Policiales Miércoles, 7 de marzo de 2018

“Conchy”, la chilena que dejó todo por amor y encontró la muerte en Mendoza

Concepción Arregui Moreno vendió su casa y dejó su familia y su trabajo para radicarse en Mendoza junto a Roberto Luis Audano.

Por Gabriela N. Sánchez

La búsqueda de la chilena Concepción Arregui Moreno empezó hace un mes y terminó hoy cuando el marido de la mujer confesó que la había asesinado y tirado su cuerpo en una quebrada de Potrerillos.

Por el momento, el hombre está imputado por “homicidio calificado” y los investigadores están buscando los restos de la mujer en la zona señalada por el detenido.

Conchy”, como le decían sus amigos, tenía 59 años y era corredora de seguros. Sus padres habían fallecido y no tenía hijos ni hermanos. Su familia más cercana eran sus primos y sobrinos, entre ellas dos actrices muy conocidas en Chile (Carolina Arregui y Mayte Rodríguez). Hace cuatro años decidió vender todos sus bienes en el país trasandino y radicarse en Argentina por amor.

La mujer dejó todo y se vino a vivir con Roberto Luis Audano (70) a una casa en Las Compuertas de Luján de Cuyo porque los hijos y nietos del hombre viven en Mendoza. Después de varios años, formalizaron la relación y pasaron por el Registro Civil en octubre de 2016.

Concepción tenía comunicación casi diaria con sus parientes chilenos. Tenían un grupo de primos en WhatsApp en el que se contaban las novedades y compartían momentos de la vida cotidiana.

El 5 de febrero, fue la última vez que ella hizo publicaciones en Facebook y que habló con familiares. A partir de ese momento no supieron nada más de ella.

Ante la denuncia de pedido de paradero radicada en Chile, comenzó la investigación en Mendoza. En sus primeras declaraciones, Audano dijo que el 5 de febrero llevó a Concepción a la terminal de ómnibus de Mendoza con dos valijas para que viajara a Chile y que no tenía pasaje. Pero las cámaras de seguridad nunca ubicaron a la chilena en las cercanías del inmueble de Guaymallén. 

Esta fue la primera señal de alarma. Los familiares de Arregui aseguraron que esa no era una conducta normal en Conchy. “Nadie en su entorno tenía noticias de que fuera a realizar este viaje. No es lo usual que realizara este tipo de movimientos sin comentarlos con nadie, mucho menos que cortara contacto de esta manera con todas las personas con las que solía comunicarse a diario”, precisaron hace unos días en un comunicado. El misterio se acrecentó cuando la PDI confirmó que la chilena nunca cruzó la frontera. Los últimos movimentos en el paso fronterizo Los Libertadores databan de diciembre, cuando Concepción fue al cumpleaños de una amiga.

Según los medios chilenos, Concepción y Roberto estaban en pleno proceso de separación y ella quería vender su vivienda en Mendoza. “Nosotros sabíamos que estaba atravesando un momento sentimental difícil, pero estaba muy fuerte", detallaron los familiares.

Las cadenas y publicaciones pidiendo datos sobre el paradero de la mujer se viralizaron en las redes y alcanzaron las pantallas de los medios nacionales de ambos países en cuestión de días. Así la angustia y el desconcierto fue ganando terreno en los allegados de Conchy.  Pero finalmente ayer, el marido de la chilena se presentó a la policía y dijo que había asesinado a su esposa. El hombre está detenido e imputado por “homicidio calificado” y los pesquisas están buscando los restos de Concepción en Potrerillos.

 

Ayuda compartiendo! Es un click que vale la pena #tebuscamosconchy

Una publicación compartida de My Social Prism (@mysocialprism) el