvo en el acto de inauguración del microhospital de Bowen en el sur provincial

Por Gonzalo Villatoro - Corresponsalía Sur

Desde el sur mendocino, el gobernador Alfredo Cornejo defendió una vez más el nuevo Código de Faltas que aprobó hoy con modificaciones la Cámara de Diputados.

El mandatario provincial voló directamente desde Buenos Aires para asistir a la inauguración del microhospital en el distrito de Bowen, en General Alvear, una obra que comenzó en 2013 y vino a terminarse cinco años después.

Durante una conferencia de prensa que se extendió poco más de 30 minutos, el Gobernador hizo mención al tratamiento del nuevo Código de Faltas.
“Pido que comparen este Código con países como Colombia, Uruguay, Chile, países hermanos que tienen códigos de convivencia de este tipo”, comenzó diciendo Cornejo.

 

Para el Gobernador el Código convive naturalmente con las ordenanzas municipales de regulación penalizando actos como los “ruidos molestos o tirar basura”, y luego explicó un punto que había generado bastante polémica, la agresión a los funcionarios públicos: “Esto quedó aclarado en la corrección que le dio media sanción hoy Diputados, los funcionarios públicos no son el intendente, el concejal, el legislador, el funcionario público es el docente, el empleado sanitario, el policía que habitualmente es agredido y no tiene sanción”, remarcó.

Cornejo descartó que sea un Código represivo porque el arresto “es solo en la última instancia y la mayoría de 1 o 2 días. La mayoría (de las sanciones) son multas económicas y fundamentalmente las que aspiramos que sean las que más se usen son las sanciones con trabajo comunitario”.

El Gobernador también le apuntó a los padres y la responsabilidad por las faltas que cometan los hijos “queremos comprometer a los padres porque los accidente que ocurren los viernes, sábados y domingos por la noche por la alta alcoholización, no requiere solo de la fuerza estatal, no se puede estar en todos lados. Queremos que los padres se hagan cargo de sus hijos, que regulen la bebida en sus casas, es realmente un flagelo y tal vez suena impopular entre los jóvenes y tal vez sea motivo de mofa en más de un caso, pero no es motivo de risa cuando se muere un joven producto de la imprudencia”, afirmó y luego remató: “queremos sanciones para los padres para que se hagan cargo de la situación de los menores”.

 

Cornejo aseguró que con el Código de Faltas se crea cultura y previene los delitos mayores porque “una falta no es un delito, pero si es el comienzo del delito, como lo dicen todas las teorías de la seguridad ciudadana. Quienes empiezan con algunas faltas están próximos a cometer un delito, el 20% de esas personas está comprobado que inician con la falta y luego pasan al delito”.

Por último sostuvo: “Estamos tratando de hacer un código que le sirva a las generaciones futuras, que cree cultura, y hacerlo con las menores sanciones posibles. Los ciudadanos somos muy buenos pero si nos controlan mucho mejor”.

Más jueces de Faltas

Para palear la escases de jueces de Faltas en todo el territorio provincial, ampliaron la competencia de los juzgados de Paz. Con esa modificación la plantilla de magistrados que aplicarán las normas previstas en el nuevo Código contravencional trepó de 5 a 31.