Más Deportes Viernes, 9 de noviembre de 2018

Con la magia de Banini, el sueño de ir al Mundial está a un paso de concretarse

La mendocina es la capitana de la Selección que ayer goleó a Panamá en el Repchaje para Francia 2019. Fue sensación y clave para el triunfo.

Por Por Analía Cuccia Baidal- acuccia@losandes.com.ar

La gran convocatoria que tuvo ayer el partido por el Repechaje para el Mundial de Francia 2019 de fútbol femenino en cancha de Arsenal de Sarandí superó expectativas. El estadio estuvo colmado y contó con la presencia de Lionel Scaloni y su ayudante Walter Samuel, además del aliento del jugador de Independiente Martín Benítez.

Y no es para menos, porque lo que se juega el elenco nacional en esta llave es superlativo. En este equipo una de las figuras fue Estefanía Banini, quien pese a su lesión de rodilla que en principio le hizo dudar sobre su continuidad en el fútbol, se recuperó de manera óptima y jugó durante los 90 minutos y adicionales.

 

Si bien le taparon el penal a los 8 minutos, fue clave en el armado del juego de este equipo, asociándose por la izquierda con Bonsegundo para potenciar las llegadas con Larroquette.

La mendocina fue además destacada por su destreza y habilidad con la pelota. Porque lo que le dejó el fútbol de salón en su formación de niña en el Cementista, cuando jugaba con varones, lo plasmó en la jugada de gol del 3-0.

Banini se lució

Y es que la gambeta la tiene a flor de piel. Control absoluto a la hora de eludir a las rivales panameñas. De allí que dejó la admiración a quienes no la conocían hasta ese momento. Y ellos, Estefanía les mostró que la gambeta es su costumbre. De allí que fue en el Sudamericano sub 20 en Colombia donde se ganó el mote de La Messi argentina. Y en otro partido internacional, Copa América Ecuador 2014, se hizo viral su juego desafiante frente a las Brasileñas.

 
Banini, Copa América Ecuador 2014

“La Chuky” como en algún momento se la denominó por sus diabluras en el campo de juego, cuando jugaba en Las Pumas, tiene victorias en Copas Libertadores con el Colo Colo. Y no por nada estuvo por varias temporadas en la mejor liga del mundo, la NWSL con el Washongton Spirits.

La actual capitana de la Argentina hizo delirar anoche a un estadio repleto, que contó con la presencia del actual técnico de la Selección masculina Lionel Scaloni y su ayudante de campo Walter Samuel.

Este duelo es histórico no solo por la gran convocatoria, sino por tratarse de un equipo que creció como tal desde la Copa América en Chile, torneo que fue una bisagra para las chicas. Terminaron terceras, siendo un elenco que llegó con poco tiempo de preparación, motivo -entre otros- por el cual sus figuras reclamaron mayor atención de la AFA.

Como consecuencia, la Selección actual obtuvo mejoras en sus condiciones. Con más amistosos jugados previo a este partido decisivo mostró que tiene enorme potencial y futuro. Buscará el próximo martes en Panamá cerrar un nuevo capítulo con el cual será motor para el futuro del fútbol femenino en el país.

Ayer las chicas conducidas por Carlos Borello vencieron 4-0 a un Panamá que contó con un equipo con mayoría sub 23. Este resultado les permitió una amplia ventaja para definir la llave de visitante y soñar con ir al Mundial. Este, sería el tercero en la historia de la Selección Argentina, ya que en el Estados Unidos 2003 y China 2007 la Albiceleste participó del certamen ecuménico. Allí quedó eliminada en la primera ronda, en las dos ocasiones.

El festejo tras el 4-0

Para Mendoza este posibilidad mundialista significaría otro nombre en su historial, dentro del fútbol femenino. Sumandosele al de otra mendocina que formó parte de la Selección Argentina, que fue por primera vez a un Juego Olímpico. Gimena Blanco es campeona del único Sudamericano que ganó la Argentina en el 2006, tras derrotar a Brasil por 2-0. Y es la única mendocina que participó de Pekín 2008.

El próximo martes será la revancha y la Argentina estará a un paso del Mundial de Francia 2019. Todos estaremos apoyando a un grupo de chicas que luchan a diario por poner a la Argentina entre los mejores de Sudamérica y del Mundo, tomando en cuenta que se trata de fútbol amateur, que lucha por ser profesional.