Policiales Miércoles, 18 de julio de 2018

Conmoción y misterio en las torres de San Juan y Siria por la muerte de una estudiante

Los vecinos llamaron a la Policía por un olor nauseabundo que salía del interior del departamento donde la joven vivía. Investigan qué pasó.

Por Nicolás Nicolli

Una joven de 20 años fue hallada muerta en su departamento ubicado en las torres de calles San Juan y Siria, de Ciudad. El cuerpo, que estaba dentro de la bañera del inmueble, tenía avanzado estado de descomposición, por lo que se presume que llevaba varios días allí. El fiscal a cargo de la causa no descarta ninguna hipótesis hasta el momento: investigan si la chica murió intoxicada por monóxido de carbono, si fue asesinada o si se quitó la vida.

Alrededor de las 14 de este miércoles, los vecinos de Karen Agustina Violi (20) alertaron a la Policía para dar cuenta de un olor nauseabundo que salía del interior del departamento, ubicado en el segundo piso de la torre A3, donde la joven vivía junto a dos compañeras.

 

Según el testimonio de los vecinos, Violi se había quedado sola en los últimos días luego de que sus compañeras viajaran por las vacaciones de invierno.

Al llegar al lugar, los efectivos rodearon el departamento, ya que era imposible ingresar por la puerta principal. En consecuencia, irrumpieron por la ventana del baño, donde la escena que los esperaba era devastadora: Karen yacía muerta en la bañera.

Si bien no había indicios de violencia a simple vista, la joven estaba inmóvil y en avanzado estado de descomposición, por lo que se presume que llevaba varios días sin vida.

Karen Violi estudiaba Educación Física en un instituto privado y era una apasionada del running, tal como se aprecia en su perfil de Facebook. Además se desempeñaba como RRPP de un conocido boliche en Dorrego.

Pese a que todavía no se estableció la fecha exacta del deceso, la última publicación de Karen en la red social antes mencionada data del domingo pasado, lo cual refuerza la teoría de que la muerte se habría producido en los últimos tres días.

 

Una deportista del Valle de Uco

Karen, una atleta apasionada, era oriunda del Valle de Uco y decidió mudarse a la Ciudad de Mendoza para llevar adelante sus estudios superiores. Eligió hacerlo junto a dos amigas en las torres de San Juan y Siria, hace alrededor de un año, según los vecinos.

En la llamada ‘ciudadela’ es común que grupos de jóvenes se muden sólo por estudios, debido al conveniente alquiler y ubicación céntrica. Desde entonces, Karen mantuvo buen vínculo con la vecindad, ya que varios destacaron “su simpatía y su alegría”.

En medio de la luctuosa noticia, una de las comerciantes recordó que en verano, la chica solía pasar las tardes tomando helado y estudiando en el área pública de la ‘ciudadela’, como los vecinos le dicen a las torres.

Sin embargo, algunos residentes no se enteraron de la muerte de Karen hasta que arribó Policía Criminalística al departamento. “No tenía idea, no sentí ningún olor. Me preocupé cuando vi a un policía mirando hacia arriba”, dijo una vecina.

Ante la consulta de Los Andes, el hermetismo se evidenció en los rostros de algunos residentes de la torre, quienes señalaron que sólo “la conocían de cara” a Karen, pero que nunca habían mantenido una charla con ella.

Contrario fue el caso de una comerciante de la zona, que aseguró que el sábado pasado fue la última vez que vio a Karen, cuando le compró medias finas.

“¿Con este frío vas a salir?”, le preguntó la comerciante, después de que la joven le dijera que iba a salir a bailar a un boliche. Es que, de acuerdo a conocidos, la muchacha era RRPP de un local bailable de Dorrego.

Dudas en la investigación

“Sentimos feo olor desde anoche y llamamos al 911”, señalaron dos vecinas que estaban reunidas en la planta baja del edificio donde vivía Karen. Ambas seguían esta tarde conmocionadas ante la noticia que había corrido como pólvora en la famosa ‘ciudadela’ de Capital donde, según sus residentes, “todos se conocen con todos”.

Minutos más tarde del hallazgo sin vida de Karen, una de las amigas que residía con ella llegó al lugar. “Estaba desbordada”, definió una vecina ante la escena que ocurría delante de sus ojos, mientras los forenses estudiaban cada rincón del departamento de la chica para determinar qué pudo haber ocurrido.

La estudiante yacía sin vida dentro de la bañera en avanzado estado de descomposición, por lo que se sospecha que llevaba varios días allí.

Una vez confirmado el hallazgo sin vida de Karen, el fiscal de Homicidios Carlos Torres se hizo presente en el lugar para investigar lo sucedido.

Hasta el momento, fuentes de la investigación indicaron a este medio que no descartan ninguna hipótesis en el caso de la chica: ni homicidio ni suicidio ni intoxicación por monóxido de carbono, por lo que las próximas horas serán cruciales para la definición.

Con Criminalística todavía trabajando en la torre, entre los vecinos reinaba un panorama de dudas acerca del desenlace fatal. Algunos descartaban que Karen se haya quitado la vida, algunos de ellos inclusive se inclinaban por la hipótesis de un asesinato.