Arquitectura Miércoles, 5 de diciembre de 2018

Cómo convertir su hogar en una casa inteligente

Automatizar procesos y funcionalidades en las tecnologías hogareñas es una tendencia cada día más masiva.

Por Compilación de la información: Arq. Carlos A. Grisolía, arqgrisolia@cetarq.com.ar

La tecnología arremete intempestivamente en los electrodomésticos hogareños para hacernos menos complicada la vida y programar las tareas domésticas a nuestra voluntad. Por ejemplo, controlar el microondas con el celular, generar una escena especial con las luces, subir o bajar las cortinas, encender el aire acondicionado o una hornalla de la cocina, y todo por Bluetooth o conexión WiFi a Internet, desde cualquier lugar donde uno se encuentre.

Para automatizar algunos procesos o tareas domésticas solo se deben que incorporar algunos dispositivos al funcionamiento diario y común de la vivienda. Esas tecnologías están disponibles y solo es necesario el asesoramiento de un experto para sumar inteligencia a tu hogar y vivir mejor.

La domótica argentina avanzó mucho en los últimos tiempos y hoy contamos con una oferta interesante de soluciones y productos para viviendas y oficinas. Cada vez más aparatos y aplicaciones ofrecen múltiples funcionalidades por menos dinero que en el pasado. Además, gracias a la evolución tecnológica, son más fáciles de usar y de instalar.

Cómo transformar una vivienda en una casa domótica

La ventaja principal es dejar en manos de la tecnología ciertas tareas que nos permitan ahorrar energía y tiempo, beneficiándonos a la vez, con mayor seguridad y confort. El punto de partida está en apuntalar el cambio desde el factor “smart” en las tecnologías que se agreguen a la vivienda u oficina. Simplemente, que puedan conectarse a Internet o interactuar con otros dispositivos a través de Bluetooth.

Consejos para tener una casa inteligente

Es muy importante informarse antes de empezar a comprar artefactos domóticos o inteligentes, en cuanto a su compatibilidad y conexión. Algunos consejos:

-Planificación y largo plazo: si se va a construir o remodelar, se puede incluir en el presupuesto la domotización del hogar. Si bien aumenta en un porcentaje razonable el costo de la edificación, esta inversión inicial se amortiza en menos de 10 años y permite ahorrar energía en un 20 por ciento. Además, agrega valor a la propiedad en caso de venta.

-Adaptación progresiva: no es necesario que se haga toda la automatización de una sola vez, el proceso se puede hacer de forma escalonada. Lo bueno es que la mayoría de los sistemas están pensados para agregar módulos de forma progresiva: por ejemplo, se puede empezar por las luces y persianas y luego ir adquiriendo los electrodomésticos compatibles uno a uno.

-Compatibilidad: es una gran ventaja pensar estratégicamente qué sistemas se van a utilizar para conectar los electrodomésticos entre sí. Apple, Google y Samsung ofrecen distintas alternativas prácticas de buena calidad que suelen ser compatibles con todos los artefactos inteligentes del mercado.

-Conexión: suele ser uno de los mayores problemas a la hora de llevar a cabo la tecnologización del hogar es la red inalámbrica. En la mayoría de los casos las viviendas más antiguas tienen mala recepción y para ello será necesario hacer ajustes antes de instalar un sistema domótico.

Funciones para una casa domótica

Una vez realizados el diseño y la estrategia de domotización, se debe definir qué funciones incluir en el sistema. Por ejemplo:

-Iluminación inteligente. Una de las primeras cosas que las personas automatizan al tecnologizar su hogar son las luces. Para ello, es clave saber que hay luces con funciones muy diversas y cuestiones técnicas que hay que contemplar, como focos que solo necesitan conectarse para funcionar de manera automática, aunque hay algunas opciones con sistemas de instalación más complejos que ameritan otras consideraciones.

Otro punto a definir es cuantos ambientes se van a automatizar, ya que estos focos son algo costosos. Quizá no tenga sentido hacerlo en el baño o en la cocina, pero sí en la habitación o en la entrada de la casa, para ganar seguridad.

-Sistemas de calefacción. Contar con un sistema de calefacción automatizado puede ser un gran aliado para el bienestar. Permite ahorrar energía y, a la vez, mantener los ambientes cálidos cuando se necesitan. Para ello existen medidores o reguladores de energía inteligente que pueden conectarse a cualquier mecanismo de calefacción, ya sea eléctrico, a gas o por fluidos líquidos. Además de usar los controles para prender o apagar la calefacción cuando se está alejado de la vivienda, se puede usar la plataforma domótica para controlar la temperatura usando sensores para determinarla. Estos sistemas integran lo que se llama climatización y hacen que los distintos ambientes tengan exactamente la temperatura que deseamos sin desperdiciar energía.

-Sistemas de seguridad. Una de las aplicaciones de domótica más buscadas es la que apunta a la seguridad. Este tipo de plataforma permite crear esquemas de vigilancia, bloqueo de puertas, alarmas y mucho más. Si bien la instalación puede ser algo más costosa, se amortiza a largo plazo, especialmente en áreas inseguras donde el riesgo de robo es mayor. Estos sistemas de seguridad inteligente para el hogar incluyen:

Controles de intrusión.

Cierre automático de puertas y ventanas.

Alarmas inalámbricas.

Cámara de vigilancia WiFi.

La mayoría se pueden controlar desde el teléfono, con lo queda garantizado recibir notificaciones ante cualquier evento que acontezca en el hogar mientras no están los moradores, sin importar qué tan lejos se encuentren.

-Cocina y lavado. Gracias a la tecnologización se pueden abrir, cerrar, apagar, encender o regular muchos electrodomésticos. Hay cafeteras, microondas, tostadoras y lavarropas con WiFi que permiten automatización de funciones. Por ejemplo, se puede conectar la cafetera al sistema para que se encienda a la mañana y encontrar el café recién hecho o encender el lavarropas mientras cuando los moradores salgan para no escuchar el ruido. Las aplicaciones son múltiples y están al alcance de un click.    

-Accesibilidad. Uno de los grandes logros del uso de tecnología domótica es que facilita el manejo de ciertos elementos del hogar a personas con discapacidades o a adultos mayores con una movilidad restringida. Además, permite ofrecer servicios de asistencia y cuidados a distancia, mejorando la calidad de vida.

-Entretenimiento. También encontramos un uso más relacionado al entretenimiento. Entre los ejemplos más usuales podemos encontrar sistemas de sonido completamente automatizados, intercomunicadores o tecnologías de reproducción automática de contenido audiovisual en el ambiente adecuado. En todo lo que es audio y video hay una fuerte tendencia hacia soluciones inteligentes.