Más Deportes Muy Tecno Jueves, 9 de agosto de 2018

Enterate cómo podés comenzar a jugar Fortnite en Android

Presentaron Note 9 y vino plagado de novedades sobre el juego de EpicGames. Además, una análisis del teléfono.

Por Redacción LA

Samsung no sólo rompe el mercado con sus teléfonos, la marca coreana presentó hoy el Galaxy Note 9 en Nueva York y aseguró que tendrá en exclusivo Fortnite, el videojuego que es furor en el mundo convirtiéndose de esta manera en los primeros terminales de Android en soportar el battle royale que causa sensación. Además, estos teléfonos de la compañía (Samsung Galaxy: S7/S7 Edge, S8/S8+, S9/S9+, Note 8, Note 9, Tab S3 y Tab S4) pueden ingresar ya a la fase beta del juego.  Para ello deben anotarsé acá.

El resto de los teléfonos de gama alta pueden ingresar en esta dirección y esperar que se libere la beta y la entrega de la APK

Características

En lo que al teléfono se refiere, el último retoño de la factoría surcoreana es, una vez más, el teléfono más completo y versátil del mercado. Sin embargo, la evolución respecto a modelos anteriores resulta relativamente escasa. La base construída con Galaxy S8+ fue tan buena que, un año y medio más tarde, tan solo han hecho falta unos pequeños retoques para volver a hacerse un hueco en lo más alto del podio.

 

Los principales cambios respecto a Note 8 y Galaxy S9+ se han centrado en la inteligencia artificial, el sistema de refrigeración, el S-Pen y la autonomía. En pocas palabras:

La batería crece hasta los 4.000 mAh de capacidad. O lo que es lo mismo: 700 mAh más que su predecesor y 500 mAh más que el Galaxy S9+. Suficiente para ganar varias horas de uso cada jornada.

El sistema de refrigeración disipa más calor. Al igual que en los ordenadores de escritorio, el calor generado por la CPU de un teléfono móvil, si no se disipa adecuadamente, puede afectar a su rendimiento a lo largo del tiempo. Para evitar esas caídas durante periodos prolongados de uso, el Galaxy Note 9 cuenta con un sistema de refrigeración tres veces mayor. De esta forma, el teléfono puede ofrecer su máximo rendimiento durante mucho más tiempo.

 

El Bluetooth llega al S-Pen. El característico lápiz táctil de la familia Note ahora cuenta con tecnología Bluetooth. Gracias a ello, ahora puede actuar como mando a distancia para la cámara de fotos y controlador remoto para YouTube, entre otros. Cualquier desarrollador que desee sacar partido de esta virtud, podrá hacerlo gracias al SDK que Samsung lanzará próximamente.

Inteligencia artificial para el rendimiento y la fotografía. El Galaxy Note 9 estrena un sistema de reconocimiento de escenas basado en inteligencia artificial. Puede detectar hasta 20 situaciones diferentes –y, en cada una de ellas, ajusta cada parámetro de forma individual–. También hace uso de la inteligencia artificial para gestionar con mayor eficacia el uso del procesador (y su consumo energético).

Además de las nuevas incorporaciones, el Galaxy Note 9 adopta y refina todos los elementos que ya disfrutábamos en el Galaxy S9+.

 

La pantalla conserva la **tecnología SuperAMOLED*, el HDR y la resolución QHD+, pero el tamaño aumenta sensiblemente hasta las 6,4 pulgadas. Pese a ello, las dimensiones totales del teléfono permanecen similares a las de su predecesor –gracias a una ligera reducción de los bordes superior e inferior–.

 

Los AR Emojis –emoticonos personalizados con el rostro de una persona– ahora son más personalizables y fieles a la realidad, aunque queda por ver si la detección de gestos faciales ha mejorado respecto al Samsung Galaxy S9+.

El procesador principal es un Exynos 9810, y está acompañado por 6 u 8 GB de memoria RAM (dependiendo de la versión escogida por el cliente). Sobre el papel, un dueto extremadamente solvente y poderoso.

Como no podía ser de otra forma, el Galaxy Note 9 vuelve a contar con certificación IP68 frente a polvo y agua, carga rápida e inalámbrica, NFC, Bluetooth 5.0, altavoces estéreo con Dolby Atmos, LTE de hasta 1,2 Gbps y los cuatro sistemas de geoposicionamiento habituales (GPS, Galileo, GLONASS y Beidou).

 

La cámara se hace inteligente

La cámara, al igual que el Galaxy S9+, abraza una configuración dual con las siguientes características:

Cámara principal: sensor de doce megapíxeles y lente con apertura variable entre f/1.5 y f/2.4.

Cámara secundaria: sensor de doce megapixeles, objetivo zoom capaz de realizar aumentos sin pérdida de calidad y una lente de apertura fija de f/2.4.

Grabación de vídeo en 4K, flash LED y cámara lenta hasta 960 FPS en resolución HD.

El planteamiento de esta configuración resulta bastante simple:

Si las condiciones lumínicas son positivas. El teléfono hará uso de la cámara principal y fijará la apertura en f/2.4. De esta forma, las imágenes tendrán algo más de nitidez.

Si las condiciones lumínicas son adversas. El teléfono hará uso de la cámara principal y fijará la apertura en f/1.5. Las imágenes tendrán algo menos de nitidez, pero serán mucho más luminosas.

 

Si necesitas ampliar una imagen. El teléfono pone a disposición de sus propietarios una cámara secundaria con el mismo sensor y la misma apertura f/2.4. La única diferencia es la distancia focal de la lente, que permitirá realizar zoom óptico de hasta dos aumentos sin pérdida de calidad.

 

Para optimizar los resultados en las diferentes escenas, tal y como comentamos antes, el Galaxy Note 9 hace uso de la inteligencia artificial. Sin embargo, esta no es la única aplicación de dicha tecnología. El nuevo teléfono de Samsung también la utiliza para detectar y alertar sobre posibles incidentes en una captura: parpadeos, sujetos borrosos, lentes sucias, etc.

Liberación de DeX

La inclusión de un sistema de refrigeración mejorado ha sido una de las claves de la liberalización de DeX, que ahora puede funcionar sin necesidad de una estación base (dock). Tan solo se requiere un cable HDMI-USB-C que comunique el teléfono con el monitor en el que se desee proyectar la imagen.

Las estaciones DeX cuentan con ventiladores que enfrían el teléfono mientras está conectado a la misma. Sin embargo, la mejora del sistema de refrigeración presente en el Galaxy Note 9 hace que este tipo de soluciones térmicas externas sean prescindibles.

 

Aquellos que deseen utilizar una estación DeX –por los puertos y la carga, principalmente–, podrán hacerlo sin problema. El Galaxy Note 9 también es compatible con las estaciones DeX que Samsung ya ofrecía a sus clientes.

 

A la venta

La precompra del Galaxy Note 9 comienza el día 9 de agosto, justo al finalizar el evento de presentación. Sin embargo, no será hasta el día 24 cuando los clientes comiencen a recibir las primeras unidades.