Fincas Sábado, 3 de marzo de 2018 | Edición impresa

Coninagro presentó un proyecto en defensa de las economías regionales

El proyecto de ley propone una reforma financiera. Advierten que muchos productores podrían desaparecer.

Por Redacción LA

Con el objetivo de mejorar la competitividad de las economías regionales, la Confederación Intercooperativa Agropecuaria Limitada (Coninagro) presentó ante la prensa, y prevé hacerlo frente a legisladores y gobernadores provinciales, un proyecto de Ley en defensa de los sectores agroindustriales de Argentina. 

El presidente de la entidad, Carlos Iannizzotto, mencionó que “con este proyecto de Ley buscarán propiciar un proceso participativo de carácter público/privado, que desencadene el potencial de las Economías Regionales, a través de un enfoque sistémico sobre las principales problemáticas”. 

En cuanto al camino que seguirá dicho proyecto, Iannizzotto mencionó que buscarán consenso con legisladores, gobernadores y demás funcionarios para que se instale la discusión sobre la situación crítica de las economías regionales y cómo hacer para que éstas puedan salir a flote. 

Según indicó, esta iniciativa nace debido a que las medidas que está tomando el Gobierno Nacional en cambios impositivos y laborales no repercuten y mejoran la competitividad de las economías regionales ni en el corto ni mediano plazo. Por ello, remarcó que “es necesario que se tomen medidas urgentes al respecto, porque en el camino más de un producto y economía desaparecerá. Todo esto en un marco en donde hoy estos sectores son altamente representativos para el país, ya que exportan cerca de U$S 4.500 millones, producen U$S 8.500 millones, generan 360.000 puestos de trabajo, y en total son 800 cooperativas con alrededor 120.000 productores”. 

Los sectores defendidos por la entidad exportan U$S 4.500 millones, producen U$S 8.500 millones y generan 360.000 puestos de trabajo en el país.

Antes de exponer sobre los cambios que proponen, Iannizzotto mostró un cuadro sobre la situación de cada uno de los sectores. En este marco, destacó la situación del vino y mosto, que ha perdido frente al atraso cambiario, la inflación, y el aumento de costos, lo que repercute en la caída del mercado interno y externo. Lo mismo sucede con el tabaco, que está viviendo una grave crisis y necesita diversificar la producción, la yerba mate, con precios estancados y la pera y la manzana, con crisis económica y drástica caída de productividad, entre otros tantos sectores.

Los únicos sectores que se expanden son el maní, los granos y los bovinos, que han recuperado stock y han mejorado su volumen de exportación. 

A este panorama, se le sumó la descripción de la situación económica del país expuesto por el profesional de Ecolatina, Lorenzo Sigaut Gravina, quien mencionó algunas variables por las cuales contempla que la situación no mejorará y describió un panorama desalentador. “Las economías regionales no ganan en este nuevo modelo económico iniciado a fines de 2015, a excepción de la agricultura extensiva”, comentó. 

En vistas a 2018, el experto consideró que el consumo total repuntará solo 2,1%, cuanto en 2017 lo hizo al 4,5% y la inversión crecerá interanualmente 6,7%. “Lejos están las estimaciones del gobierno de desembolsos muy importantes en el país. La inflación de este año terminará al orden del 21% y los salarios formales escalarán en similar porcentaje. En el caso del tipo de cambio -una variable fundamental para el sector exportador, sobre todo por el atraso durante el año pasado- se espera que llegue a fin de año a $ 21,3”, continuó. 

Bajo estos y otros parámetros es que el economista de Ecolatina señaló que las economías regionales necesiten el apoyo del Gobierno para poder sortear la problemáticas que hoy le restan competitividad y las dejan fuera de los mercados interno y externo.

Qué dice el proyecto de ley 

El primer punto que toca el proyecto es el del financiamiento, “ya que en Argentina el crédito solo representa el 14% del PBI, cuando en Brasil llega al 65% y en Chile el 80%”, remarcó Iannizzoto. 

“Las economías regionales necesitan una reforma financiera que incluya instrumentos orientados a la producción. Es necesario dar viabilidad a las Cajas de Crédito, porque permiten acceder a financiamiento a bajo costo. El sistema financiero debe dar acceso a garantías crediticias adaptadas a la situación de precariedad de las economías regionales con un sistema de Sociedad de Garantías Recíprocas específicas”, señaló. 

El proyecto también contempla la presión impositiva. El escrito establece la ampliación de los reintegros a las exportaciones y la reducción de cargas sociales, considerando la adecuación de los periodos fiscales a las campañas productivas de cada sector. Además, disminuye el IVA al 10,5% y pide mayor cobertura de los convenios de corresponsabilidad gremial. 

El cuarto punto propone un Fondo Compensador de Costos Logísticos para disminuir los costos que deben enfrentar los productos para llegar a puerto. En cuanto a infraestructura, se plantea la creación de un Plan de Vivienda Rural. “Hay que superar el aislamiento actual de la ruralidad con un desarrollo de la conectividad a través de la red de telefonía móvil e internet, innovando en el financiamiento de estos emprendimientos que hoy tienen escasa o nula rentabilidad”, apuntó. 

Por último, Iannizzotto detalló que el proyecto establece un seguro de siniestros climáticos, asociativismo y educación.