Mundo Club House Lunes, 28 de mayo de 2018

Cocinas shabby chic: la armonía en la fusión de estilos

Si sos romántica y nostálgica, este estilo seguro te encantará. Animate a usarlo en tu cocina.

Por Redacción CH

Son muchos los estilos que podés optar para elegir la decoración de tu cocina, evidentemente este será el que más se apegue a vos. Una de las opciones que está volviendo a ser  usada actualmente, es el estilo shabby chic. Esta expresión decorativa es una mezcla entre lo rústico,  vintage y elegante. Se remonta a la época de las grandes casa de campo de Gran Bretaña, los colores pasteles eran los que predominaban, junto con el blanco.

Con esta tendencia se crean cocinas acogedoras y divinas. Son muchas las características que lo definen, recreando una atmósfera encantadora y femenina, con integración armónica e identidad. Las tonalidades claras que predominan en este estilo como el verde, rosa, celeste o amarillo, hacen que la cocina luzca más iluminada. Incluye similitudes con lo vintage, debido a que muchos de los elementos decorativos que se usan son antiguos y pueden conseguirse en casas de antigüedades o remates. Si querés que tu cocina se asemeje a los cuentos y películas basadas en novelas de Jane Austen, y dar un viaje en el tiempo cuando entrés en ella, seguí estos consejos y disfruta del estilo shabby chic.

USÁ LA MADERA PARA LOS ALMACENAMIENTOS

Si querés darle este estilo a tu cocina, la madera debe ser el material que predomine en ella. Aunque en la tendencia shabby chic, los  muebles suelen estar pintados con tonos pasteles, también podés optar por su lado rústico y dejar la madera en su color y estado natural, para que tenga un efecto real de envejecimiento. Podés incluir los colores claros en las paredes y accesorios, así como en las flores, cuya característica proviene de esta tendencia y la refuerza.

ELEGÍ ACCESORIOS QUE DEN EL TOQUE VINTAGE

Dale el toque vintage a tu cocina para completar el estilo shabby chic con los accesorios que incluyas. Podés optar por relojes, floreros, telas o almohadones con estampados llamativos, ollas, teteras, lámparas, sillas y más, todo con esta temática. Los encajes para manteles y cortinas, le aportan aún más un aire antiguo pero con mucho glamour y femineidad. Lo mejor es que nunca serán suficientes, algo muy representativo de este estilo es que tendían a sobrecargar con muchos elementos decorativos y abarrotar cada espacio.

UTILIZÁ MUEBLES DE ASPECTO DESGASTADO

Otra característica importante que debés tener en cuenta en una cocina estilo shabby chic, son los muebles. Como ya mencionamos anteriormente, los colores pasteles predominan. Mesas, sillas, mesones y alacenas de colores rosados, azules, amarillos, verdes y blanco. Estos son comúnmente de madera con un estilo desgastado, que acentúa un poco más el lado vintage de esta tendencia. Cestas y jaulas decorativas para recrear mejor la atmósfera.

AGREGAR FLORES ES FUNDAMENTAL

Si querés completar el estilo y darle un auténtico look a tu cocina, no podés olvidarte nunca de las flores. Ellas forman parte fundamental en esta decoración, suelen ser por lo general flores de jardín de colores claros o blanco preferiblemente, las más utilizadas son las rosas. Se colocan como pequeños montones mullidos en distintos jarrones y puede haber varios en la habitación. También es válido combinar con plantas que aporten el toque verde y  hagan lucir el ambiente más cercano y acogedor.

COMPLETÁ EL ESTILO CON CANDELABROS SOBRE LAS ISLAS

Este es el vivo ejemplo de una cocina shabby chic moderna, si bien no está abarrotada de elementos decorativos como suelen estarlo, cumple con todas las normativas para seguir esta tendencia. Una de ellas es la iluminación, esta consta básicamente de una o más lámparas, esto dependiendo del espacio, posadas justo encima de la isla o de la mesa principal. Generalmente se utilizan lámparas de techo de cristal o candelabros ostentosos, pero también pueden ser un poco más sencillas con un bombillo que irradie luz siempre desde el centro de la habitación.

MEZCLÁ LO SHABBY Y LO CONTEMPORÁNEO EN UN SOLO ESPACIO

Que quieras incluir este estilo en esta área de la casa, no quiere decir que todo tiene que ser vintage, podés jugar a mezclar con elementos modernos. Incluí diversos accesorios que den el aire antiguo que buscás, con otros tantos más contemporáneos como las sillas. En esa época, estuvo de moda los colores llamativos en los electrodomésticos, como esta heladera rosa pastel. Si lográs conseguir alguno usado pero que esté en buenas condiciones, no dudés en incluirlo, será el elemento principal de tu cocina. Otro tip que puede ayudarte aún más a implementar el estilo, son los pisos en blanco y negro. Podés conseguir este efecto con los cerámicos o con algo más económico como los pisos laminados.

USÁ LOS MUEBLES CON MOLDURAS

Es típico de las cocinas shabby chic usar muebles y hasta paredes con molduras. Este acabado, se utiliza para rememorar el estilo rústico y campestre, además de aportar un toque de elegancia al espacio. Una gran diferencia entre la decoración de una cocina rústica de muebles con molduras, y una shabby chic, es que la primera suele ser de colores oscuros en la madera y en la segunda predomina el blanco. Recordá que si preferís pintar de este color tus muebles, podés incluir otra tonalidad pastel en el resto de la decoración con otros elementos.