Policiales Jueves, 14 de marzo de 2019 | Edición impresa

Con un “plan perfecto” robaron $ 400.000 de una financiera en San Rafael

Ladrones ingresaron por un hueco en el techo del local ubicado en pleno centro del departamento provincial.

Por Gonzalo Villatoro - gvillatoro@losandes.com.ar

Un robo perfectamente ideado y ejecutado sin fallas tuvo como blanco a la Organización Russo en San Rafael. Los delincuentes bajaron por un boquete en el techo a la sala de la caja fuerte, desactivaron la alarma, reventaron la caja de seguridad, tomaron 400.000 pesos en efectivo más algunos valores y desaparecieron. El atraco lo perpetraron el domingo por la madrugada.

Por el nivel de complejidad con que ejecutaron el robo, y en particular por la precisión con la que actuaron, tanto investigadores como propietarios están convencidos de que los delincuentes tenían información más que detallada.

 

“Desde que pudieron entrar, un minuto les tomó desactivar la alarma y romper las cámaras y después se dedicaron a trabajar con total tranquilidad”, reconoció Ariel Russo, uno de los titulares de la firma.

Céntrica. La financiera, ubicada en calle Godoy Cruz al 200, fue “visitada” de madrugada por ladrones | Roberto Salvadores / Los Andes

En el local ubicado en calle Godoy Cruz 214 funciona una financiera pero además es el centro donde convergen los distintos emprendimientos de la familia: hoteles, negocios inmobiliarios, entre otros.

Los ladrones ingresaron por el techo. Lograron levantar una chapa y después realizaron un agujero en el cielorraso para bajar directamente en la sala donde está instalada una gran caja fuerte. Si bien la alarma se activó al instante, los delincuentes fueron inmediatamente hasta la central y la destrozaron. Acto seguido, hicieron lo mismo con las cámaras de video vigilancia.

Durante la ejecución del robo, personal del sistema de monitoreo de alarmas estuvo rondando el lugar, dio aviso y después se retiró del sitio porque no notaba nada raro. Al cabo de unas horas ya dieron el alerta de manera formal porque la alarma no se conectaba a la red de monitoreo.

 

“El golpe fue muy preciso porque la habitación donde está la caja fuerte no es de acceso público y bajaron justo encima de la caja de seguridad”, dijo Russo en diálogo con Los Andes.

Y luego afirmó: “Las oficinas son el centro neurálgico, por ejemplo, parte del dinero era del cobro de los alquileres que se guardó el fin de semana y el lunes lo íbamos a ir a depositar a primera hora, como hacemos siempre. Acá alguien nos entregó o tuvieron inteligencia previa”.

Los ladrones ingresaron a las oficinas de Organización Russo S.A. encapuchados, con guantes y con herramientas para cortar el metal y acceder a una de las secciones de la caja de seguridad, justo en la que estaba el efectivo y también algunos cheques.

“La caja fuerte es grande y se las bancó bastante bien; estoy convencido de que se quedaron sin disco y por eso no pudieron seguir cortando”, comentó el empresario.

Aunque no se ven las caras, hay pequeños indicios físicos a partir de los segundos que filmaron las cámaras de vigilancia del local hasta que las destruyeron.

“Se ve cuando se descuelgan del techo, y otra los alcanza a tomar desde un ángulo más alejado pero también se ve”, indicaron fuentes allegadas a la investigación.

 

“Hemos sufrido la rotura de vidrios otras veces y tres intentos de robo e íbamos haciendo arreglos para mejorar la seguridad. Esta es la primera vez que nos pasa algo de esta magnitud”, se lamentó Russo.
 

Claves

Los ladrones actuaron de madrugada. Ingresaron por el techo, levantaron una chapa e hicieron un boquete en el cielorraso. Así bajaron directamente en una sala donde estaba la caja fuerte.

 

La alarma se activó al instante pero los delincuentes la rompieron. Luego dañaron las cámaras de seguridad. 
 
Encapuchados, con guantes y herramientas, cortaron el metal de la caja de seguridad y robaron la jugosa suma.