Policiales Sábado, 30 de diciembre de 2017

Conmoción en Entre Ríos: la hija de 20 años de un policía confesó que mató a su ex

Nahir Galarza le sacó el arma reglamentaria al padre y le disparó al joven de 21 años. Un remisero encontró el cadáver tirado en la calle.

Por Télam

Una joven fue detenida anoche acusada de ser la que mató con el arma reglamentaria de su padre a su ex pareja de dos balazos en la ciudad entrerriana de Gauleguaychú, informaron fuentes policiales y judiciales.

Se trata de Nahir Galarza, hija de un policía local de nombre Marcelo Galarza, quien relató ante el fiscal Lisandro Beherán haberle disparado al joven con el arma reglamentaria de su padre, luego de haber compartido la noche en su casa y salir a pasear en moto.

Tras su declaración y quedar detenida, Galarza, fue trasladada a la sala 6 de Psiquiatría del Hospital Centenario, dado que se encontraba en estado de shock.
Fernando Pastorizzo (21) fue hallado ayer sin vida al lado de su motocicleta y con todas sus pertenencias intactas, cerca de las 5 de la madrugada.

Según los primeros datos de investigación el joven recibió dos disparos efectuados con una pistola calibre 9 milímetros, uno de los cuales ingresó en la zona del corazón con orificio de salida en la espalda.

Además, se encontró una vaina servida y un proyectil sin utilizar, mientras que se confirmó que los disparos fueron efectuados a corta distancia.

La ex pareja del joven, Nahir Galarza, relató anoche ante el fiscal Beherán que ambos jóvenes "compartieron la noche en el domicilio de la chica, y luego salieron a pasear en la motocicleta" de Pastorizzo, pero que por motivos que se investigan, Galarza sacó el arma de su padre y le disparó a su ex novio.

Según fuentes policiales, el episodio fue descubierto cuando un remisero que pasaba por el lugar observó el cuerpo tirado en la calle y con el rostro cubierto de sangre, por lo que alertó a los investigadores.

El remisero que encontró el cadáver contó que observó la moto caída "y al lado un muchacho en el suelo y otra persona agachada que supuestamente lo estaba ayudando".

El hombre explicó que, luego de dejar a un pasajero, regresó al lugar "para ver si podía ser de alguna ayuda".

"Ya no estaba en el lugar esa otra persona que había visto previamente junto al muchacho caído y que no pude determinar si era un hombre o una mujer, porque a esa hora todavía estaba oscuro, pero al lado de la moto caída había dos cascos. Esa segunda persona, cuando regresé ya no estaba ahí", indicó el remisero.