Economía Jueves, 13 de septiembre de 2018 | Edición impresa

Consultoras prevén baja del 7% en expectativas de empleo

De acuerdo con un estudio privado para el período octubre-diciembre las intenciones de contratación están por debajo del último trimestre.

Por Bárbara del Pópolo - bdelpopolo@losandes.com.ar

Según un estudio presentado por la consultora Manpower, las empresas de la región Cuyo anticipan una caída de 14 puntos porcentuales en la intención de contratación de empleo para 2018 en comparación con 2017. Además, para el periodo octubre-diciembre estiman una baja de siete puntos respecto a igual periodo del año pasado

Sin embargo, desde la consultora Randstad explicaron que para hablar de destrucción de empleo se debería estar ante una caída del PBI superior a los dos puntos porcentuales. 

Bajas por sectores

De acuerdo a datos de la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE), el sector con mayor participación en el mercado laboral de Mendoza es el comercio (contiene al 19,3% de la población ocupada de la provincia), seguido por la industria manufacturera (10,2%), la agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca (9,8%), la enseñanza (9,4%) y la construcción (9,2%). Sin embargo, esas justamente son las actividades con menores expectativas de ampliar su planta de personal, según Manpower.

 

Las intenciones de contratación laboral en el país se debilitan en ocho de los nueve sectores económicos en la comparación interanual. Una pronunciada caída de 33 puntos porcentuales se pronostica en el sector de la construcción, mientras que los empleadores del sector de las finanzas, seguros y bienes raíces prevén una merma de 10 puntos porcentuales. 

Las expectativas de empleo caen ocho puntos porcentuales en el sector de la administración pública y educación, y siete puntos porcentuales en el sector del comercio mayorista y minorista, mientras que se registran disminuciones de cinco puntos porcentuales en la industria manufacturera y de los servicios. Por otro lado, los empleadores del sector de la minería estiman una mejora de tres puntos porcentuales.

 

Claves del mercado 

Andrea Ávila, CEO de Randstad para Argentina y Uruguay, una sociedad activa a nivel internacional dentro del dominio del trabajo temporal y de los servicios en recursos humanos, evaluó una brecha de dos puntos, en términos de crecimiento del PBI, hacia arriba o hacia abajo para hablar de crecimientos del empleo o, de lo contrario, de despidos.

“Para generar genuino empleo necesitamos un punto y medio o dos de crecimiento. Un mejoramiento de la actividad menor mantiene empleo y con una caída en los mismos niveles no va a haber una gran destrucción de empleo”, estimó Ávila.

“Se verán afectadas las industrias de consumo masivo”, indicó la CEO y explicó que lo que se esperan es “reducción de horas extras, menos bonos de productividad, adelantamiento de vacaciones y suspensiones”.

 

Igualmente, Bettina Schaller, directora de Asuntos Públicos del Grupo Adecco -compañía de recursos humanos con base en Glattbrugg, Opfikon, Suiza y conocida mundialmente por la publicación del Índice Global de Competitividad de Talento- evaluó a la informalidad en Argentina como uno de los principales desafíos a resolver. 

“El país está en una etapa de disrupción y necesita flexibilidad. Un trabajo que hacemos a nivel global es el de estudiar como los mercados laborales están acostumbrados a ciertas formas de trabajo y contratos que no van a alcanzar en el futuro. Un mercado de trabajo tiene que ser diverso y al mismo tiempo ofrecer elementos de seguridad para el trabajador”, comentó Schaller.

Finalmente, en cuanto a las competencias de los trabajadores, las directoras de ambas consultoras coincidieron en que el manejo de las tecnologías será fundamental en el futuro, pero lo principal será tener la capacidad de aprender y formarse de manera constante. 

Herramientas para el sostenimiento del mercado laboral

El subsecretario de Industria y Comercio de la provincia, Sergio Moralejo, reconoció que la crisis que atraviesa la Argentina desalienta la creación de nuevos puestos de trabajo, pero remarcó el esfuerzo que se ha hecho desde la provincia para revertirlo y asegurar el sostenimiento de las fuentes de empleo.

 

“Nos hemos propuesto desde el Gobierno Provincial el sostenimiento de las fuentes de trabajo en esta etapa. Probablemente tengamos un crecimiento en las fuentes de empleo vinculadas a la industria del conocimiento, es decir todo lo que está relacionado con la inversión en tecnologías", indicó el funcionario.

Por otro lado, para sostener el empleo el gobierno puso a disposición una serie de herramientas financieras para que las empresas continúen con sus plantas personales y, en algunos casos, incorporen más trabajadores.

Se trata de financiamiento a tasas razonables. El funcionario indicó que a partir de que el Banco Central elevó la tasa de referencia al 60%, las Pymes se vieron ante un problema “enorme de financiamiento”, que desde la provincia buscan resolver con la emisión de una línea por hasta 1 millón de pesos, a 18 meses, con tres meses de gracia, y con un interés del 16%, para ser destinado a incrementar el capital de trabajo.

Por otro lado, Moralejo destacó el lanzamiento del Bono Fiscal II por 2 mil millones de pesos que abrirá en octubre y que será “un gran incentivo, porque por cada peso que se invierta, el 50% se reintegra a través de un crédito fiscal”. 

 

Por otro lado, el subsecretario señaló que ayer mantuvieron una reunión conjunta con las autoridades del Ente Mendoza Turismo, empresarios del sector y comerciantes, y estos últimos se comprometieron a mantener precios competitivos con respecto a otras plazas del país. “El Turismo es un sector que puede crecer por las ventajas del tipo de cambio y el comercio espera beneficiarse con la llegada de extranjeros, advirtió Moralejo.

Finalmente, el funcionario señaló que se encuentran negociando un financiamiento con el Banco Nación para que, a través de la línea 600, las Pymes tengan acceso a un crédito con límites de 2,5 millones de pesos, a una tasa inferior al 30%.

Moralejo remarcó el esfuerzo fiscal que le permitió a Mendoza el lanzamiento de los dos Bonos y que hoy la provincia se encuentra con un trabajo preventivo ya hecho para conseguir el sostenimiento del empleo, sin negar que la crisis económica del país no es propicia para la generación del mismo. “Equilibrar el Presupuesto permitió poner a disposición de las empresas 4 mil millones de pesos para la generación de 2.000 puestos de trabajo con el Bono Fiscal I y tenemos buenas expectativas para el Bono Fiscal II”, afirmó.